25 indigenas de Chiapas desaparecieron mientras migraban
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ilustración: Jesús Santamaría

Migrar y desaparecer: 25 indígenas de Chiapas desaparecieron en su camino al norte y no se les registró

Al menos 25 indígenas migrantes chiapanecos desaparecieron en el país en los últimos años, ya sea en estados del norte o en su camino a EU. No existe un registro oficial que consigne sus casos. Ubicar sus pasos implica escarbar en boletines sueltos, testimonios y otros indicios.
Ilustración: Jesús Santamaría
Por Mariana Morales y Alma Ríos 
16 de agosto, 2022
Comparte

Si existiera un boletín para buscar a Carmela Hérnandez Gómez, diría que la mujer indígena fue vista por última vez en mayo de 2019 cuando fue abandonada en el desierto de McAllen, y que vestía ropa más ligera que la falda de lana de borrego sagrado que solía usar en su tierra natal, San Juan Chamula, Chiapas.

Igualmente, diría que tenía 53 años de edad cuando desapareció y es robusta, de cara ovalada, piel morena clara, cabello largo trenzado y un poco canoso, que solo habla tsotsil y no sabe leer ni escribir.

Sin embargo, su nombre no aparece en los boletines de búsqueda del programa de difusión de su estado, ni tampoco en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO). Es más, en esta plataforma no hay reportes de migrantes indígenas desaparecidos.

La base de datos construida para esta investigación, con el cruce de información de los boletines del programa ¿Has visto A? y el catálogo de municipios del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), revela que hay 25 tsotsiles, tsetsales, choles, zoques y tojolabales que desaparecieron mientras estaban migrando.

En Chiapas, un estado ubicado al sur de México, estas historias se han acumulado desde hace más de dos décadas, entre 2000 y 2022.

Algunos desaparecieron rumbo a Estados Unidos; otros, cuando trabajaban al interior del país, principalmente en entidades del norte.

De acuerdo con el registro de esta investigación, Juan Guzmán Domínguez es un tsotsil de 35 años, nariz chata, complexión delgada, 1.65 metros y 65 kilogramos.

En San Juan Cancuc, Chiapas, su tierra natal, se dedicaba a sembrar maíz, frijol y café; para darle mejor vida a sus cuatro hijos, se fue a Sonora a trabajar en la pizca de uva en los campos Santa María.

Aún no cumplía ni un mes de haber llegado cuando desapareció, en diciembre de 2015. 

“La última vez que me llamó fue hace siete años. Mi hijita tenía dos semanas de nacida”, relata su esposa, Ana López, desde una pizca de uva en el estado de Jalisco.

“De hecho, estaba bien el trabajo, pero de repente dejó de llamar. Unos me dicen que está encerrado, que está en la cárcel; entonces, volví a preguntar y algunos amigos me dijeron que está muerto. No sé si sea cierto. Saber dónde está ahorita…”

La base de datos de esta investigación muestra que la mayoría de los migrantes se comunicaron por última vez en los estados de Sonora, Tamaulipas, Baja California, Sinaloa, Baja California Sur, Nuevo León, San Luis Potosí y Quintana Roo. El resto desapareció camino a Estados Unidos, principalmente en la frontera entre Sonora y Arizona. 

Hulda Hernández Ramírez es el nombre de una de las dos mujeres indígenas que aparecen en este registro. La mujer zoque tenía 20 años cuando fue vista por última vez. Cruzaba el desierto de Tucson, el 17 de junio de 2000; actualmente, tiene 42 años. Su cabello es negro, tiene ojos rasgados y, como señas particulares, un dedo meñique chueco, tres dedos del pie izquierdo doblados y un lunar café en el abdomen.

La mayoría de las personas que se identificaron en la base de datos tenían entre 15 y 35 años de edad cuando desaparecieron y, en promedio, estudiaron la primaria o hasta la secundaria.

Se llaman Javier, Salvador, Juan, Abraham, Nicolás, Israel de Jesús, Felipe, Álvaro, Carlos Alfredo, Karina del Carmen, Hugo Francisco, Eleuterio, Eder de Jesús, Pedro, Heber, Natanahel, Mariano, Samuel, Marco Antonio, Manuel, Genaro, Miguel Ángel y Adolfo.

“Las personas que creemos que nadie va a exigir justicia por ellas son quienes desaparecen. La mujer indígena que se fue para trabajar, pero no tiene forma de comunicarse con sus familiares, a esa mujer quién la busca; o el joven migrante, el indígena o rural que nadie sabe de sus familiares, quién lo busca”, dice Sandybell Reyes, integrante de la asociación civil Voces Mesoamericanas.

Buscaban trabajo y ya no regresaron 

“Todas estas historias de desaparición tienen su origen en Chiapas, considerado reserva de mano de obra barata, al ser una tierra de gente trabajadora que desde sus raíces es campesina”, explica la activista.

Los 23 hombres y dos mujeres de esta investigación emigraron de San Cristóbal de las Casas, Las Margaritas, Ocosingo, Chamula, Chilón, Chenalhó, Yajalón, Pantelhó, Pantepec y Huitiupán.

El investigador tsotsil del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (Cesmeca), Mikel Ruiz, señala que muchas de “las desapariciones en el camino” se atribuyen a los traficantes de personas y al crimen organizado. 

‘Malena’ —su nombre se cambió para proteger su identidad— busca a su hermano desde hace más de una década. El joven tsotsil, de piel morena y 1.55 metros de estatura, y un amigo fueron usados por los narcotraficantes como “mulas”, obligados a pasar droga por el desierto de Sonora. El único que apareció fue el amigo, pero con problemas mentales.

“Él se escapó de donde estaba secuestrado, en una casa de la que no sabe la ubicación, y que ahí había más gente, le inyectaban mucha droga para mantenerlo dormido y eso le afectó bastante”, dice ‘Malena’.

Otra circunstancia de desaparición detectada en esta investigación es cuando el migrante indígena es deportado por el gobierno de Estados Unidos y queda varado en las ciudades fronterizas de México sin dinero para retornar.

Cuando fue expulsado, Manuel Gómez Jiménez se quedó tres meses en Tijuana, Baja California. La última comunicación que tuvo con su familia fue hace ocho años, cuando les pidió dinero y papeles para regresar a Chiapas. 

“Se le envió un dinero a una cuenta, donde supuestamente él iba a retirar ese dinero. Estaba en la llamada con la familia y en ese momento le quitaron el teléfono y desde ese tiempo perdimos comunicación con él”, relata su sobrino Sergio Gómez.

El paradero de Manuel es un misterio para la familia, que a falta de respuestas en la Fiscalía General del Estado, las buscan con los curanderos.

“El curandero me dijo todo: saliendo del trabajo tu hermano recibe su paga. Lo llevaron a tomar y después de todo lo mataron, le quitaron su dinero y sus papeles que llevaba”, platica Verónica, hermana del migrante.

Chiapas tiene una cifra histórica de 528 personas desaparecidas o no localizadas y los casos tienen un repunte a partir de 2015.

Para esta investigación y para una primera entrega, se buscó a la Fiscalía General de Chiapas, a la Comisión Estatal de Búsqueda y a la Secretaría para el Desarrollo Sustentable de los Pueblos Indígenas de Chiapas, entre otras autoridades. Ninguna institución atendió a las solicitudes de entrevista.

 

Esta investigación fue realizada gracias al apoyo del Consorcio para Apoyar el Periodismo Regional en América Latina (CAPIR) liderado por el Institute for War and Peace Reporting (IWPR).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Darya Dugina: Muere en una explosión en Moscú la hija del 'Rasputín de Putin', uno de sus principales ideólogos

La hija de un aliado cercano del presidente ruso, Vladimir Putin, fue asesinada el sábado por la noche cerca de Moscú.
21 de agosto, 2022
Comparte

Darya Dugina, hija de un aliado cercano del presidente ruso, Vladimir Putin, fue asesinada el sábado por la noche cerca de Moscú.

La hija del filósofo ruso Alexander Dugin, falleció después de que su automóvil explotara mientras conducía a su casa, informó el Comité de Investigación de Rusia.

Se cree que su padre, conocido como “el Rasputín de Putin”, pudo haber sido el objetivo previsto del ataque.

Dugin es un destacado ideólogo ultranacionalista que se cree que es cercano al presidente ruso.

Darya Dugina viajaría con su padre

Dugin y su hija habían sido convocados como invitados de honor a un festival en una finca cerca de Moscú, donde el filósofo dio una conferencia.

El festival “Tradición” se describe a sí mismo como un festival familiar para los amantes del arte que se lleva a cabo en la finca Zakharovo, donde una vez estuvo el poeta ruso Alexander Pushkin.

Ambos debían viajar de regreso del evento el sábado por la noche en el mismo automóvil antes de que Dugin tomara la decisión de viajar por separado de su hija a último minuto.

Imágenes no verificadas publicadas en Telegram parecen mostrar a Dugin mirando en estado de shock, mientras los servicios de emergencia llegan a la escena en la que se ven los restos de un vehículo en llamas.

La BBC no ha podido verificar las imágenes de forma independiente.

Investigadores confirmaron que Darya Dugina murió en el lugar, cerca del pueblo de Bolshiye Vyazemy.

Dijeron que un artefacto explosivo había estallado antes de que el auto se incendiara. Los expertos forenses y de explosivos están aún investigando el incidente.


Análisis de Will Vernon, periodista de la BBC en Moscú

Si bien Alexander Dugin no es un funcionario estatal, es una figura simbólica en la política rusa.

Su filosofía ultranacionalista y antioccidental se ha convertido en la ideología política dominante en Rusia y ha ayudado a dar forma a la política exterior expansionista del presidente Putin, sobre todo en Ucrania.

La atención ahora se centrará en quién estuvo detrás de este ataque.

Denis Pushilin, el “jefe” de la autoproclamada “República Popular de Donetsk” prorrusa, ya culpó a Ucrania, escribiendo en Telegram “¡Viles villanos! Los terroristas del régimen ucraniano, tratando de eliminar a Alexander Dugin, volaron a su hija… En un auto. Celebramos la memoria de Darya, ¡es una verdadera niña rusa!”.

Lugar de la explosión

Comité de Investigación de la Federación Rusa
Investigadores rusos en el lugar de la explosión del vehículo.

Incidentes como este pondrán nerviosos a los funcionarios de Moscú, especialmente después de una serie de explosiones y ataques en la ocupada Crimea y en las regiones rusas cercanas a la frontera con Ucrania.

La propaganda del Kremlin enfatiza constantemente cómo Vladimir Putin trajo seguridad y estabilidad a Rusia después de la turbulenta década de 1990, cuando los coches bomba y los asesinatos eran algo común.

Este coche bomba en la capital rusa socava esa narrativa.


Periodista sancionada

Aunque no ocupa un puesto oficial en el gobierno, el padre de Dugina es un aliado cercano del presidente ruso e incluso ha sido calificado como el “Rasputín de Putin”.

Vladimir Putin

Getty Images
Dugin es un destacado ideólogo ultranacionalista que se cree que es cercano al presidente ruso.

La hija del filósofo, Darya Dugina, era una destacada periodista que apoyaba abiertamente la invasión de Ucrania.

A principios de este año fue sancionada por las autoridades estadounidenses y británicas, que acusaron a la joven de 29 años de contribuir a la “desinformación” en internet en relación con la invasión de Rusia.

Escuela destruida en Mykolaiv Oblast por un ataque aéreo ruso

En mayo, Dugina describió la guerra en una entrevista como un “choque de civilizaciones” y expresó su orgullo por el hecho de que tanto ella como su padre habían sido sancionados por Occidente.

Alexander Dugin fue sancionado por Estados Unidos en 2015 por su presunta participación en la anexión rusa de Crimea.

Se le atribuye a sus escritos una profunda influencia en la visión del mundo de Vladimir Putin y se le considera uno de los principales arquitectos intelectuales de la ideología ultranacionalista a la que se adhieren muchos en el Kremlin.

Durante años, Dugin ha hecho un llamado a Moscú para que se afirme de manera más agresiva en el escenario mundial y ha apoyado la acción militar rusa en Ucrania.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DPE2bG9FmyI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.