Trasladarán cerebro del Metro al C5; sindicato advierte que no funcio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Gob CDMX

Invierten 39.6 mdp en traslado del “cerebro” del Metro al C5; sindicato advierte que no será operativo

Fernando Espino, líder del sindicato del Metro, manifestó su rechazo a la instalación del PCC I en el edificio del C5 al considerar que no será operativo.
Gob CDMX
Comparte

Con una inversión de 39 millones 616 mil pesos provenientes del Fideicomiso Maestro Irrevocable de Administración y Fuente de Pago (FIMETRO), el Sistema de Transporte Colectivo (STC) instalará en el C5 de la CDMX su Puesto Central de Control (PCC I) que en enero de 2021 fue consumido por las llamas.

De acuerdo con el contrato bianual SDGM-GOM-AD-2-19/21 que el Metro firmó con la sociedad mercantil Consultoría Metropolitana de Ingeniería S.A. de C.V, los trabajos correspondientes a la obra civil que empezaron el 1 de diciembre pasado deben entregarse este 31 de mayo.

Se trata de un contrato otorgado por adjudicación directa que incluye, de acuerdo con el calendario de obra y anexos de este, todas las adecuaciones necesarias dentro del C5 que permitan la instalación de los equipos del PCC I, así como la construcción de las trayectorias y suministro del cableado para su enlace con la estación Candelaria de la Línea 1.

Para el 2021 se autorizó ejercer 5 millones de pesos y para este 2022, los restantes 34 millones 616 mil pesos.

También puedes leer: 15 meses después, aseguradora paga mil mdp por incendio en ‘cerebro’ del Metro en CDMX

“Para cubrir las erogaciones que se deriven del presente contrato se autorizó la inversión correspondiente a la obra pública objeto de este instrumento mediante el oficio SGAF/DF/GP/3339/2021, de fecha 17 de noviembre de 2021, emitido y autorizado por la Gerencia de Presupuesto del STC debido a que existe presupuesto (…) de conformidad con la partida presupuestal número 6261 con recursos correspondientes al Fideicomiso Maestro Irrevocable de Administración y Fuente de Pago (FIMETRO)”, se detalla en el contrato del cual Animal Político tiene copia.

Este medio buscó al Metro para conocer detalles de operación del nuevo espacio estratégico del STC; sin embargo, señalaron que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informará en un evento próximo.

No será operativo

Pese a que todo está listo para el traslado, Fernando Espino, líder del sindicato del Metro, manifestó su rechazo a la instalación del PCC I en el edificio del C5 al considerar que no será operativo. 

“El traslado del PCC I al C5 no se justifica por ningún motivo. Ni técnico, ni laboral, ni económico”, expuso el 15 de febrero al director del Metro, Guillermo Calderón, en un oficio del cual se tiene copia.

“Si bien el argumento de las autoridades del STC en cuanto a que resulta más económico utilizar un espacio disponible dentro del edificio del C5 que construir un edificio nuevo para albergar el PCC I en instalaciones propias pudiera ser correcto; sin embargo, no es una justificación suficiente para la elección de la instalación en ese sitio por todas las complicaciones que pueden generarse a largo plazo, además de que se pueden utilizar edificios e instalaciones con las que cuenta el Sistema de Transporte Colectivo, pues la instalación de cableado ya existe”, subraya Espino.

En el oficio CEN 37/2022, el líder del sindicato enlistó al director del Metro, Guillermo Calderón las razones técnicas, laborales y económicas que conlleva el traslado del Puesto Central de Control (PCC I) a un complejo externo.

Por ejemplo, el trasladar únicamente a los Reguladores de Control de Tráfico de Trenes y no a los Reguladores del Puesto de Despacho de Carga, lo que pondría en riesgo la transportación segura de los usuarios, trabajadores y de la infraestructura en general.

“Es de hacer notar que, en condiciones normales, las comunicaciones entre Reguladores de Control de Tráfico de Trenes y Reguladores del Puesto de Despacho de Carga se realizan a través de diversos medios de comunicación telefónica, pero cuando estos medios fallan, ambos grupos de trabajadores continúan con comunicación verbal, dado que laboran en el mismo edificio, en el mismo piso y a unos cuantos metros de sus respectivos tableros de control, condiciones que les permiten reanudar la operación segura de la línea o líneas afectadas”, explicó Espino al director del Metro en el oficio enviado en febrero pasado.

Por condiciones de seguridad, añade, resulta estratégico que ambos grupos laboren en las mismas áreas porque “de no hacerlo así, se corren riesgos muy delicados durante la prestación del servicio”.

Instalar el PCC I en el inmueble donde se encuentran los monitores de todas las cámaras de vigilancia de la CDMX y el servicio Locatel tampoco es favorable ni representa ninguna ventaja operativa porque los protocolos del Sistema de Transporte Colectivo (STC) son completamente distintos, además de que el espacio que se le asignó a la sala operativa no cumple con los estándares técnicos, ergonómicos y funcionales necesarios.

“Depender de un órgano ajeno al Sistema obstaculizaría, además, las posibles modernizaciones a los equipos, reorganizaciones operativas o administrativas del personal, ya que se dependería de la autorización de la administración del C5 para llevarlas a cabo”, según el líder del sindicato del Metro.

Por ello, mantener el PCC I en la sede del Metro, en el complejo de Delicias, deberías ser la opción, por ejemplo, aprovechando los dos primeros pisos del edificio central donde se ubican algunas áreas administrativas, hacer uso del inmueble que opera como comedor de los trabajadores o bien, instalarse en el edificio continuo donde se ubica el PCC II.

Otras opciones que proponen es la estación Zaragoza, de la línea 1, que cuenta con dos edificios espaciosos o bien, apostar por la instalación de un Puesto Central de Control por línea, igual como operan las líneas A y 12, las líneas férreas del sistema, y que podrían acondicionarse en las estaciones terminales de cada una de ellas.

La mudanza

El sábado 9 de enero de 2021, un cortocircuito, según concluyó la Fiscalía General de Justicia capitalina (FGJ), inició un incendio en el sótano del inmueble sede del Metro desde donde se controlaba la operación de seis de las doce líneas que conforman la red del Metro.

El fuego consumió, entre otras áreas y oficinas administrativas, el PCC I en donde se encontraban todos los equipos de operación y comunicación, con los que comenzó a operar el Metro en 1969 cuando se inauguró, por lo que ahora deberá acondicionarse un nuevo espacio para su funcionamiento el cual se decidió que será en el C5 de la Ciudad.

De acuerdo con el programa de obra, al cual se tuvo acceso a través de la Ley de Transparencia, para el 31 de mayo, cuando los trabajos deben ser entregados, el espacio destinado para la operación del Metro estará prácticamente listo para iniciar su operación, solo quedará pendiente la instalación de los tableros de control y demás equipos necesarios para dar seguimiento puntual a los viajes y trayectorias de los trenes.

Los casi 40 millones de pesos destinados para esta labor incluyen: la habilitación de áreas administrativas, instalación de ductos para alojar cableado de fibra óptica para generar la comunicación de las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6 con el nuevo PCC y todo el equipamiento que incluye escritorios, libreros, sillas, sillones, pantallas, entre otros.

Avances y pendientes

El FIMETRO se creó y formalizó en 2014, después de que el 13 de diciembre de 2013 la tarifa del Metro pasara de los 3 a los 5 pesos.

Según se comprometieron las autoridades de ese entonces, encabezadas por Miguel Ángel Mancera quien era el jefe de Gobierno, los recursos que se obtuvieran por el incremento en el boleto del Metro se trasladarían a este fideicomiso para que con ese dinero se llevaran a cabo nueve acciones de mejora al STC.

Comprar trenes para la L1 y L12, dar mantenimiento a convoyes, mejorar tiempos de traslado, intervenir la Línea A y modernizar los torniquetes eran algunos de los compromisos que se asumieron en 2013.  

A poco más de ocho años del incremento a la tarifa no se han cumplido en su totalidad.

Hasta el 30 de septiembre de 2021 -último reporte público que el Metro ha hecho del uso de los recursos del FIMETRO- por el alza al costo del boleto del Metro en diciembre de 2013, se han obtenido recursos por 19 mil 534 millones 877 mil pesos, de ellos, se han gastado 18 mil 382 millones 954 mil pesos para la ejecución de los nueve compromisos.

De lo erogado, 5 mil 587 millones de pesos se han destinado a la reparación de 105 trenes que se encontraban fuera de servicio; 4 mil 707 millones de pesos se han invertido en la mejora de los tiempos de recorrido en las líneas 4, 5, 6 y B mediante la modernización del sistema de tracción-frenado de 85 trenes que están en operación; 2 mil 881 millones más para la compra de 45 nuevos trenes de la Línea 1 y 2 mil 548 millones en el mantenimiento de los 45 trenes que dan servicio en la Línea 2 del Metro.

En la renivelación de las vías de la Línea A, que corre de Pantitlán a La Paz, por ejemplo, se han destinado 685 millones 539 mil pesos a pesar de que los problemas en esta línea son constantes.

Cabe destacar que en días pasados, por problemas en el suministro eléctrico, los usuarios fueron desalojados y tuvieron que caminar sobre las vías, ya que el servicio quedó suspendido en cuatro estaciones.

De hecho, tras los sucesos, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció una inversión federal de 5 mil millones de pesos para modernizar de forma integral esta línea férrea, la cual incluirá la compra de 10 nuevos trenes exclusivos para esta línea.

Del FIMETRO también han destinado mil 320 millones de pesos en la renovación de la Línea 1, 506 millones en la modernización del sistema de torniquetes y generalizar el uso de la tarjeta recargable y 145 millones en la reincorporación de 7 trenes férreos a la Línea A.

Del compromiso relativo a la compra de 12 trenes para la Línea 12 no hay avances.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Roe vs. Wade: ¿están en riesgo el matrimonio igualitario y el derecho a la anticoncepción con la revocación de esta sentencia?

La opinión del juez Clarence Thomas, que insta al alto tribunal a revisar los precedentes que garantizan la protección constitucional a la anticoncepción o a que personas del mismo sexo se puedan casar, ha hecho que muchos se cuestionen cuál es el futuro de estos derechos.
25 de junio, 2022
Comparte

“Debemos reconsiderar otros precedentes”.

Esa opinión, emitida este viernes por el juez de la Corte Suprema de Estados Unidos Clarence Thomas, junto a su voto por revocar Roe vs. Wade, el fallo histórico que protegía el aborto en el país, ha hecho que muchos se pregunten qué otros derechos están ahora en riesgo.

En concreto, instó al tribunal a valorar las sentencias de Griswold vs. Connecticut (1965), que garantiza el derecho a la anticoncepción; Lawrence vs. Texas (2003), que legalizó en todo el país las relaciones sexuales consensuadas entre personas del mismo sexo, y Obergefell vs. Hodges (2015), que reconoce el derecho constitucional al matrimonio igualitario.

Dijo que la Corte tiene el deber de “corregir el error” establecido en esos precedentes y añadió: “Tras anular estas decisiones manifiestamente erróneas, queda la pregunta de si hay otras disposiciones constitucionales” que protegen los derechos que establecen.

El juez conservador Clarence Thomas fue nominado a la Corte Suprema por George H. W. Bush en 1991.

Getty Images
El juez conservador Clarence Thomas fue nominado a la Corte Suprema por George H. W. Bush en 1991.

Sin embargo, el juez Samuel Alito ya desestimó que el fallo del Supremo de este viernes vaya a dar directamente lugar a la reversión de otros derechos constitucionales.

“Parece que nuestro disentimiento (con Roe vs. Wade) cuestiona (las sentencias de) Griswold, Eisenstadt, Lawrence y Obergefell. Pero hemos declarado inequívocamente que nada de esta decisión debe entenderse como una puesta en duda de los precedentes que no conciernen al aborto“, aclaró. Es algo que ya se incluía en el borrador que se filtró en mayo y hacía prever que era inminente el fallo que finalmente se emitió este viernes.

El juez Thomas dijo que estaba de acuerdo con eso, pero señaló en su justificación que la mayoría de la Corte encontró que el derecho al aborto no era una forma de “libertad” protegida por la cláusula del debido proceso de la Decimocuarta Enmienda a la Constitución.

Dicha doctrina del derecho estadounidense permite a los tribunales poner límites a la actividad legislativa cuando afecta “la vida, la libertad o la propiedad”, y Thomas instó a revisar los otros precedentes con base en ella.

“Nadie puede asegurar que la Corte terminó su trabajo”

Por eso mismo, los tres miembros del ala liberal de la Corte, los jueces Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, ya pusieron en duda que existan garantías para los otros derechos constitucionales.

Nadie debería estar seguro de que esta mayoría (conservadora de la Corte) ha terminado con su trabajo”, escribieron los tres liberales que conforman la minoría este viernes.

Activistas piden la destitución del juez de la Corte Suprema de los EE. UU. Clarence Thomas afuera del edificio del Capitolio el 30 de marzo de 2022.

Getty Images
Activistas piden la destitución del juez de la Corte Suprema de EU Clarence Thomas afuera del edificio del Capitolio, el 30 de marzo de 2022.

“El derecho que Roe y Casey reconocieron no está solo. Por el contrario, la Corte lo vincula desde hace décadas con otras libertades asentadas en torno a la integridad corporal, las relaciones familiares y la procreación”, expusieron.

“Lo más obvio es que el derecho a interrumpir un embarazo surgió directamente del derecho a comprar y usar métodos anticonceptivos. A su vez, esos derechos llevaron, más recientemente, a los derechos a la intimidad y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Todos son parte del mismo tejido constitucional, protegiendo la toma de decisiones autónomas sobre las decisiones más personales de la vida”.

El presidente Joe Biden lanzó la misma advertencia el 3 de mayo, cuando se refirió al borrador de la decisión de la Corte filtrado: “Si se mantuviera la justificación de la decisión tal y como se emitió (en el borrador), estaría en cuestión toda una gama de derechos”.

Sin embargo, el juez Thomas firmó la opinión en solitario. Y habrá que ver si los otros jueces conservadores concuerdan con él sobre los anticonceptivos y el matrimonio igualitario, como lo hicieron sobre el aborto.

Lawrence O. Gostin, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgetown que se especializa en leyes de salud pública, advierte que tachar a Thomas de “lobo solitario” es un error. “Ahora que la mayoría en la Corte ha destruido los cimientos sobre los que se construyó Roe, los otros derechos bien podrían venirse abajo”.

Pero cree que “la decisión (de revocar Roe vs. Wade) es mucho más extrema de lo que los jueces están tratando de hacer ver”, como dijo Gostin a la agencia AP. “Significa que no puedes considerar a la Corte Suprema como un árbitro de las garantías constitucionales, porque están actuando como guerreros culturales”.

Y citó otra área legal polémica —el derecho a portar armas— como ejemplo de las consecuencias que el fallo de este viernes podría tener sobre otros derechos constitucionales.

Al dictaminar la Corte que la Segunda Enmienda de la Constitución —que protege el derecho a poseer y portar armas sin que ningún gobierno pueda restringirlo— aplica a los individuos, explicó Gostin, la Corte anuló un precedente de larga data. En aquel entonces, 2008, el juez Antonin Scalia dijo que la decisión no afectaría a otras regulaciones relacionadas.

“Pero la promesa no duró”, añadió el experto, en referencia a la decisión de este jueves de ampliar el derecho a portar armas.

“No es una deidad suprema”

Jim Obergefell, quien fue el demandante principal del caso Obergefell vs. Hodges —que llevó a legalizar el matrimonio igualitario— y hoy es candidato a la Cámara de Representantes de Ohio, criticó este viernes a Thomas por sus comentarios.

“Clarence Thomas es un juez de la Corte Suprema designado por humanos, no una deidad suprema”, dijo. “Los millones de parejas que tienen derecho al matrimonio igualitario para formar sus propias familias no necesitan que Clarence Thomas les imponga su retorcida moralidad individual”.

Figuritas que representan matrimonios igualitarios.

Getty Images

La opinión emitida por Thomas, un juez conservador nominado a la Corte por George H. W. Bush en 1991, es justamente aquello que los activistas a favor de los derechos reproductivos y LGBTI+ habían estado temiendo.

Los defensores del derecho al aborto han advertido repetidamente que, si caía Roe, el derecho a la anticoncepción y al matrimonio entre personas del mismo sexo serían los siguientes en anularse.

“Es por eso que esta decisión (la de anular Roe vs. Wade) es superalarmante, incluso si no te importa nada el aborto. Es por eso que todo el mundo debería preocuparse por esto”, dijo BBC Mundo Grace Howard, experta en criminalización del embarazo de la Universidad Estatal de San José en California.

"Prohíban las balas, no los anticonceptivos", se lee en el cartel que sostiene una manifestante frente al Capitolio el 26 de mayo de 2022.

Getty Images
“Prohíban las balas, no los anticonceptivos”, se lee en el cartel que sostiene una manifestante frente al Capitolio, el 26 de mayo de 2022.

“Lo que este fallo deja claro es que la mayoría de la Corte Suprema piensa que, si un derecho no está explícitamente establecido en la Constitución, no es parte de la historia y (que si no es parte de) ‘la tradición de la nación’, lo que sea que eso signifique, no puede ser reconocido constitucionalmente en la actualidad como un derecho”.

“Es innegablemente dejar el futuro de nuestro país en lo que creían entonces unos hombres, viejos, blancos en el siglo XVIII, donde las mujeres no tenían ninguna importancia, más allá que cuidar a los hijos y preparar la cena”.

Lee más: 23 estados esperan la despenalización del aborto; con amparos, algunos apuestan por la homologación al criterio de la Corte 

Hasta ahora, muchos opositores al aborto que lucharon duro para anular Roe habían insistido en que no tienen ningún interés en tratar de revocar el derecho a la anticoncepción.

Kristen Waggoner, directora legal de Alliance Defending Freedom, que ayudó en la defensa legal del caso de Misisipi que llevó finalmente a que la Corte anulara Roe vs. Wade, dijo este viernes que la decisión deja claro que “terminar con la vida humana es distinto a cualquier otra cuestión”.

Pero Paul Dupont, portavoz de la organización antiaborto American Principles Project, adelantó que los conservadores ven con optimismo el potencial “para futuras victorias sobre cuestiones culturales”.

Mientras, estados como Misuri ya han tratado de restringir el acceso a la anticoncepción al prohibir el financiamiento público para ciertos métodos como dispositivos intrauterinos y la llamada píldora del día después.

Y algunos republicanos, en particular la senadora Marsha Blackburn, de Tennessee, han dicho que el caso Griswold, que garantiza el derecho a la anticoncepción, se decidió por error. A principios de este año, Blackburn calificó el caso Griswold como “constitucionalmente poco sólido”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.