Rescate en Coahuila: primer descenso, familias esperan milagro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Rescate en Coahuila: el primer descenso de buzos se topa con obstáculos; familiares confían en “un milagro”

Mientras ayer se cumplió una semana desde que 10 mineros quedaron atrapados en Sabinas, sus familias seguían esperando noticias en un campamento improvisado. Un buzo de la Sedena entró a la mina pero no pudo avanzar. Las labores continuarán este jueves.
Cuartoscuro
11 de agosto, 2022
Comparte

Angélica Montelongo no se separa del altar improvisado a San Judas Tadeo, el santo de las causas imposibles, que desde el lunes preside el campamento de familiares de los 10 mineros atrapados en el pozo carbonífero número cuatro de Pinabete, en Sabinas, Coahuila

“Ya ha pasado una semana”, dice con el gesto cansado, que le profundiza las arrugas del rostro agrietado por los años y el sol. “Es agobiante esta situación. Desesperante. Pero aún tenemos confianza y fe en Dios”, agrega la mujer, quien debajo del San Judas tiene colocada la fotografía de su hermano de 61 años, Jaime Montelongo Pérez. 

Jaime —explica Angélica— es de esos mineros que no han conocido otro oficio en su vida. 

Empezó a los 14 años siguiendo el ejemplo de su padre, también minero, y a los 61, a pesar de que ya estaba pensionado, aún seguía bajando a las profundidades de la tierra en busca de carbón. En parte, porque es de los escasos empleos en la zona que dejan un poco más de dinero, y en parte también, porque es la pasión a la que ha dedicado su vida.

Jaime sabía de los riesgos de su trabajo —apunta su hermana—, máxime en esta región de Coahuila donde casos como el de la muerte de 65 mineros en Pasta de Conchos en 2006, a escasos kilómetros de la mina de Pinabete, se han hecho tristemente célebres en las tragedias mineras del país. 

Aun así, Angélica dice que su hermano jamás tuvo un accidente o un percance, pero todo cambió el pasado miércoles. Los cinco mineros sobrevivientes al siniestro contaron que, de pronto, mientras picaban la tierra, escucharon un “zumbido” que brotaba con furia desde las entrañas del subsuelo.

“Los muchachos nada más nos dicen que de repente se oyó un ruido muy fuerte y que era el zumbido del agua. Ellos alcanzaron a correr y salieron. Pero los demás que andaban hasta bien adentro del pozo… pues ya no pudieron salir”, recuerda la mujer.

Angélica Montelongo

FOTO: Manu Ureste

Tras el siniestro, las autoridades de Protección Civil confirmaron que 10 mineros habían quedado atrapados y otros cinco resultaron lesionados. Los atrapados son Hugo Tijerina Amaya, Jaime Montelongo Pérez, José Luis Martínez Valdez, José Luis Mireles Arguijo, José Rogelio Moreno Leija, José Rogelio Moreno Morales, Margarito Rodríguez Palomares, Mario Alberto Cabriales Uresti, Ramiro Torres Rodríguez y Sergio Gabriel Cruz Gaytán.

Este miércoles, a una semana del colapso, buzos militares hicieron una primera entrada a la mina pero no pudieron avanzar. El gobernador Miguel Riquelme señaló en Twitter que por ello seguirán los trabajos de bombeo, con el fin de poder hacer otra incursión y continuar con las labores de búsqueda y rescate.

Entre la angustia y la esperanza

Desde el accidente, las horas y los días se han hecho eternos para los familiares, que oscilan entre la desesperación por el avance del tiempo y la esperanza. 

Ayer, en el campamento que levantaron con lonas y mantas para protegerse de los casi 40 grados que se registran a la sombra, una de las frases más repetidas entre las familias era “bolsa de aire”, el posible hueco en las profundidades de la mina que podría haber permitido a los mineros sobrevivir hasta su rescate. 

“Esa es la esperanza que nos queda y a la que nos estamos aferrando”, dice Liliana Torres, sobrina del minero Jaime Montelongo, que está a unos pasos del cauce por el que los rescatistas de Protección Civil y del Ejército llevan más de 125 mil metros cúbicos de agua extraídos de la mina siniestrada.

“Sabemos que estamos orando por que ocurra un verdadero milagro”, dice la mujer, mientras se lleva ambas manos al rostro. 

“Ahora lo principal es no perder la fe”, agrega Aida Almansa, una vecina de Sabinas que vino a ayudar a los familiares y también a denunciar que en la zona del siniestro permanecen abiertas minas a cielo abierto, de las que todavía continúan emanando gases tóxicos.  

“Esperemos que las labores de rescate den resultados positivos, porque lo urgente y lo importante es que los traigan de vuelta a todos”, subraya.

Primera exploración

La mañana de este miércoles se hizo la primera exploración en la mina de Sabinas.

Autoridades de Protección Civil federal explicaron que a las 11:00 de la mañana se inició el retiro de pilotes que obstruyen el paso en uno de los pozos, para que un buzo del Ejército hiciera una “exploración inicial” de las condiciones en la mina. 

Pasadas las 21:00 horas fue cuando el gobernador Miguel Riquelme reconoció que la misión se había topado con “obstáculos” que le impidieron avanzar.

La coordinadora de Protección Civil federal, Laura Velázquez, había informado previamente que, a siete días del derrumbe, se han extraído alrededor de 125 mil 453 metros cúbicos de agua, para permitir el ingreso de rescatistas.

La mina donde ocurrió el siniestro tiene unos 60 metros de profundidad y está parcialmente llena de agua turbia, según imágenes grabadas con un dron acuático y difundidas por Protección Civil.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ayotzinapa: quién es Jesús Murillo Karam, el exprocurador acusado de torturas y desaparición forzada

El extitular de la Procuraduría General de la República y principal responsable de la investigación tras la desaparición de los 43 estudiantes fue detenido este viernes.
20 de agosto, 2022
Comparte

Poco podía imaginar Jesús Murillo Karam que algunas de las frases que pronunció tras la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014 se acabarían convirtiendo en auténticos emblemas cargados de polémica que resuenan hasta el día de hoy.

Como titular de la entonces Procuraduría General de la República (Fiscalía) de México, estuvo en el ojo del escrutinio público a medida que las dudas y distintas teorías salpicaban la investigación de uno de los mayores casos de vulneración de derechos humanos en la historia del país.

Una de sus intervenciones públicas más recordadas fue cuando habló de “verdad histórica” para referirse a la entonces versión oficial de lo sucedido: que los estudiantes habían sido entregados a un grupo criminal que los habría asesinado e incinerado.

Pero ni familiares ni grupos independientes de expertos internacionales creyeron esta versión, que acabó siendo descartada oficialmente por la Fiscalía en 2020.

Este viernes, sin oponer resistencia, Murillo Karam fue detenido frente a su vivienda en Lomas de Chapultepec, una de las zonas más lujosas de Ciudad de México.

Su arresto tuvo lugar solo 24 horas después de la publicación de un informe de la Comisión de la Verdad creada en 2018 por el gobierno para esclarecer lo sucedido.

El organismo tildó de “crimen de Estado” lo ocurrido en el que “estuvieron involucradas autoridades de todos los niveles” y señaló a varios exfuncionarios, entre ellos el propio Murillo Karam.

Al exprocurador se le acusa de desaparición forzada, tortura y contra la administración de justicia en el caso Ayotzinapa.

Familiares de los desaparecidos protestan ante la sede de la cancillería

Getty Images
Familiares de los desaparecidos en Ayotzinapa protestan en la cancillería mexicana.

¿Quién es Murillo Karam?

Murillo Karam nació hace 74 años en el municipio de Real del Monte, en el estado mexicano de Hidalgo.

Tras estudiar Derecho, comenzó su carrera política como abogado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde ocupó el cargo de secretario general de la formación y llegó a ser diputado y senador de la República.

Entre 1993 y 1998, fue gobernador de Hidalgo, su estado natal. Posteriormente ocupó el cargo de subsecretario de gobierno de la Secretaría de Gobernación.

A finales de 2012,se incorporó al gobierno de Enrique Peña Nieto, de su mismo partido, como procurador general.

Aunque permaneció en el cargo durante poco más de dos años, durante su gestión estuvo al frente de sonados casos en México como la segunda captura en 2014 de Joaquín “el Chapo” Guzmán, exlider del cartel de Sinaloa.

Sin embargo, fue su investigación tras la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en septiembre de aquel mismo año en Iguala, Guerrero, la que marcó su labor y le acarreó un aluvión de críticas y peticiones de dimisión.

Tomás Zerón durante una conferencia de prensa.

AFP
Tomás Zerón fue el jefe de investigación de la versión establecida como “verdad histórica” se encuentra fuera de México.

Del “ya me cansé” a la “verdad histórica”

El caso pronto adquirió repercusión internacional y la presión para que la investigación liderada por la Procuraduría arrojara resultados también aumentó casi tanto como las dudas de los familiares de los jóvenes ante las explicaciones que las autoridades les ofrecían sobre lo ocurrido.

Pocas semanas después de la desaparición, en una de sus múltiples conferencias ante la prensa para ofrecer detalles de las pesquisas, Murillo Karam protagonizó uno de los momentos más nefastos y criticados de su carrera.

El exprocurador cortó las preguntas de los periodistas con un recordado “Muchas gracias, ya me cansé”, en un momento en el que la sociedad exigía respuestas sobre lo ocurrido.

Aquella icónica frase se convirtió en una especie de lema para quienes exigían justicia, hartos de la violencia y la impunidad reinantes en el país, y que protagonizaron protestas en las calles y en las redes sociales durante semanas con el hashtag #YaMeCansé

En enero de 2015, acompañado del entonces director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón -actualmente prófugo de la justicia mexicana en Israel por su presunta vinculación con este mismo caso- Murillo Karam presentó lo que llamó “versión histórica” de lo sucedido con los jóvenes.

La teoría apuntaba a que los estudiantes habían sido entregados al grupo criminal Guerreros Unidos, quienes los habrían asesinado e incinerado en el basurero municipal de Colula, en el estado de Guerrero.

“Esta es la verdad histórica de los hechos, basada en las pruebas aportadas por la ciencia como se muestra en el expediente”, dijo Murillo Karam en aquella polémica intervención por la que recibió duras críticas de familiares de los jóvenes y organismos internacionales en desacuerdo con el transcurso de la investigación.

Un mes después, Murillo Karam dimitió y le cedió su puesto como procurador a la senadora del PRI, Arely Gómez González.

Tras la polémica, el ya exprocurador concluyó su vida profesional al frente de la mucho más tranquila Secretaría de Desarrollo Agrario, donde solo permaneció unos meses.

Desde entonces, mantuvo un perfil público bastante bajo. Su nombre solo regresaba a la luz pública gracias a las distintas investigaciones e informes de organismos publicados sobre el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en los años recientes.

El último, el publicado por la Comisión de la Verdad este jueves y que volvió a poner a Murillo Karam sobre la palestra como una de las autoridades presuntamente responsables de “alterar hechos y circunstancias para establecer una conclusión ajena a la verdad “, culminó con la detención del considerado “arquitecto de la verdad histórica” de Ayotzinapa.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZRaWxiFPjYI&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.