El pasado indígena, un libro sobre las antiguas civilizaciones de México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Fondo de Cultura Económica

‘El pasado indígena’, un libro a cuatro manos sobre las antiguas civilizaciones de México

En una nueva edición de la obra de Alfredo López Austin y Leonardo López Luján, los autores buscan aportar un “nuevo cúmulo de datos, nuevas metodologías y nuevas teorías” sobre las civilizaciones que se desarrollaron en Aridoamérica, Oasisamérica y Mesoamérica.
Fondo de Cultura Económica
Comparte

De las tres superáreas culturales donde proliferaron civilizaciones prehispánicas en el territorio mexicano, el historiador Alfredo López Austin y el arqueólogo Leonardo López Luján dan a la historia del norte del país un peso mayor al que hoy tiene en textos generales. ¿Cómo? A través del libro El pasado indígena (Fondo de Cultura Económica, 2022).

En la obra, los autores estudian y limitan lo que fueron las primeras poblaciones y desarrollos indígenas en lo que se conoce como México prehispánico o precolombino, es decir, previo a la llegada de los primeros europeos.

Leonardo López Luján señala en entrevista que el libro fue escrito a partir de la visión de dos especialidades, la historia y la arqueología, trabajo que compartió con su padre, el historiador chihuahuense Alfredo López Austin, quien falleció en 2021 en la Ciudad de México.

La primera edición de El pasado indígena apareció en 1996. Ambos especialistas trabajaron esta obra durante varios años llenos de gozo y desacuerdos, recuerda López Luján. El texto se escribió mayormente en Tepoztlán, Morelos.

Si bien no siempre llegaron a coincidir, en el libro se plasmaron las visiones de dos generaciones distintas. “(Escribimos) juntos, los dos sentados frente a la computadora”, narra López Luján.

Lee más: Qué celebrar en el día de los pueblos indígenas

El pasado indígena abarca 35 mil años de historia, que los autores ubican sin las fronteras políticas actuales de la República Mexicana. Por ello, en el libro las y los lectores encontrarán que buena parte de Estados Unidos y zonas de otros países al sur forman parte de este estudio.

Las tres superáreas que López Luján y López Austin señalan se integraron de la siguiente manera: Aridoamérica al noreste, junto con la Península de Baja California; Oasisamérica al noroeste del territorio mexicano y con parte de Estados Unidos, y Mesoamérica, que comprendía la mitad meridional de México con extensión hacia Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica.

“La historia que nosotros ofrecemos no se limita a las fronteras actuales de México, abarca todo México pero trasciende las fronteras hacia el norte, hacia Estados Unidos, y hacia el sur con estos países de Centroamérica”, expone López Luján.

Leonardo López Luján

El arqueólogo Leonardo López Luján. FOTO: FCE

Las civilizaciones del desierto

El arqueólogo explica que las dos superáreas culturales del norte, Aridoamérica y Oasisamérica, tenían dos escenarios distintos.

En Aridoamérica, el contexto que predominó fue un escenario desértico, mientras que en Oasisamérica, a pesar de ser un lugar muy seco, las civilizaciones lograron desarrollar la agricultura gracias a sistemas de irrigación.

En el libro, los autores describen la proliferación de las civilizaciones de aquellas áreas gracias a las complejas y heterogéneas relaciones que desarrollaron: una serie de tradiciones e historias que se perpetúan a lo largo de milenios. 

Tales relaciones surgieron a partir de los intercambios constantes de bienes, de los desplazamientos transitorios o permanentes de grupos dentro de cada superárea, de los intereses compartidos entre las élites gobernantes, del dominio de una de las sociedades sobre otras, de las acciones bélicas, así como de las alianzas y los conflictos.

Colaboraciones integrales para narrar la historia

El pasado indígena es uno de esos libros escritos por colaboradores provenientes de dos áreas de especialidad, con lo que se busca tener un enfoque más amplio sobre un tema. 

“Cada vez hay muchos artículos, capítulos, libros, y las bibliotecas se llenan de toda esa literatura. Entonces, es bien difícil estar al corriente de todo ese conocimiento, y luego lo que es más complicado es poder resumirlos y sintetizarlos de una manera coherente”, señala López Luján.

De acuerdo con el autor, a lo largo del siglo XIX, académicos, historiadores y arqueólogos, entre otros especialistas, han hecho estas historias globales del México prehispánico y del México precolombino. Sin embargo, cada generación hace su propia historia global, y conforme pasa el tiempo esas historias globales cada vez son mejores.

Alfredo López Austin

El historiador Alfredo López Austin. FOTO: FCE

Lo anterior se debe a que, cada vez, las generaciones se nutren de un conocimiento más profundo. Por esta razón —reconoce el arqueólogo—, El pasado indígena es un libro que estará rebasado por el conocimiento y por las generaciones que vendrán y tendrán una visión mucho más aguda y precisa respecto de los anteriores.

“Lo que nuestro libro agrega es ese nuevo cúmulo de datos, nuevas metodologías y nuevas teorías, son esas tres cosas (…) Es un libro que me da orgullo. Primero, porque lo escribí con mi padre y fue el primer libro de tres. Segundo, porque es una historia global en la cual incluimos los conocimientos de un arqueólogo y de un historiador, que son muy distintos”, argumenta.

“Tercero, porque es una obra que está dirigida al público. Es una historia de México que está dirigida a los especialistas, pero también a los estudiantes y a los aficionados. Es una obra de amplio espectro de lectores que la pueden leer y entender”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: qué se sabe de las primeras muertes en América Latina y Europa por la enfermedad

Brasil y España informaron sobre los primeros decesos ocurridos en sus territorios en pacientes con viruela del mono, que ya suma más de 20 mil contagios confirmados en todo el mundo.
30 de julio, 2022
Comparte

La viruela del mono sigue expandiéndose por el mundo, con consecuencias negativas.

Nunca se habían registrado decesos de pacientes con esta enfermedad fuera de África, donde en algunos países es endémica.

Hasta ahora.

Brasil se convirtió este viernes en el primer país más allá de África en registrar la muerte de una persona infectada con el virus. Pocas horas después, España anunció otro deceso, el primero en Europa.

Y este sábado, España sumó un segundo caso.

¿Qué se sabe hasta ahora de ellos?

La primera víctima era un hombre brasileño de 41 años que vivía en la ciudad de Uberlândia, estado de Minas Gerais (400 kilómetros al sur de Brasilia).

El paciente tenía cáncer (linfoma), un sistema inmunológico debilitado y comorbilidades que agravaron su cuadro clínico, informó el Ministerio de Salud de Brasil.

Fue “internado en un hospital público de Belo Horizonte y luego trasladado a la UCI. La causa de la muerte fue un shock séptico, agravado por viruela del mono“, según un comunicado de prensa.

Brasil reportó hasta ahora 1.066 casos confirmados y 513 casos sospechosos del virus. Los datos oficiales indican que más del 98% de los casos confirmados fueron en hombres que tienen sexo con hombres.

El Ministerio de Salud del país sudamericano dijo que tiene 50.000 dosis de la vacuna contra la viruela, pero que no realizará una inmunización masiva. Las autoridades brasileñas todavía tratan la enfermedad como un brote, una etapa previa a la epidemia.

Muertes en Europa

El Ministerio de Sanidad de España informó este viernes del primer fallecido con viruela del mono, lo que también significó el primero en Europa.

Dijo que de 3.750 pacientes con viruela del mono con información disponible, 120 habían sido hospitalizados y uno había muerto.

Las autoridades no informaron su edad exacta, pero dijeron que era un hombre joven. Vivía en la Comunidad Valenciana y sufrió una encefalitis.

España reportó este sábado otro fallecimiento, un hombre de 31 años que había sido internado en una UCI de un hospital en Córdoba (Andalucía). Tenía una meningoencefalitis provocada, en principio, por la viruela del mono.

Científicos de ese país están estudiando si efectivamente el virus fue causante de las muertes.

Imágenes que muestran ejemplos de erupciones y lesiones causadas por la viruela del mono.

Reuters
Ejemplos de erupciones y lesiones causadas por la viruela del mono.

“Con la continua propagación de la viruela del simio en Europa, esperamos ver más muertes”, dijo este sábado en un comunicado Catherine Smallwood, responsable de emergencias de la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS declaró al brote de viruela del mono como una emergencia sanitaria mundial el pasado 23 de julio.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo entonces que declarar el brote como una emergencia sanitaria mundial ayudaría a acelerar el desarrollo de vacunas y la implementación de medidas para limitar la propagación del virus.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, hay 21.148 casos en todo el mundo.

El virus de la viruela del mono es miembro de la misma familia de virus que la viruela, aunque es mucho menos grave y los expertos dicen que las posibilidades de infección son bajas.

Ocurre principalmente en partes remotas de los países de África central y occidental, cerca de las selvas tropicales.

Las infecciones suelen ser leves y el riesgo para la población general es bajo.

Tedros afirmó que el riesgo de contraer viruela del mono es moderado a nivel mundial, pero alto en Europa.

Pero, agregó, “este es un brote que se puede detener con las estrategias correctas en los grupos correctos”.

La OMS está emitiendo recomendaciones que espera impulsen a los países a tomar medidas para frenar la transmisión del virus y proteger a las personas en mayor riesgo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Lby39cvOemI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.