Acusan despojo en Santa Fe por parte de la FGR
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

FGR contra vecinos de Santa Fe: ¿cómo buscan autoridades apoderarse de inmuebles?

En este sexenio, la FGR y el Indaabin han abierto procesos legales para apoderarse de al menos 15 inmuebles en Santa Fe. Argumentan que las propiedades están en terrenos de la nación, aunque abogados advierten que recurren a reglamentaciones de inicios del siglo XX que ya no están vigentes.
Cuartoscuro Archivo
25 de septiembre, 2022
Comparte

Desde el inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador, la Fiscalía General de la República (FGR) y el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) han iniciado procedimientos penales y judiciales para “recuperar” alrededor de 15 inmuebles ubicados en Santa Fe, sin pagar alguna contraprestación o indemnización a sus actuales propietarios.

El argumento de la “reincorporación” sin pago de por medio es que los inmuebles están ubicados ilegalmente en terrenos que pertenecen a la nación. Sin embargo, tanto la FGR como el Indaabin basan sus reclamos en un decreto y una ley del porfiriato que fueron derogados con la publicación de nuevos reglamentos relacionados con la propiedad de la tierra, lo que podría constituir una violación al Código Penal Federal.

La FGR inició en 2021 una carpeta de investigación radicada en la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), a través de la cual ha enviado citatorios a propietarios y representantes legales, quienes han sido amenazados con ir a la cárcel por el supuesto delito de ocupación ilegal de bienes nacionales, de acuerdo con testimonios.

La fiscalía ya ha asegurado al menos 10 inmuebles en los que hay departamentos y establecimientos comerciales. Dichas propiedades son aledañas al predio donde la FGR construye el Parque Nacional de Justicia, donde estarán su nueva sede y el despacho de su titular, Alejandro Gertz Manero.

Legislación inexistente

El pasado 2 de agosto, Fausto Demetrio Trejo Guerrero, apoderado legal de la empresa Inmobiliaria F4, SA de CV, propietaria del edificio ubicado en Prolongación Paseo de la Reforma 275, fue citado a una “entrevista” en la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la FEMDO, como parte de la carpeta de investigación FED/SEIDO/UEITA-CDMX/0000035/2021.

Aunque el apoderado legal presentó las escrituras que acreditaban la propiedad del inmueble, allí, en lo que fue oficialmente una “entrevista”, el fiscal Rodolfo Guillermo Pérez Torres le hizo saber que la edificación está situada en un predio “que pertenece a la nación por acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación en el año 1907”, sin precisar la fecha exacta, según un expediente ministerial al que Animal Político tuvo acceso.

“Se me hace saber por el agente del Ministerio Público de la Federación que (…) lo procedente es poner a disposición en este momento el predio mencionado a esta representación social de la Federación para poder reincorporarlo al patrimonio de la Federación, (con lo que) no estoy de acuerdo, toda vez que ya acredité la propiedad; además, no tengo dicha facultad para ese trámite, por lo que voy a consultarlo con la asamblea de la empresa que represento”, declaró Trejo Guerrero el 5 de agosto.

El fiscal Pérez Torres le dijo que tenía una semana para responder el requerimiento de la autoridad.

El decreto invocado por la FGR fue publicado el 30 de octubre de 1907 en el DOF. En él, la Secretaría de Fomento señaló que, “de conformidad con la facultad que concede al Ejecutivo federal el artículo 21 de la ley de 26 de marzo de 1894”, el entonces presidente Porfirio Díaz ordenaba la reserva de 2 mil hectáreas de Santa Fe “para uso público y bosques”.

El terreno reservado, según el decreto, colindaba al norte con Molino del Rey y Fábricas de Belén; al sur, con el camino de Santa Lucía, el Contadero y el Calvario; al oriente, con el Molino de Valdés, Becerra y Refugio Gutiérrez, y al poniente, con San Pedro Cuajimalpa y Molino del Rey.

La legislación citada en el decreto corresponde a la Ley Sobre Ocupación y Enajenación de Terrenos Baldíos de los Estados Unidos Mexicanos, promulgada el 26 de marzo de 1894. El artículo 21 facultaba al Ejecutivo federal “para reservar temporalmente los terrenos baldíos que estime conveniente para conservación o plantío de montes, reservación o reducción de indios, o colonización en los términos que establezcan las leyes”.

En la época del decreto, en la extensión de Santa Fe —que no son 2 mil sino 4 mil hectáreas— había apenas un poblado de 30 predios y casas, según un mapa de 1903. En la vastedad restante había, en efecto, terrenos baldíos, circunstancia que no subsiste en la actualidad.

El 18 de diciembre de 1909 se publicó un decreto que abrogó la Ley sobre Ocupación y Enajenación de Terrenos Baldíos de 1894, lo que, en consecuencia, invalidó también el acuerdo de 1907.

Además, el 3 de julio de 1917, el presidente Venustiano Carranza emitió un decreto en el que reconoció el derecho a la propiedad en Santa Fe.

“Considerando (…) que ha sido uno de los principales propósitos de la Revolución afianzar la pequeña propiedad y prestarle la estabilidad y firmeza que antes no tuvo sino la gran propiedad en el país, se declara (que) se reconoce el derecho de propiedad sobre los terrenos de Santa Fe, Distrito Federal, a los ocupantes cuya posesión continuada se justifique”, señala el texto publicado en el DOF.

Por otro lado, la Ley de Terrenos Baldíos y Nacionales, Demasías y Excedencias de 1951, en su artículo transitorio primero, abrogó todas las leyes y disposiciones previas sobre terrenos baldíos.

Por último, con la entrada en vigor de la Ley Agraria de 1992, se derogaron la Ley de Terrenos Baldíos de 1951 y todas las disposiciones que se opusieran a las previstas en dicha legislación (que aún sigue vigente). 

Es decir, el marco normativo no permite utilizar disposiciones anteriores a la Ley Agraria, y hacerlo podría —de acuerdo con litigantes consultados— constituir el delito previsto en el artículo 231 del Código Penal Federal, que castiga con hasta seis años de prisión a los abogados o patronos que aleguen “a sabiendas hechos falsos o leyes inexistentes o derogadas”.

Inmuebles asegurados

La FGR no ha sido la única autoridad interesada en los predios de Santa Fe. 

En 2019, el Indaabin —autoridad encargada de administrar y valuar el patrimonio inmobiliario federal— promovió dos demandas civiles con la finalidad de “reincorporar” a la nación una superficie de 4 mil 703 metros cuadrados del predio ubicado en Prolongación Paseo de la Reforma número 371, donde ya hay una torre de departamentos y oficinas.

En los juicios civiles ordinarios 339/2019 y el 379/2919, el Indaabin exige al juez la nulidad absoluta de un contrato de compraventa celebrado el 30 de agosto de 1935 entre dos particulares y la cancelación de todos los actos jurídicos subsecuentes, en los que ha habido cambios de propietarios, con el argumento de que el inmueble “forma parte de la superficie total del predio de 2,000 hectáreas que fue reservado para uso público y bosques por Acuerdo Presidencial del 30 de octubre de 1907”.

Aunque las demandas del Indaabin fueron promovidas hace tres años —en el primer año del gobierno de López Obrador—, no se ha emitido sentencia de primera instancia.

Fue entonces cuando, en 2021, comenzó la pugna a través de la Fiscalía Especializada en perseguir los delitos de delincuencia organizada de la FGR.

Lee más: Presunto tráfico de influencias, negociaciones secretas: Los casos en que ha sido señalado el fiscal Gertz

A la fecha, se han asegurado los inmuebles ubicados en Prolongación Paseo de la Reforma números 235, 271, 275, 277, 291, 307 y 319, así como un predio en construcción de Metro Building Santa Fe —aledaño al edificio The Point— y otro en el cruce de Paseo de la Reforma y Gómez Farías.

“Enviamos un abogado en representación de todos los vecinos. Por la información que tengo el agente del MP se molestó con el abogado porque no había ido el ‘dueño’; cuando el abogado le informó que éramos cientos de dueños y le preguntó si quería que fueran todos los vecinos, aparentemente el agente del MP se sorprendió de que fuéramos cientos de dueños, pese a que es bastante lógico que en un edificio tan grande no haya solo un dueño y pese a que los nombres de los dueños están en el registro público. El agente le dijo al abogado que no era necesario que nos presentáramos”, comentó un propietario que solicitó mantener su nombre en reserva.

“Solo un vecino se presentó por su cuenta y aparentemente el MP le solicitó que entregara la propiedad sin compensación alguna en virtud de un decreto de 1907 en cinco días naturales, sin ningún tipo de juicio ni mandato judicial, recordándole que se podría ejercer acción penal por el delito de ocupación ilegal que la Ley General de Bienes Nacionales castiga con 12 años de prisión, según dijo. El vecino se negó y, hasta donde sé, tramitó un amparo”, agregó el propietario.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en EU: el futuro de Trump y otras 3 cosas que están en juego en la batalla por el Congreso

Según el corresponsal político de la BBC en Washington, uno de los temas fundamentales que ha dominado la discusión ha sido el aborto.
8 de noviembre, 2022
Comparte

Sin que sus nombres estén en las papeletas, Joe Biden y Donald Trump se han convertido en protagonistas de una intensa campaña electoral que ha vuelto a poner de relieve la división que vive Estados Unidos.

El país celebra este 8 de noviembre las elecciones de mitad de término, las llamadas “midterms”, y se prevé que el resultado tenga un gran impacto en los dos años que quedan de la presidencia de Biden (y más allá).

En EE.UU. se renueva la Cámara de Representantes y una parte del Senado cada dos años: en unos casos en coincidencia con las presidenciales y en otros en la mitad del período presidencial, de ahí el nombre de los comicios.

Es por eso que muchos ven esta elección como un referendo al presidente de turno. Y es muy común que, en ese proceso, el partido que ocupa la Casa Blanca tienda a perder escaños.

El Partido Demócrata obtuvo en la elección de 2020 una mayoría en la Cámara y un empate en el Senado que en realidad es mayoría porque el voto del desempate recae en la vicepresidenta Kamala Harris.

Eso le ha permitido a Biden aprobar algunos de los planes de su ambiciosa agenda legislativa.

Para los republicanos es un momento clave: estas serán las primeras elecciones desde que Trump salió de la Casa Blanca, y serán el mejor indicador del exmandatario para decidir si se lanza o no como candidato presidencial para 2024.

Además, si los republicanos toman el control de cualquiera de las cámaras, podrían frenar efectivamente la agenda de Biden.

También podrían controlar los comités de investigación del Congreso, por lo que podría poner fin a la investigación que se lleva a cabo sobre el ataque al Capitolio de EE.UU. del 6 de enero de 2021, aunque se espera que su trabajo termine a finales de año.

El corresponsal político de la BBC en Washington Anthony Zurcher compartió algunos de los que él considera que serán los puntos clave de esta elección.

1. Derechos o restricciones al aborto

Un cambio en la composición en el congreso puede tener un impacto directo en el día a día de los estadounidenses. Un buen ejemplo es el caso del aborto.

En junio, la Corte Suprema revocó el fallo Roe vs. Wade que otorgaba protección constitucional al aborto en el país.

Ambos partidos ya tienen proyectos legislativos que van a intentar implementar en el ámbito federal si ganan el control del Congreso en noviembre.

Los demócratas prometen defender el derecho de las mujeres a abortar, mientras que los republicanos han propuesto una prohibición federal del aborto más allá de las 15 semanas de embarazo.

A nivel estatal, el resultado de las contiendas legislativas locales y de gobernador en estados clave como Pensilvania, Wisconsin y Michigan podría significar que esos sitios impongan mayores restricciones al aborto.

Pero cualquiera de los partidos que gane el control del Congreso -y el poder en los estados- tendrá la posibilidad de impactar el enfoque de políticas que van más allá del aborto.

Si los republicanos resultan victoriosos, se espera que la inmigración, los derechos religiosos y el crimen se conviertan en prioridades.

En contraste, para los demócratas los temas clave son el medio ambiente, la atención médica, el derecho al voto y el control de armas.

2. El regreso de Trump

El expresidente de EE.UU. Donald Trump, durante su inauguración, en 2017.

EPA
Muchos analistas creen que una posible candidatura de Trump en 2024 dependerá de los resultados de esta elección.

A diferencia de los últimos presidentes que han perdido contiendas electorales en EE.UU., Trump no se retiró de la política en silencio.

Pareciera que todavía tiene interés en regresar a la Casa Blanca en 2024, y las elecciones de mitad de término podrían terminar fortaleciendo su posición o frustrando sus esperanzas.

Si bien no aparece en la boleta electoral como candidato, el apoyo político de Trump a decenas de candidatos republicanos sí que lo está.

A pesar de las objeciones de algunos líderes en el partido, el expresidente logró darles impulso a algunos de los candidatos al Senado -como el exjugador de fútbol americano Herschel Walker en Georgia, el médico de televisión Mehmet Oz en Pensilvania y al autor populista JD Vance en Ohio- para que superaran a republicanos más tradicionales en las elecciones primarias.

Si estos candidatos ganan, podría argumentarse que los instintos políticos de Trump son agudos y que su tipo de política conservadora tiene un atractivo nacional.

Pero si los republicanos se quedan cortos en el Congreso, y es por el fracaso de los candidatos poco convencionales seleccionados por Trump, el expresidente podría cargar con la culpa.

Tal resultado aumentaría las esperanzas de los rivales presidenciales de Trump dentro del partido.

Tanto el gobernador de Florida, Ron DeSantis, como el gobernador de Texas, Greg Abbott, están listos para la reelección en noviembre y podrían usar los resultados en esas contiendas como trampolín para sus propias campañas a ganar la nominación republicana en 2024.

3. El futuro de Joe Biden

Las elecciones de mitad de período normalmente se ven como un referéndum a los dos primeros años de un mandato presidencial; y es por esto que, históricamente, el partido en el poder sufre una derrota.

El presidente estadounidense Joe Biden en un evento.

Reuters
La elección de mitad de término es vista como un referendo al presidente actual.

Los índices de aprobación de Biden se han mantenido bajos durante más de un año.

Si bien los demócratas parecen haberse recuperado un poco, la alta inflación y las preocupaciones por el estado de la economía representan una batalla cuesta arriba para que el partido gobernante logre mantener el control de ambas cámaras del Congreso.

En sus primeros dos años como presidente, Biden logró que se aprobaran leyes nuevas en temas como cambio climático, control de armas, inversión en infraestructura y pobreza infantil, a pesar de contar con mayorías estrechas en el Congreso.

Sin embargo, si el control de cualquiera de las dos cámaras pasara al Partido Republicano, este tendría el poder de evitar que el Congreso apruebe proyectos de ley demócratas y el resultado sería un estancamiento legislativo.

Una mala noche para los demócratas se interpretaría también como una señal de la continua debilidad política del presidente, y podría volver a revivir los llamados para que Biden le deje el camino abierto a otro candidato demócrata cuando comience la campaña presidencial de 2024.

Sin embargo, el presidente y sus asesores insisten en que van por la reelección y solo se ha visto una vez en la política moderna que un presidente en el cargo pierda la nominación de su partido en las primarias.

4. ¿Qué pasa con los que no reconocen la elección de 2020?

Marjory Taylor Greene

Reuters
Varios candidatos republicanos han cuestionado abiertamente la legitimidad de la elección que en 2020 llevó a Joe Biden a la presidencia.

Las elecciones de mitad de período de 2022 van a ser las primeras elecciones federales desde que tuvo lugar el asalto al Capitolio de EE.UU. el 6 de enero de 2021, en el que partidarios de Trump intentaron impedir que los congresistas certificaran la victoria electoral de Joe Biden.

Lejos de amainarse después de los disturbios, Trump ha insistido en sus cuestionamientos a los resultados de la elección y ha apoyado activamente a los candidatos republicanos que dicen que les robaron la victoria.

Muchos de estos candidatos, como los nominados a secretario de Estado Mark Finchem en Arizona y Jim Marchant en Nevada y el candidato a gobernador Doug Mastriano en Pensilvania, se postulan para cargos en los que tendrán al menos algún tipo de control sobre los sistemas electorales de su estado de cara a la contienda presidencial de 2024.

Estos políticos, si son elegidos, podrían negarse a certificar los resultados electorales en sus estados si se viera en el país una elección reñida para la presidencia.

También podrían unirse a demandas contra algunoos condados, argumentando denuncias de corrupción electoral, o podrían promulgar nuevas reglas y regulaciones para restringir ciertos métodos para ejerccer el voto, como lo es la votación por correo.

En la elección de 2020, varios funcionarios republicanos estatales se negaron a ceder ante la presión de Trump para revertir los resultados en diferentes sitios.

Si en dos años hay una elección tan reñida como la de 2020, podría verse un resultado muy distinto a este tipo de desafíos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.