Comité Externo reprueba gestión de Romero Tellaeche en el CIDE
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Comité Externo reprueba gestión de Romero Tellaeche en el CIDE; reportan adeudos por 15 mdp

Como parte de sus conclusiones, el comité exhortó al director del CIDE a que mantenga la libertad de pensamiento, investigación y de cátedra, y el compromiso con los fines fundacionales del CIDE, en armonía con los objetivos sociales de México.
Cuartoscuro
15 de septiembre, 2022
Comparte

Por adeudos, dudas sobre su legitimidad y cierre de programas, el Comité Externo de Evaluación (CEE) reprobó la gestión del director del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), José Antonio Romero Tellaeche. Mientras que en 2020 el CIDE obtuvo una evaluación de 9 sobre 10, durante el 2021 fue de 5 sobre 10.

El informe, al cual Animal Político tuvo acceso, subraya que las conclusiones cubren todo el año 2021 y que tomaron en cuenta que Romero Tellaeche asumió interinamente el cargo el 4 de agosto y fue nombrado titular del centro de investigación el 29 de noviembre del 2021. 

“El desempeño del CIDE durante el periodo enero-diciembre 2021 se puede calificar como poco satisfactorio, por ello, el CEE (Comité Externo de Evaluación) exhorta respetuosamente al Dr. Romero Tellaeche como director general, y en atención a su gran trayectoria académica, que construya puentes y fomente el diálogo de la comunidad con energía y disciplina”, se lee en el documento.

Te puede interesar | Comisión de Ética del CIDE resuelve que Romero Tellaeche sí plagió, pero no alcanzan votos para sancionarlo

El Comité Externo de Evaluación (CEE) es un órgano de carácter consultivo que tiene como función evaluar las actividades sustantivas del CIDE. De acuerdo con el artículo 47 del Estatuto General del centro de investigación, se integrará por siete académicos o investigadores externos de reconocido prestigio y amplia experiencia, su cargo será a título honorífico y, al menos, deberán reunirse una vez al año.

“El Comité sesionará por lo menos una vez al año, al inicio de cada ejercicio fiscal, previo al Informe de Autoevaluación Anual del Centro, de manera tal que su opinión se incorpore como un apartado del propio informe institucional al Órgano de Gobierno, sin perjuicio de que pueda sesionar tantas veces se requiera, a juicio de sus propios miembros o a sugerencia del Titular del Centro o del Órgano de Gobierno”, especifica el artículo 13 de las reglas de operación del CEE.

Una de las principales preocupaciones del profesorado, a quienes el CEE entrevistó para poder realizar su informe, es la incertidumbre institucional que está poniendo en peligro la independencia y excelencia académicas.

“Dadas estas condiciones, varios directores de división explicaron que, para el año 2022, se esperan bajas por renuncia o solicitud de licencias sin goce de sueldo tanto del personal académico como del personal administrativo”, abunda el informe.

“En este sentido, urge crear las condiciones para que se reduzca esa sensación de deriva y vulnerabilidad de la institución a riesgo de que se tenga graves consecuencias en el reclutamiento y retención de profesores y estudiantes de alto desempeño”.

Incluso, como parte de sus conclusiones, el comité exhortó al director del CIDE a que mantenga la libertad de pensamiento, investigación y de cátedra, y el compromiso con los fines fundacionales del CIDE, en armonía con los objetivos sociales de México.

“Unos y otros son piedras fundamentales de nuestras instituciones académicas”, subraya el reporte que fue firmado por Luz María Gabriela Hernández Cardoso, secretaria del Comité Externo de Evaluación.

Además de Hernández Cardoso, el CEE está integrado por: Claudia N. Avellaneda, Francisco Monaldi, Alicia Puyana, Álvaro Bracamonte y Catalina Smulovitz.

Incertidumbre en el CIDE

En su informe, el Comité Externo de Evaluación (CEE) refiere cinco áreas de especial interés sobre las cuales recomienda se tomen cartas sobre el asunto de forma oportuna.

La primera de ellas tiene que ver con la falta de reglas de operación para administrar proyectos de financiamiento externo luego de que el Fideicomiso de Ciencia y Tecnología (FCyT) del CIDE desapareció. Situación que está generando crisis institucional.

Contar con estas reglas de operación, detallan, proporcionará las bases para la administración de proyectos de investigación en colaboración con instituciones públicas, privadas no gubernamentales, y con ello, recabar recursos financieros necesarios para hacer frente a contingencias y asegurar los pagos de estímulos al personal académico.

“Actualmente, la ausencia de esta regla ha impactado de manera muy grave la operación del CIDE que adeuda cerca de 15 millones de pesos por pagos de diversos compromisos contractuales y salariales de proyectos de investigación y educación continua”, informa el CEE.

La falta de recursos ha hecho, además, que los donantes del Centro para el Aprendizaje en Evaluación y Resultados de América Latina y el Caribe (CLEAR) decidieran que le CIDE ya no fuera su sede. Además del cierre y cancelación de diversos diplomados y cursos de educación continua.

“En las sesiones del año pasado, las autoridades del CIDE habían comunicado a los integrantes del CEE que dicho proyecto de normatividad estaba elaborado y a la espera de la validación de la unidad de Asuntos Jurídicos del Conacyt (…) Sorprende que a un año de dicha comunicación dichas reglas no hayan sido validadas”, reprochó el comité de evaluación externa.

Otro de los señalamientos tiene que ver con que hay rezago en el pago de salarios y que al no estar al nivel de otras instituciones de investigación y enseñanza pongan en peligro la retención del profesorado.

La inconformidad generalizada sobre la gestión de Romero Tellaeche es el tercer punto que analizó el CEE pues, resultado de las entrevistas hechas, pudieron advertir que la comunidad hizo referencia constante a la falta de diálogo con las autoridades del CIDE y la toma de decisiones al margen de la normatividad existente, lo que genera incertidumbre e inseguridad sobre el destino de la institución.

“En las entrevistas se percibió cierta aprensión por intolerancia y falta de apertura del Director General al intercambio de ideas y posturas, al cual se atribuyen comentarios agresivos y peyorativos sobre el claustro y el estudiantado durante el interinato”, abunda el comité. 

Asimismo, hacen referencia al hostigamiento, por parte del director, tanto a personal académico como estudiantes de la sede Santa Fe, lo que ha llevado a que se interpongan denuncias contra Romero Tellaeche ante el Órgano Interno de Control del CIDE.

“Si bien la comunidad del CIDE señala que no todos los problemas que ha enfrentado el CIDE se deben a la gestión del Dr. Romero, ni está en sus manos resolverlo, reiteran que el Director General no ha tenido la disponibilidad para reconocer y enfrentar las distintas problemáticas del CIDE”, agregan.

Las dudas respecto a la legitimidad del nombramiento de Romero Tellaeche como director del CIDE, así como la contratación de personal externo que desconoce los procedimientos, normatividad y cultura, ha resultado en una mayor lentitud en los procedimientos operativos y administrativos.

El último punto que señala el CEE tiene que ver con la sede Región Centro, en Aguascalientes.

De acuerdo con el informe, los entrevistados manifestaron su preocupación por la falta de elementos para la gobernanza, una problemática que afecta directamente la docencia.

Incluso, señalaron la intromisión de profesores en la vida privada de los estudiantes, perciben imposiciones de censura e incluso prácticas de acoso.

Consejo Académico pide reunión con Romero

El Consejo Académico del CIDE, el órgano colegiado interno de análisis y consulta en lo referente a las actividades académicas del centro de investigación, solicitó al director José Antonio Romero Tellaeche una reunión extraordinaria para tratar distintos temas de interés, entre ellos, el informe del Comité de Evaluación Externa.

En un oficio con fecha del 13 de septiembre, los miembros del Consejo Académico enlistan los temas que buscan discutir con el director:

  • El plan para reactivar los programas docentes suspendidos 
  •  La publicación y respuesta al informe del Comité de Evaluación Externa 
  • El funcionamiento y situación de órganos internos, sobre todo el Comité de Ética, la Secretaría Académica, Comité de Ética en la Investigación, y Evaluación Académica 
  • Operativa de transporte, comedor y gimnasio para la comunidad de CIDE Santa Fe 

Y es que, desde su llegada a la dirección del CIDE, primero como interino y después formalizado al cargo por parte de la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, el centro de investigación ha suspendido distintos programas de estudios.

Por ejemplo, las maestrías de Periodismo sobre Políticas Públicas, Economía y Gestión Pública fueron canceladas, al igual que la licenciatura en Políticas Públicas la cual se impartía en la sede del CIDE en Aguascalientes.

En marzo pasado decenas de estudiantes y trabajadores enfermaron por comer alimentos en mal estado en el comedor, hace apenas unos días, el secretario académico, Jordy Micheli renunció al cargo y no se ha nombrado una persona que ocupe el puesto de evaluación académica.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La nueva generación de armas que están desarrollando varios países, como el misil usado contra el líder de al Qaeda

Perros robot con rifles, drones con granadas y misiles hipersónicos son algunas de las armas desarrolladas por varios países en los últimos años.
Por Peter Lee / BBC News Mundo
9 de agosto, 2022
Comparte

La reciente muerte del líder de al Qaeda Ayman al Zawahiri, en un ataque con drones de la CIA, fue la última respuesta de Estados Unidos a los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Políticamente, ha amplificado la desconfianza existente entre los líderes estadounidenses y el gobierno talibán en Afganistán.

Esta muerte también expuso compromisos adoptados en el acuerdo de paz de Doha de 2020 firmado por Estados Unidos y los talibanes.

Pero está surgiendo otra historia con implicaciones más amplias: la velocidad y la naturaleza del desarrollo internacional de armas.

Tomemos como ejemplo el arma supuestamente utilizada para matar a Al Zawahiri: el misil Hellfire R9X “Ninja”.

El misil Hellfire se concibió originalmente en las décadas de los 70 y 80 para destruir los tanques soviéticos.

El cohete que se usó en el ataque

Las rápidas mejoras desde la década de los 90 en adelante han resultado en diferentes variaciones que han impulsado sus capacidades.

Ahora se pueden lanzar desde helicópteros o drones Reaper.

Y sus múltiples cargas explosivas pueden activarse de diferentes maneras: en el momento del impacto o antes del impacto.

Luego llegó la versión Hellfire R9X “Ninja”, que, aunque no es nueva, ha permanecido en gran medida en las sombras durante cinco años.

Según algunas informaciones, se utilizó en 2017 en Siria para matar al líder adjunto de al Qaeda, Abu Khayr al-Masri.

El misil “Ninja” no depende de una ojiva explosiva para destruir o matar a su objetivo.

Utiliza la velocidad, la precisión y la energía cinética de un misil de 45 kilos disparado desde hasta 20 mil pies de altura y armado con seis palas que se despliegan en los últimos momentos antes del impacto.

Un dron porta dos granadas.

Getty Images
Un dron porta dos granadas.

Superarmas

El misil “Ninja” es el último intento, hasta el momento, de apuntar con precisión y matar a una sola persona.

Sin explosión, sin destrucción generalizada y sin muertes colaterales.

Pero la evolución de las armas también afectará la forma en que vivimos y cómo se libran o disuaden las guerras.

Rusia ha invertido mucho en estas supuestas superarmas basándose en tecnologías más antiguas.

Su objetivo es reducir o eliminar las ventajas tecnológicas de las que disfrutan Estados Unidos o la OTAN.

El misil hipersónico ruso Kinzhal en un caza Mikoyan MiG-31K en un desfile aéreo en Moscú en 2018

Getty Images
El misil hipersónico ruso Kinzhal en un caza Mikoyan MiG-31K durante un desfile aéreo en Moscú en 2018.

Los objetivos del desarrollo de misiles hipersónicos de Rusia son muy ambiciosos.

El misil Avangard, por ejemplo, no necesitará volar fuera de la atmósfera terrestre.

En cambio, permanecerá dentro de la atmósfera superior, dándole la capacidad de maniobrar.

Tal maniobrabilidad hará que sea más difícil de detectar o de interceptar.

Con el misil balístico hipersónico DF-17 de China también se quiere evadir las defensas antimisiles estadounidenses.

Vehículos de armas hipersónicas de China en un desfile en Pekín en 2019

Getty Images
Vehículos de armas hipersónicas de China en un desfile en Pekín en 2019.

La era autónoma

En menor escala, están surgiendo en el mercado de las armas los perros robot con ametralladoras montadas.

La empresa de desarrollo de armas Sword International tomó un vehículo terrestre no tripulado cuadrúpedo de Ghost Robotics, o un perro robot, y montó un rifle de asalto en él.

Fue uno de los tres perros robot que se exhibieron en una feria comercial del ejército estadounidense.

Mientras tanto, Turquía afirma que ha desarrollado cuatro tipos de drones autónomos, que pueden identificar y matar a personas.

Y todo sin la participación de un operador humano o la guía de un GPS.

Una ilustración de un arma hipersónica de deslizamiento de impulso Avangard de Rusia

TASS
Las armas hipersónicas están siendo desarrolladas por potencias de todo el mundo, como esta de Rusia.

Según un informe de la ONU de marzo de 2021, un sistema de armas autónomo de este tipo ya se usó en Libia contra un convoy logístico afiliado al grupo armado Khalifa Haftar.

Las armas autónomas que no necesitan guía GPS son particularmente importantes.

Si se produjera una guerra entre las principales potencias mundiales, los satélites que proporcionan navegación GPS pueden ser derribados.

Por lo tanto, cualquier sistema militar o aeronave que dependa de las señales GPS para la navegación o la selección de objetivos se volvería ineficaz.

China, Rusia, India y Estados Unidos han desarrollado armas para destruir satélites que proporcionan posicionamiento global para sistemas de navegación por satélite para automóviles y orientación para aeronaves civiles.

El verdadero escenario de pesadilla es combinar estos y muchos más sistemas de armas con inteligencia artificial.

avion

US Air Force
EU mostró este misil de crucero hipersónico, el Boeing X-51, en 2010.

Nuevas reglas de guerra

¿Se necesitan nuevas leyes o tratados para limitar estas armas futuristas?

En resumen, sí, pero no parece que vaya a suceder.

Estados Unidos ha pedido un acuerdo global para detener las pruebas de misiles antisatélite, pero no ha habido aceptación entre la comunidad internacional.

Lo más cercano a un acuerdo que ha habido es la firma de los Acuerdos Artemis de la NASA, que incluyen principios para promover el uso pacífico de la exploración espacial.

Pero solo se aplican a las “actividades espaciales civiles realizadas por las agencias espaciales civiles” de los países signatarios.

En otras palabras, el acuerdo no se extiende a actividades espaciales militares o campos de batalla terrestres.

Un perro robot

Getty Images
Los perros robot pueden llevar acoplado armamento.

Por el contrario, Estados Unidos se ha retirado del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.

Esto es parte de un patrón a largo plazo por el que las administraciones estadounidenses quieren retirarse de los acuerdos internacionales.

Los sistemas de armas autónomas letales son una clase especial de sistemas de armas emergentes.

Incorporan aprendizaje automático y otros tipos de IA para que puedan tomar sus propias decisiones y actuar sin intervención humana directa.

Un misil Hellfire

Getty Images
El misil Hellfire acoplado en un avión de las fuerzas estadounidenses.

En 2014, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reunió a expertos para identificar los problemas planteados por los sistemas de armas autónomos.

En 2020, el CICR y el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo fueron más allá y reunieron a expertos internacionales para identificar qué controles en los sistemas de armas autónomos serían necesarios.

En 2022, las discusiones continúan entre los países que la ONU reunió por primera vez en 2017.

Este grupo de expertos gubernamentales continúa debatiendo el desarrollo y el uso de sistemas de armas autónomos letales.

Sin embargo, todavía no ha habido un acuerdo internacional sobre una nueva ley o tratado para limitar su uso.

Sistemas de armas autónomos

El grupo Stop the Killer Robots (Paren los robots asesinos) ha pedido a lo largo de este periodo una prohibición internacional de los sistemas letales de armas autónomas.

Pero esto no solo no ha sucedido, sino que ahora mismo hay un punto muerto no declarado en las discusiones en la sede de la ONU en Ginebra sobre armas autónomas.

Misil intercontinental

Getty Images

Australia, Israel, Rusia, Corea del Sur y Estados Unidos se han opuesto a un nuevo tratado o declaración política.

Oponiéndose a ellos en las mismas conversaciones, 125 estados miembros del Movimiento de Países No Alineados están pidiendo restricciones legalmente vinculantes sobre los sistemas de armas autónomos letales.

Dado que Rusia, China, EU, Reino Unido y Francia tienen veto del Consejo de Seguridad de la ONU, hay varios países que pueden evitar que se apruebe una ley vinculante sobre armas autónomas.

Más allá de estas conversaciones internacionales y de las organizaciones activistas, expertos independientes están proponiendo alternativas.

Por ejemplo, en 2019, el especialista en ética Deane-Peter Baker reunió al Grupo Canberra de organizaciones internacionales independientes.

Te puede interesar: (Des)control de armas: la inminente necesidad de incluir a la violencia armada en la agenda feminista

Un helicóptero Apache de las fuerzas armadas de Estados Unidos

Getty Images
Un helicóptero Apache de las fuerzas armadas de Estados Unidos

El grupo elaboró un informe con principios rectores para el desarrollo y uso de sistemas letales de armas autónomas.

Estos principios no resuelven el estancamiento político entre las superpotencias.

Pero si las armas autónomas llegaron para quedarse es un intento temprano de comprender qué nuevas reglas se necesitarán.

Cuando se abrió la mítica caja de Pandora, se desataron horrores indecibles en el mundo.

Los sistemas de armas emergentes son demasiado reales.

Como a Pandora, todo lo que nos queda es esperanza.

* Peter Lee es profesor de Ética Aplicada y director de Investigación de Seguridad y Riesgo de la Universidad de Portsmout, en Reino Unido.

* Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original (en inglés)


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ukb6MjvW83Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.