Trabajadoras sexuales exigen justicia por feminicidios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Eréndira Aquino

"Ni víctimas, ni criminales": Trabajadoras sexuales exigen justicia por feminicidios y reconocimiento de sus derechos

El 60% de las trabajadoras sexuales de la Ciudad de México ha experimentado violencia, ya sea por algún cliente o incluso por las autoridades.
Eréndira Aquino
Comparte

“¡Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las putas en la cara de la gente!”.

Con este grito de lucha, mujeres, activistas y colectivas marcharon este 2 de junio, desde el metro Revolución al Zócalo capitalino, para exigir justicia por las trabajadoras sexuales que han sido víctimas de feminicidio o han sufrido agresiones mientras realizan su labor.

“Marchamos por nuestros derechos y por las compañeras asesinadas. El gobierno no nos ha dado respuesta, no han agarrado a los asesinos y ya no se puede trabajar así en la calle, la verdad nosotras tenemos mucho miedo”, comentó Sandra, una de las asistentes.

Antes de que el contingente comenzara a avanzar por la avenida Puente de Alvarado, en la que se ejerce trabajo sexual, Sandra tomó un megáfono y, a nombre de las trabajadoras independientes, aclaró que la movilización no era liderada por ninguna asociación, pues dijo, “según nos ayudan, pero solo lucran con nosotras, incluso andan diciendo que por ellas el gobierno nos dio 5 mil pesos de apoyo cada mes durante la pandemia, que daban despensas, pero todo eso es mentira”.

Posteriormente, Midori, integrante de la Alianza Mexicana de Trabajadorxs Sexuales, explicó que la marcha se convocó en conmemoración del Día Internacional de la Trabajadora Sexual, en el que se recuerda a un grupo de 150 mujeres que en 1975 se atrincheraron durante una semana en una iglesia para exigir sus derechos por ejercer esta labor.

“150 mujeres lograron llamar la atención sobre el estigma y la violencia que estaban viviendo, cosa que no ha cambiado, seguimos viviendo los estragos de la discriminación y la violencia institucional que nos niega el acceso a la justicia, a la salud y a la vivienda. Por eso nos juntamos, porque no somos reconocidas como sujetos de derecho”, reclamó. 

Un minuto de silencio por las víctimas

La marcha transcurrió entre consignas como: “Ni víctimas, ni criminales, somos trabajadoras sexuales”, “las vidas de las trabajadoras sexuales importan” y “las putas en la esquina mantenemos a nuestras familias”.

El contingente se trasladó hacia el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. Ahí, guardaron un minuto de silencio por las mujeres que han sido asesinadas o agredidas por su trabajo. Los segundos fueron marcados por el golpe de un cucharón contra una sartén.

De acuerdo con Rocío Suárez, del Centro de Apoyo a las Identidades Trans, en los últimos dos meses fueron asesinadas dos trabajadoras sexuales dentro de hoteles de la Ciudad de México; y una más fue víctima de intento de homicidio. Todos los casos ocurrieron en la alcaldía Cuauhtémoc.

La violencia es algo que el 60% de las trabajadoras sexuales ha vivido durante el ejercicio de su profesión, esto de acuerdo con la Segunda Encuesta Trabajo Sexual, Derechos y No Discriminación. 

El documento revela que quienes más ejercen violencia son los clientes y la policía.

Al finalizar el minuto de silencio, Natalia Lane, trabajadora sexual sobreviviente de un intento de transfeminicidio, tomó el megáfono para leer un pliego petitorio que fue firmado por las asistentes y entregado a Jaime Morales, funcionario del gobierno capitalino que salió del Palacio del Ayuntamiento para recibir el documento y se comprometió a llamar a mesas de trabajo para gestionar las exigencias de las manifestantes.

Trabajadores sexuales exigen justicia por feminicidios de sus compañeras. Foto: Eréndira Aquino.

El pliego reúne las exigencias de reconocer el trabajo sexual legalmente como una labor no asalariada, que se garanticen programas de acceso a la salud y de atención a víctimas de procedimientos estéticos negligentes.

Así como facilidades para que las mujeres en situación de calle tramiten sus documentos de identidad.

También pidieron que se establezcan programas de acceso a la educación de trabajadoras sexuales, de capacitación laboral y que haya guarderías para que puedan llevar a sus hijos e hijas.

Trabajadores sexuales, el sostén de familias

Según la Segunda Encuesta Trabajo Sexual, Derechos y No Discriminación elaborada por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred), el 55.3% de las personas que ejercen esta labor en la capital señalaron que optaron por este medio de vida ante la falta de oportunidades laborales.

El 89.9% señaló que ejerce el trabajo sexual por motivos económicos, mientras que el 12% dijo que lo hizo por decisión propia. El 2.3% reconoció que es obligada a prostituirse.

De ellas, el 76% dijo contar con dependientes económicos, principalmente su familia o su pareja.

Actualmente, en la Ciudad de México se han identificado zonas de trabajo sexual en 12 de las 16 alcaldías. La que cuenta con más trabajadoras es Cuauhtémoc (37.7%), seguida de Iztapalapa (29.5%), Benito Juárez (9.7%), Miguel Hidalgo (7.4%), Azcapotzalco (6.9%) y Tláhuac (6.9%).

En la encuesta, algunas señalaron que ejercen el trabajo sexual por discriminación, falta de estudios, que son migrantes o padecen alguna enfermedad. Siete de cada 10 afirmó que estaría dispuesta a dejar de realizar esta actividad; sin embargo, no lo hacen porque en otras labores no ganan lo mismo y no tendrían tiempo para cuidar a sus hijos.

La protesta concluyó luego de que algunas trabajadoras sexuales tomaron el megáfono para contar algunas vivencias que ejemplifican las situaciones de discriminación y desigualdad que experimentan por su labor en las calles y hasta en redes sociales, pero antes de retirarse del Zócalo, las trabajadoras sexuales entonaron juntas su himno:

No somos santas, ni somos cosas,

pero tampoco tan peligrosas.

Somos mujeres de carne y hueso,

tenemos esto, tenemos eso,

tenemos ganas, entre otras cosas,

de mantener nuestra dignidad…

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el "criptoinvierno" y por qué el bitcoin ha perdido la mitad de su valor en 6 meses

En medio de la subida de tasas de interés en Estados Unidos y las caídas de Wall Street, el mercado de las criptomonedas se está enfriando. Como si fuera poco, la guerra en Ucrania suma aún más incertidumbre.
10 de mayo, 2022
Comparte

Cuando las cosas van bien, en la jerga financiera se dice que los inversores están con “apetito de riesgo”.

Pero cuando la economía global está pasando por un momento difícil, como ahora, los grandes capitales prefieren refugiarse en inversiones más seguras.

Pues bien, en la actualidad los comensales no tienen ganas de probar platos exóticos y le están pidiendo al camarero que lleve a la mesa un menú más tradicional.

Como no hay apetito de riesgo, las criptomonedas son las primeras en perder su valor porque no es estable, lo que se conoce como una alta volatilidad.

Cada vez son más los expertos que advierten sobre la posibilidad de que el mundo esté a las puertas de un “criptoinvierno”, un concepto utilizado entre inversores para referirse a una baja sostenida en el precio de las monedas digitales.

Desde el inicio de este año muchos venían advirtiendo sobre la llegada de nubes negras en el horizonte.

Uno de ellos, David Marcus, emprendedor estadounidense exjefe del sector de criptomonedas en Facebook y expresidente de Paypal, daba señales en enero de que el frío había llegado.

“Es durante los criptoinviernos que los mejores empresarios construyen las mejores empresas”, dijo Marcus.

Este lunes el bitcoin, la más grande de las criptomonedas por su valor de mercado, encendió la alerta al sufrir una fuerte caída que lo llevó a acumular una pérdida de la mitad de su valor en los últimos seis meses.

Desde el máximo histórico cercano a los US$68.000 por bitcoin en noviembre, se desplomó a US$33.000.

La caída de la principal divisa electrónica arrastró al resto del mercado de criptomonedas que en este medio año negro ha perdido en su conjunto alrededor de US$1.000 millones.

¿Por qué se desplomó el bitcoin?

“Las criptomonedas son un activo de alto riesgo por mucho que haya personas que esperan que en el largo plazo suba el precio y sea un activo de refugio”, comenta José Francisco López, director de contenidos de Economipedia.

Cuando las bolsas caen, le dice a BBC Mundo, “los inversores prefieren quitarse de encima los activos más volátiles”.

Negocio de bitcoin en Turquía

Getty Images

En Wall Street las acciones de las empresas tecnológicas agrupadas en el índice Nasdaq han bajado, “siguiendo una correlación con la caída del bitcoin”, explica Diego Mora, analista senior de la consultora XTB.

Eso ocurre porque tanto las divisas digitales como las acciones de las empresas tecnológicas le han servido a los inversores “para buscar dinero fácil”.

Pero desde que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) comenzó a subir las tasas de interés, hay un mayor interés de los inversores por buscar activos más seguros, como por ejemplo, los bonos del Tesoro o el dólar.

“En estas circunstancias la gente vende sus activos más riesgosos”, explica Mora.

Más aún, cuando las perspectivas apuntan a que las tasas de interés seguirán subiendo en distintas partes del mundo para controlar la inflación.

A la subida de tipos de interés (que la semana pasada incluyó a grandes economías como Reino Unidos, Estados Unidos y Canadá), se suman otros factores que ayudan a aumentar la incertidumbre sobre el rumbo de la economía, como los confinamientos en Shanghái por el covid-19 y la tensión geopolítica por la guerra en Ucrania.

¿De dónde viene el concepto de criptoinvierno?

Cuando se enfría el precio de las criptomonedas y cae de manera sostenida durante varios meses, los expertos hablan de un criptoinvierno.

El concepto hace referencia a lo que ocurrió en 2018, cuando el bitcoin cayó hasta un 80% desde los máximos históricos.

Bitcoin y dólar

Getty Images

El desplome sembró el pánico en el mercado de criptomonedas y provocó que la gran mayoría de las divisas digitales cayeran en picada al unísono.

No fue hasta mediados de 2019 que los criptomercados mostraron signos de recuperación, impulsados por una inversión récord por parte de instituciones tradicionales, como los bancos y los grandes fondos de inversión.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=C-3aYnhF6Io

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.