Madre de víctima de feminicidio es lesionada en edificio de CNDH
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Página de CNDH

Madre de víctima de feminicidio es lesionada por personal de seguridad durante protesta en la CNDH

Personal de seguridad cerró la reja de la entrada a la CNDH dejando a la mujer atorada: Flora Marcelo, madre de una adolescente víctima de feminicidio, denuncia maltrato y ser ignorada.
Página de CNDH
23 de agosto, 2022
Comparte

Flora Marcelo, madre de una adolescente víctima de feminicidio, resultó lesionada durante una protesta al exterior del edificio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en la Ciudad de México, luego de que personal de seguridad cerrara la reja de entrada al inmueble para impedirle el paso.

En un video difundido por la cuenta Antimonumenta Vivas Nos Queremos, se observa el momento en el que Flora intenta ingresar al edificio, para exigir atención, a lo que elementos de Protección Federal —encargados de salvaguardar el inmueble— responden cerrando la reja, dejando a la mujer atorada. Auxiliada por otros manifestantes, la mujer fue liberada, y posteriormente trasladada a un hospital.

Los hechos ocurrieron la tarde del lunes, en el marco de una manifestación del colectivo Resistiré 2021, conformado por víctimas de distintas violaciones a derechos humanos, quienes reclaman que la CNDH no ha atendido sus quejas, motivadas por feminicidios, desapariciones y torturas de sus familiares.

De acuerdo con la versión de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), los elementos que cuidan el edificio de la CNDH tuvieron “un forcejeo breve” con las víctimas, que realizaron bloqueos en accesos de la CNDH, pero asegura que “nunca hubo contacto físico”, y que los oficiales brindaron apoyo para que Flora recibiera atención.

“Nos niegan el derecho de levantar la voz”

En entrevista con el medio, Flora cuenta que acudió a manifestarse con otras víctimas a la CNDH, para exigir que le permitieran hablar con la abogada de la Primera Visitaduría que lleva la queja por la falta de avances en la investigación del feminicidio de su hija, ocurrido en el estado de Guerrero en octubre de 2020.

“Llevo semanas intentando comunicarme con la abogada, le he mandado correos y la he llamado sin respuesta. Es por eso que acudí a las oficinas, pero tampoco me atendieron. A la media hora de que no me daban el paso, vi que los policías de la puerta abrieron la reja para que saliera una persona, y fue cuando yo intenté ingresar”, recuerda.

Horas después de haber sido ingresada al hospital, inconsciente, Flora fue dada de alta. Según el parte médico que recibió, el cierre de la reja le provocó un esguince cervical y una lumbalgia.

Lee: La CNDH y las denuncias contra las fuerzas de seguridad

Pese al dolor que siente aún en la mitad del cuerpo que quedó prensada, al salir del hospital, Flora se dirigió nuevamente hasta las oficinas de la CNDH, para intentar interponer una nueva queja, esta vez por el maltrato que sufrió por parte del personal de seguridad, y para continuar con sus exigencias del avance del recurso que interpuso hace un año ante la Comisión, por la falta de atención al caso de su hija Ayelin Icczae Gutiérrez, asesinada en Guerrero en octubre de 2020.

“En junio de 2021 acudí por primera vez a la CNDH para que me apoyara con el caso de mi hija, para que la investigación siguiera su curso, porque según la Fiscalía de Guerrero todo se detuvo por la pandemia y la Comisión de Derechos Humanos local no quiso hacerme caso”, señala Flora.

El 19 de octubre de 2020, Ayelin Icczae fue hallada sin vida, a 400 metros de su domicilio, después de haber estado desaparecida por cuatro días. Su madre reclama que, durante la búsqueda de la adolescente de 13 años, las autoridades no investigaron las llamadas que recibió la familia, en las que se les advertía que tenían a la menor de edad secuestrada.

Por estos hechos, cuatro hombres fueron vinculados a proceso por el delito de feminicidio, el 26 de octubre de 2020, y se les dictó prisión preventiva mientras se desarrollaba la investigación complementaria. Sin embargo, el plazo se venció sin que avanzara el juicio, y a la fecha, ninguno de los acusados ha pasado por la audiencia intermedia, ni ha recibido sentencia.

Actualmente, Flora y sus hijas se encuentran desplazadas de manera forzosa de Guerrero, debido a que fueron víctimas de amenazas de muerte después del feminicidio de Ayelin.

Por poco más de un año, tuvieron apoyo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos, pero desde el 30 de abril pasado, la Secretaría de Gobernación le quitó la protección, argumentando que ya no se encontraba en peligro, aunque a su parecer, esta respuesta por parte de las autoridades también es una omisión.

“Llevo todo este tiempo esperando la reparación del daño, pero el proceso no avanza y solo me dicen que hay que esperar, pero ¿cuánto más tengo que esperar? Como víctima indirecta de feminicidio, lo único que tengo claro es que nos niegan el derecho a levantar la voz ante las omisiones”, reclama.

Video: Feminicidios de niñas y adolescentes, al alza

Equipada con un collarín y una faja ortopédica, accesorios recomendados por los médicos para apoyarla con las lesiones que sufrió, Flora dice que no se moverá de la CNDH hasta ser atendida.

CNDH responde

Tras la denuncia de las víctimas, la CNDH respondió que no ha dejado de atender a ninguna y que se le han dado todos los apoyos y acompañamientos solicitados.

Respecto a lo ocurrido con Flora, la Comisión aseguró que ya investiga lo ocurrido, pero hasta ahora, “no se puede acreditar violencia física por razones de género contra la persona que se menciona”.

La CNDH argumentó que lo que detectó fue violencia por parte de cuatro personas, hacia los policías que resguardaban la entrada del edificio.

“Sin embargo, estamos abiertos a las pruebas que se quieran ofrecer para acreditar lo que se menciona. Y la conclusión de la investigación, se hará pública”, concluyó la CNDH.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Salman Rushdie: qué se sabe del sospechoso del ataque al escritor británico en Nueva York, que fue acusado de intento de asesinato

Las autoridades detuvieron a un hombre de 24 años a quien identificaron como Hadi Matar, residente en Nueva Jersey. El hombre se declaró no culpable en su comparenecia ante el juez el sábado.
13 de agosto, 2022
Comparte

El hombre detenido por el ataque este viernes al escritor británico Salman Rushdie se llama Hadi Matar.

El sospechoso tiene 24 años y vive en la ciudad de Fairview, en Nueva Jersey, según informó el portavoz de la policía del estado de Nueva York, Eugene J. Staniszewski, en rueda de prensa horas después del ataque.

Este sábado, el fiscal de distrito del condado de Chautauqua, Jason Schmidt, anunció mediante un comunicado que Matar fue acusado formalmente de intento de asesinato en segundo grado y agresión en segundo grado.

El funcionario agregó que el presunto atacante fue procesado por esos cargos la noche del viernes y se encuentra en prisión preventiva sin derecho a fianza.

En su comparencia ante el juez el sábado, el sospechoso, que llevaba una mascarilla y el uniforme carcelario, se declaró no culpable.

Qué pasó

Matar tenía un pase para asistir a la conferencia que Rushdie, de 75 años, iba a dar en la Institución Chautauqua, en el noroeste del estado de Nueva York, detalló el portavoz de la policía estatal de Nueva York.

Staniszewski señaló que cuando el escritor y el presentador del evento estaban en el escenario, el hombre se subió a la tarima y asestó a Rushdie al menos una puñalada en el cuello y otra en el abdomen, e hirió levemente al moderador, Henry Reese.

Después de horas de cirugía, Rushdie permanece conectado a un ventilador que le proporciona respiración asistida.

“Las noticias no son buenas. Salman probablemente perderá un ojo, los nervios en su brazo fueron cortados y su hígado fue apuñalado y dañado”, informó el viernes Andrew Wylie, su agente de libros.

Según el relato del portavoz policial, el personal de la organización del evento y miembros de la audiencia se lanzaron sobre el asaltante y lo derribaron. Posteriormente fue detenido.

Ataque a Salman Rushdie

BBC
Salman Rushdie fue asistido por un médico que estaba en el auditorio.

Rushdie fue asistido en un primer momento por un médico que se encontraba entre el público, al igual que Reese, quien sufrió heridas en la cara pero ya ha sido dado de alta.

Staniszewski afirmó que la policía no tiene “indicios del motivo” de la agresión.

En referencia al ataque contra el escritor británico, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, aseguró que “un agente de la policía estatal se puso de pie y salvó su vida, lo protegió a él y al moderador”.

Un testigo que estaba en el público dijo al diario estadounidense The New York Times que vio cómo un hombre alto y delgado saltó al escenario y golpeó a Rushdie tres o cuatro veces en la cara, y entonces vio la sangre: “Estaba cubierto de sangre, y había sangre derramándose por todo el suelo. La sangre le cubría los ojos y las mejillas”.

Un escritor identificado como Carl LeVan, que también asistía al acto, escribió en Twitter que Rushdie “fue apuñalado varias veces antes de que el atacante fuera reducido por la seguridad”.

Varios asistentes indicaron que no había controles de equipaje, detectores de metales u otro tipo de medidas de seguridad en la entrada del evento.

Traslado de Salman Rushdie al hopsital en helicóptero

Reuters

El escritor fue trasladado al hospital Eire de Pensilvania en helicóptero.

La fatua y la clandestinidad

Rushdie, quien reside en Estados Unidos desde el 2000, tenía previsto participar en una conferencia de la organización City of Asylum (Ciudad de asilo) para hablar precisamente sobre “su experiencia como artista exiliado en EU” junto a Henry Reese, presidente de la organización.

La conferencia de Rushdie llevaba por título “Más que cobijo” e iba a tratar sobre el carácter de Estados Unidos “como tierra de asilo y hogar para la libertad de expresión creadora”.

En 1989, Rushdie fue amenazado de muerte a través de una fatua (un pronunciamiento legal en el islam) emitida por el entonces ayatolá de Irán, Ruhollah Jomeini, por su novela Los versos satánicos.

La obra fue considerada como blasfema por los musulmanes, y cuantiosas sumas de dinero fueron ofrecidas a quien matara al escritor.

Rushdie se vio obligado a vivir en la clandestinidad durante varios años.

Portada de la novela "Los versos satánicos"

Penguin Libros

Esta amenaza de muerte causó la ruptura de las relaciones entre Reino Unido e Irán por más de una década.

Hasta el momento, el gobierno de Irán ha guardado silencio sobre el ataque.

Sin embargo, la principal agencia oficial, IRNA, publicó en su servicio en inglés: “Salman Rushdie, el autor apóstata de los versos satánicos, ha sido atacado en Nueva York (…) Rushdie es autor de Los versos satánicos, novela blasfema sobre el islam publicada en 1988 que despertó la ira de los musulmanes, lo que culminó en una fetua del imam Jomeini llamando a la muerte de Rushdie”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DPE2bG9FmyI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.