Vacunación infantil cae por falta de infraestructura y abasto
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Falta de infraestructura y personal y fallas de proveedores causan caída en la vacunación infantil desde hace una década

Entre 2012 y 2021, la cobertura de vacunación con esquema completo en niños de uno y dos años de edad cayó de 77.9% a 35.8%. Es casi una década de ir cuesta abajo en una de las estrategias más importantes para prevenir enfermedades: la inmunización. 
Cuartoscuro
23 de agosto, 2022
Comparte

Problemas de logística provocados por la falta de infraestructura adecuada —como en el caso de la red de frío—, carencia de personal y poca entrega oportuna de las vacunas por parte de los proveedores han provocado una caída en la última década en la cobertura de esquemas completos de vacunación en niñas y niños de uno y dos años de edad, advierten autoridades y especialistas.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) Continua 2021, la cobertura con esquema completo experimentó una primera gran caída entre 2012 y 2018, cuando pasó de 77.9% a 35.3%. Para 2021, esa cobertura tuvo una leve recuperación: apenas logró 35.8%

Los problemas con las coberturas coinciden con el rebrote de enfermedades como el sarampión y la tuberculosis. En México, se presentaron 196 casos de sarampión en 2020. Y, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud, hasta julio de 2022 se habían registrado 11 mil 117 casos de tuberculosis respiratoria, frente a 9 mil 224 casos que se documentaron hasta el séptimo mes de 2021, un incremento de 20%.

Celia Alpuche, directora del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), y Tonatiuh Barrientos, director del Centro de Investigación en Salud Poblacional del mismo organismo, explican que hay varios factores que se han conjugado para esta caída en la cobertura de vacunación.

Los especialistas señalan que un factor es la logística. “Un aspecto importante es que el esquema de vacunación ha crecido en el país, se le agregaron biológicos, grupos de población (como en el caso de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano para adolescentes o la influenza, que se pone cada año a niños y adultos), y lo que se ha discutido en diversos foros, aunque no está medido, es el hecho de que la infraestructura y el personal para vacunar no han crecido al ritmo que requiere una vacunación universal tan grande como la de México”, dice Alpuche. 

La estrategia se complica —precisa— porque hay más vacunas y más población, “y los centros de vacunación siguen siendo casi los mismos, y el personal es el mismo, aunque con mucha experiencia, pero siguen siendo en cantidad los mismos”. 

En infraestructura, Alpuche destaca también la importancia de tener una red de frío para poder llevar las vacunas a todo el país. “México es un país grande y complejo; entonces, todos los estados deben tener esas cadenas de frío al 100% para recibir las vacunas y poder acompañar las campañas de vacunación a todos los puntos”. 

José Francisco Figueroa, coordinador estatal del Programa de Vacunación en Oaxaca, dice que en este estado han mermado los recursos que llegan de la Federación para inmunizar a la población. Hasta antes de finales de 2020, tenían cuatro ingenieros que se encargaban de dar mantenimiento a la red de frío, que conserva a temperatura adecuada las vacunas. Pero desde octubre de ese año ya no habían tenido recursos para su contratación. 

“En algunas localidades ya no hubo forma de componer los refrigeradores y eso afectó las campañas de vacunación. Hubo que ver cómo efectuarlas y se ha estado haciendo con jornadas intensivas, de un día”, dice Figueroa.

En cuanto al presupuesto para el Programa de Vacunación, Judith Senyasen Méndez, coordinadora de Salud y Finanzas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), señala que a nivel federal no ha habido una inversión sostenida y que se vaya incrementando de forma importante; más bien, ha sido oscilante. 

Los números respaldan lo que dice la investigadora. De 2013 a 2014, el presupuesto del entonces programa para prevenir las enfermedades transmisibles por vacunación cayó 14.07%, en términos reales. Después, entre 2014 y 2015, subió 25.5%, pero entre 2016 y 2017 volvió a caer en 15.5%. 

En 2018, subió 25.8% y en 2019 volvió a bajar en 5.9%. En 2020, en cambio, tuvo un repunte de 111.10% y de 30.7% en 2021, pero esto se debe a los recursos que se destinaron para la vacunación COVID, aunque las autoridades no han precisado cuánto exactamente se fue para la aplicación de este biológico y cuánto para la vacunación regular, señala Senyasen Méndez.  

Justo de 2020 a la fecha, la pandemia de COVID ha afectado a la vacunación con otras sustancias. La priorización del gobierno federal ha sido aplicar esta vacuna y las personas muestran aún recelo por acercarse a los centros de salud para buscar inmunizar a sus hijos, coinciden Figueroa, Franco y Alpuche. 

Te puede interesar: Centros de salud del Valle de México tienen desabasto de vacunas para bebés y niños; piden a padres hacer listas de espera

El retraso en el abasto

Alpuche señala que otro factor importante que ha afectado la cobertura de vacunación, no solo en México, sino en muchos países (en la Ensanut se reportan 94 países de 204 estudiados con problemas por este motivo), es la falta de entrega oportuna de las vacunas por parte de los proveedores

El primer momento en el que se documentó un cambio en la tendencia nacional en cobertura de vacunación fue en 2015, dice Barrientos, cuando se hizo la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres (Enim), realizada por el INSP y Unicef. “Ahí encontramos ya que la cobertura con esquema completo en niños de dos años cumplidos era de 34% y la vacuna que tenía la más baja era la pentavalente, con 55%, justo de esa vacuna hubo desabasto internacional entre 2014 y 2015”. 

Karla Franco, jefa del departamento del Programa de Infancia y Adolescencia, que incluye el Programa de Vacunación, en la Secretaría de Salud de Quintana Roo, señala que ellos han tenido problemas con la aplicación de la vacuna BCG, contra la tuberculosis, justo por falta de abasto. 

“Durante muchos meses no hubo esta vacuna en el país, a Quintana Roo llegó durante el segundo trimestre de 2021. Aun así, pese a la tardanza, se aplicó toda. Pero a principios del 2021 no había y en este momento otra vez no hay”, reporta. 

Alpuche explica que el desabasto internacional se debe a que los productores de vacunas son pocos y tienen que distribuir para todo el mundo; además, los esquemas de vacunación de los países se han ido ampliando con nuevas y mejores vacunas y cada vez son más las naciones que hacen grandes pedidos. 

Con las vacunas de nueva generación, dice Alpuche, lo que sucede es que los productores tienen que ir disminuyendo la producción de la anterior y empezar a producir la nueva, y eso retrasa el ritmo en el que se va surtiendo a cada país. 

Respecto de los movimientos antivacunas, los especialistas señalan que aunque en otros países ya está afectando este factor en las caídas en las coberturas de vacunación, sobre todo en lugares de Europa y Estados Unidos, en México todavía no hay un movimiento fuerte de este tipo que impacte en el número de personas vacunadas. 

Los retos para subir la cobertura

Para recuperar nivel en la cobertura de los esquemas completos de vacunación y sobre todo la protección a la población, Alpuche señala que es necesario hacer un análisis para ver en qué grupos de población y edad está la mayor problemática y riesgo. “Se deben hacer estudios de seroprevalencia (para conocer la cantidad de personas que se han infectado de una enfermedad), no se pueden hacer cada año como la Ensanut ahora, pero hay que realizarlos con periodicidad, para saber dónde hay más susceptibilidad (a las enfermedades) y priorizar”. 

Es necesario —agrega— que haya una planeación clara “y recordar que no solo es tener los recursos humanos o tener las vacunas, lo cual es un factor fundamental, sino las cuestiones de infraestructura, como la red de frío, que debe haber en cada estado en condiciones óptimas”. 

Barrientos subraya que se necesita una acción decisiva para elevar las coberturas. “Se requiere un análisis detallado para ver dónde están exactamente las barreras, que, como ya se dijo, tienen que ver con cuestiones de abasto internacional, pero también con problemas de logística local”. 

Hay que sentarse y analizar del lado de la oferta y la demanda, en cuestiones como la capacidad de México para conseguir vacunas en este entorno muy competitivo, con más población y menos oferta, expone. 

Además —dice—, debe haber una reflexión social muy profunda, “que debe ocuparnos a todos y a todas respecto a la inversión, porque lo que le da soporte a la vacunación es el sistema de atención primaria (del que son parte los centros de salud y las unidades de medicina familiar, donde principalmente se colocan las vacunas); si no hay una inversión consistente y sostenida en este, vamos a empezar a chocar con que la población sobrepasa su capacidad de respuesta”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La nueva generación de armas que están desarrollando varios países, como el misil usado contra el líder de al Qaeda

Perros robot con rifles, drones con granadas y misiles hipersónicos son algunas de las armas desarrolladas por varios países en los últimos años.
Por Peter Lee / BBC News Mundo
9 de agosto, 2022
Comparte

La reciente muerte del líder de al Qaeda Ayman al Zawahiri, en un ataque con drones de la CIA, fue la última respuesta de Estados Unidos a los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Políticamente, ha amplificado la desconfianza existente entre los líderes estadounidenses y el gobierno talibán en Afganistán.

Esta muerte también expuso compromisos adoptados en el acuerdo de paz de Doha de 2020 firmado por Estados Unidos y los talibanes.

Pero está surgiendo otra historia con implicaciones más amplias: la velocidad y la naturaleza del desarrollo internacional de armas.

Tomemos como ejemplo el arma supuestamente utilizada para matar a Al Zawahiri: el misil Hellfire R9X “Ninja”.

El misil Hellfire se concibió originalmente en las décadas de los 70 y 80 para destruir los tanques soviéticos.

El cohete que se usó en el ataque

Las rápidas mejoras desde la década de los 90 en adelante han resultado en diferentes variaciones que han impulsado sus capacidades.

Ahora se pueden lanzar desde helicópteros o drones Reaper.

Y sus múltiples cargas explosivas pueden activarse de diferentes maneras: en el momento del impacto o antes del impacto.

Luego llegó la versión Hellfire R9X “Ninja”, que, aunque no es nueva, ha permanecido en gran medida en las sombras durante cinco años.

Según algunas informaciones, se utilizó en 2017 en Siria para matar al líder adjunto de al Qaeda, Abu Khayr al-Masri.

El misil “Ninja” no depende de una ojiva explosiva para destruir o matar a su objetivo.

Utiliza la velocidad, la precisión y la energía cinética de un misil de 45 kilos disparado desde hasta 20 mil pies de altura y armado con seis palas que se despliegan en los últimos momentos antes del impacto.

Un dron porta dos granadas.

Getty Images
Un dron porta dos granadas.

Superarmas

El misil “Ninja” es el último intento, hasta el momento, de apuntar con precisión y matar a una sola persona.

Sin explosión, sin destrucción generalizada y sin muertes colaterales.

Pero la evolución de las armas también afectará la forma en que vivimos y cómo se libran o disuaden las guerras.

Rusia ha invertido mucho en estas supuestas superarmas basándose en tecnologías más antiguas.

Su objetivo es reducir o eliminar las ventajas tecnológicas de las que disfrutan Estados Unidos o la OTAN.

El misil hipersónico ruso Kinzhal en un caza Mikoyan MiG-31K en un desfile aéreo en Moscú en 2018

Getty Images
El misil hipersónico ruso Kinzhal en un caza Mikoyan MiG-31K durante un desfile aéreo en Moscú en 2018.

Los objetivos del desarrollo de misiles hipersónicos de Rusia son muy ambiciosos.

El misil Avangard, por ejemplo, no necesitará volar fuera de la atmósfera terrestre.

En cambio, permanecerá dentro de la atmósfera superior, dándole la capacidad de maniobrar.

Tal maniobrabilidad hará que sea más difícil de detectar o de interceptar.

Con el misil balístico hipersónico DF-17 de China también se quiere evadir las defensas antimisiles estadounidenses.

Vehículos de armas hipersónicas de China en un desfile en Pekín en 2019

Getty Images
Vehículos de armas hipersónicas de China en un desfile en Pekín en 2019.

La era autónoma

En menor escala, están surgiendo en el mercado de las armas los perros robot con ametralladoras montadas.

La empresa de desarrollo de armas Sword International tomó un vehículo terrestre no tripulado cuadrúpedo de Ghost Robotics, o un perro robot, y montó un rifle de asalto en él.

Fue uno de los tres perros robot que se exhibieron en una feria comercial del ejército estadounidense.

Mientras tanto, Turquía afirma que ha desarrollado cuatro tipos de drones autónomos, que pueden identificar y matar a personas.

Y todo sin la participación de un operador humano o la guía de un GPS.

Una ilustración de un arma hipersónica de deslizamiento de impulso Avangard de Rusia

TASS
Las armas hipersónicas están siendo desarrolladas por potencias de todo el mundo, como esta de Rusia.

Según un informe de la ONU de marzo de 2021, un sistema de armas autónomo de este tipo ya se usó en Libia contra un convoy logístico afiliado al grupo armado Khalifa Haftar.

Las armas autónomas que no necesitan guía GPS son particularmente importantes.

Si se produjera una guerra entre las principales potencias mundiales, los satélites que proporcionan navegación GPS pueden ser derribados.

Por lo tanto, cualquier sistema militar o aeronave que dependa de las señales GPS para la navegación o la selección de objetivos se volvería ineficaz.

China, Rusia, India y Estados Unidos han desarrollado armas para destruir satélites que proporcionan posicionamiento global para sistemas de navegación por satélite para automóviles y orientación para aeronaves civiles.

El verdadero escenario de pesadilla es combinar estos y muchos más sistemas de armas con inteligencia artificial.

avion

US Air Force
EU mostró este misil de crucero hipersónico, el Boeing X-51, en 2010.

Nuevas reglas de guerra

¿Se necesitan nuevas leyes o tratados para limitar estas armas futuristas?

En resumen, sí, pero no parece que vaya a suceder.

Estados Unidos ha pedido un acuerdo global para detener las pruebas de misiles antisatélite, pero no ha habido aceptación entre la comunidad internacional.

Lo más cercano a un acuerdo que ha habido es la firma de los Acuerdos Artemis de la NASA, que incluyen principios para promover el uso pacífico de la exploración espacial.

Pero solo se aplican a las “actividades espaciales civiles realizadas por las agencias espaciales civiles” de los países signatarios.

En otras palabras, el acuerdo no se extiende a actividades espaciales militares o campos de batalla terrestres.

Un perro robot

Getty Images
Los perros robot pueden llevar acoplado armamento.

Por el contrario, Estados Unidos se ha retirado del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.

Esto es parte de un patrón a largo plazo por el que las administraciones estadounidenses quieren retirarse de los acuerdos internacionales.

Los sistemas de armas autónomas letales son una clase especial de sistemas de armas emergentes.

Incorporan aprendizaje automático y otros tipos de IA para que puedan tomar sus propias decisiones y actuar sin intervención humana directa.

Un misil Hellfire

Getty Images
El misil Hellfire acoplado en un avión de las fuerzas estadounidenses.

En 2014, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reunió a expertos para identificar los problemas planteados por los sistemas de armas autónomos.

En 2020, el CICR y el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo fueron más allá y reunieron a expertos internacionales para identificar qué controles en los sistemas de armas autónomos serían necesarios.

En 2022, las discusiones continúan entre los países que la ONU reunió por primera vez en 2017.

Este grupo de expertos gubernamentales continúa debatiendo el desarrollo y el uso de sistemas de armas autónomos letales.

Sin embargo, todavía no ha habido un acuerdo internacional sobre una nueva ley o tratado para limitar su uso.

Sistemas de armas autónomos

El grupo Stop the Killer Robots (Paren los robots asesinos) ha pedido a lo largo de este periodo una prohibición internacional de los sistemas letales de armas autónomas.

Pero esto no solo no ha sucedido, sino que ahora mismo hay un punto muerto no declarado en las discusiones en la sede de la ONU en Ginebra sobre armas autónomas.

Misil intercontinental

Getty Images

Australia, Israel, Rusia, Corea del Sur y Estados Unidos se han opuesto a un nuevo tratado o declaración política.

Oponiéndose a ellos en las mismas conversaciones, 125 estados miembros del Movimiento de Países No Alineados están pidiendo restricciones legalmente vinculantes sobre los sistemas de armas autónomos letales.

Dado que Rusia, China, EU, Reino Unido y Francia tienen veto del Consejo de Seguridad de la ONU, hay varios países que pueden evitar que se apruebe una ley vinculante sobre armas autónomas.

Más allá de estas conversaciones internacionales y de las organizaciones activistas, expertos independientes están proponiendo alternativas.

Por ejemplo, en 2019, el especialista en ética Deane-Peter Baker reunió al Grupo Canberra de organizaciones internacionales independientes.

Te puede interesar: (Des)control de armas: la inminente necesidad de incluir a la violencia armada en la agenda feminista

Un helicóptero Apache de las fuerzas armadas de Estados Unidos

Getty Images
Un helicóptero Apache de las fuerzas armadas de Estados Unidos

El grupo elaboró un informe con principios rectores para el desarrollo y uso de sistemas letales de armas autónomas.

Estos principios no resuelven el estancamiento político entre las superpotencias.

Pero si las armas autónomas llegaron para quedarse es un intento temprano de comprender qué nuevas reglas se necesitarán.

Cuando se abrió la mítica caja de Pandora, se desataron horrores indecibles en el mundo.

Los sistemas de armas emergentes son demasiado reales.

Como a Pandora, todo lo que nos queda es esperanza.

* Peter Lee es profesor de Ética Aplicada y director de Investigación de Seguridad y Riesgo de la Universidad de Portsmout, en Reino Unido.

* Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original (en inglés)


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ukb6MjvW83Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.