Organizan caravanas ciclistas por las rutas del Metro sin servicio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Caravanas ciclistas contra el tráfico y el miedo: colectivas organizan ‘rodadas’ por las rutas del Metro sin servicio

Las caravanas se realizarán del lunes 17 al viernes 23 de octubre, en dos rutas: Pantitlán-Insurgentes; y Tláhuac - Taxqueña.
Cuartoscuro
16 de octubre, 2022
Comparte

Pasar hasta seis horas en el tráfico se ha vuelto parte de la rutina de miles de personas que viven en las zonas de Tláhuac y Pantitlán, luego del cierre temporal de las líneas 1 y 12 del Metro, que conectan al suroriente de la Ciudad de México y su zona metropolitana con el centro, en donde la mayoría tiene sus espacios escolares y de trabajo.

Con el objetivo de reducir estos tiempos de traslado y fomentar la actividad física, colectivos ciclistas en conjunto con las asociaciones Balance Alimentario y Global Shapers Community realizarán una jornada de caravanas en bicicletas que acompañen a quienes quieran utilizarlas como medio de transporte.

Las caravanas se realizarán del lunes 17 al viernes 23 de octubre, en dos rutas: La ruta Pantitlán-Insurgentes, la cual se llevará a cabo a partir de las 7 horas, en horario de ida, y a las 6:40 horas en el horario de vuelta.

Y la segunda ruta será Tláhuac – Taxqueña, en un horario de 7 de la mañana, en horario de ida, y a las 7 y 9.15 de la noche en el de vuelta. 

Participar es totalmente gratuito. Solo se pide a los interesados contar con equipo de movilidad no motorizada (bicicleta, bicicleta eléctrica, scooter o patines) y registrarse en este link a más tardar el domingo 16 de octubre.

CIUDAD DE MÉXICO, 07AGOSTO2022.- Cada domingo, miles de capitalinos acuden a tradiconal Paseo Ciclista, ya que transitan por Reforma de manera libre ya sea en bibicletas patines o corriendo.
FOTO: VICTORIA VALTIERRA /CUARTOSCURO.COM

Se necesita movilidad eficiente

“Si no vives en estas zonas, no dimensionas todo lo que significa en temas de movilidad y de calidad de vida para quienes habitamos de este lado de la ciudad, pero de entrada, el tiempo de traslado pasó de aproximadamente una hora a tres, de ida y de regreso, por la reducción de las opciones de la movilidad y una total ineficiencia del transporte público”, explica en entrevista Mariana Rangel, vocera de la iniciativa.

Para Mariana, el problema de esta movilidad eficiente “es que termina prácticamente afectando todas las áreas de la vida de las personas, afecta el tema de salud mental, e incluso de la física, porque aumenta el sedentarismo”.

Más allá de las opciones de movilidad —que son los camiones que actualmente cubren las rutas que siguen las líneas del metro cerradas y los autos particulares o taxis—, junto con otros ciclistas y activistas decidieron organizar caravanas con las que se muestre a quienes viven en las periferias de la ciudad que la bicicleta es una opción viable como medio de transporte, incluso en distancias largas.

“Queremos demostrar que hay una tercera opción en los medios de movilidad no motorizados, como son la bicicleta, el scooter y los patines, y que incluso cuando se reabran las líneas del metro, estos puedan seguir siendo una alternativa a los vehículos automotores”, agrega Rangel.

Estas caravanas —que serán guiadas por ciclistas experimentados— están pensadas para aquellas personas que quieran intentar por primera vez el recorrido en transporte no motorizado desde sus domicilios hasta su trabajo, o al menos hasta la estación del metro más cercana que se encuentre dando servicio y que cuente con estacionamiento en el que las personas puedan dejar sus bicicletas y scooters de manera segura y seguir el camino hasta sus destinos.

A partir de esta iniciativa, Mariana refiere que esperan llamar la atención de las autoridades en materia de movilidad, para que se amplíe la infraestructura vial que permita a más personas decidirse por estas alternativas de transporte sin miedo a ser víctimas de percances viales.

Ser ciclista en una ciudad para autos

Guillermo lleva varios años utilizando la bicicleta como medio de transporte para ir desde su casa, en San Francisco Culhuacán, hasta Polanco, donde se encuentra su trabajo.

Estos recorridos le han permitido constatar la falta de infraestructura vial en la mayoría de las grandes avenidas que conectan a las zonas más alejadas del centro de la ciudad, lo que considera como la mayor problemática para que otras personas se decidan a dejar el auto y animarse a “rodar”.

Conoce bien la ruta que sigue la Línea 12 del metro, cerrada desde mayo de 2021 tras el colapso de uno de los tramos elevados, y también sabe de primera mano cuales son las dificultades de transitar por las principales avenidas que llevan desde la terminal en Tlahuac, hasta la estación más cercana que actualmente da servicio, en Taxqueña, por lo que sin chistar se propuso como guía para acompañar a los ciclistas que quieran hacer este recorrido por primera vez.

Foto: Cuartoscuro

“Lo primero es quitarse el miedo y ser capaces de concebir otro modo de vivir y transportarse. Yo, por ejemplo, nunca tuve una vida cercana a tener auto, así que cuando me cansé de viajar en transporte público no fue lo primero que me pasó en mente como alternativa, pero una vez que le agarras confianza y aprendes a andar entre los carros, que con la cultura vial actual tienen preferencia, ya no te quieres bajar… es difícil que quieras renunciar a la libertad que despierta”, comenta Guillermo.

La idea de las caravanas es que durante una semana las personas recorran juntas la ruta y se habitúen a ella, que se conozcan entre ciclistas y que después de este periodo, en el que la organización de las rodadas corre a cargo de colectivos y asociaciones, los mismos vecinos de Tláhuac y Pantitlán puedan planear, con base en sus propios horarios y necesidades, grupos que se acompañen periódicamente para llegar más seguros en bici hasta zonas céntricas de la ciudad.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué se retiró el agua del océano de la bahía de Tampa antes de la llegada del huracán Ian

El fenómeno es llamado "marejada ciclónica a la inversa" y la explicación está en los vientos de los ciclones tropicales.
29 de septiembre, 2022
Comparte

El poderoso huracán Ian no solo trajo vientos y fuertes lluvias, sino que también causó un curioso fenómeno en las costas del oeste Florida conocido como marejada ciclónica inversa.

Esta hizo que en la mañana de este miércoles el agua del océano desapareciera de la Bahía de Tampa y de otras zonas, justo antes de que el ciclón categoría 4 tocara tierra con vientos sostenidos de 240 km/h.

Las imágenes en redes sociales mostraban la arena húmeda de la bahía que quedó una vez el agua “desapareció”. Varios transeúntes se aventuraron a acercarse y caminar sobre las algas que quedaron a la intemperie.

El Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU. compartió una imagen de lo ocurrido, lanzando una advertencia. “Nota importante: el agua volverá. No intente caminar allí ni en ningún otro lugar en que el agua haya retrocedido”.

Más tarde el agua no solo regresaría, sino que lo haría con mareas “catastróficas”, como había advertido el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

La última vez que se registró una marejada ciclónica inversa en Tampa fue en 2017, durante el paso del huracán Irma, que llegó a EE.UU. también con categoría 4.

Para comprender por qué sucede, debemos prestar atención a diversos factores, como la estructura del huracán y sus vientos.

La dirección del viento

Los vientos de los ciclones tropicales, cuando se forman al norte del Ecuador, circulan al revés de las manecillas del reloj, es decir, de derecha a izquierda.

La costa occidental de Florida se ubica en dirección contraria a la rotación del ciclón. Por eso, en las zonas que quedan al norte del huracán, este hace que el agua se retire hacia al océano por la fuerza de los vientos.

Por el contrario, en las zonas que quedan al sur, los vientos del ciclón hacen que el agua del océano entre en forma de marejada.

Según el meteorólogo José Álamo, del Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU., cuando ocurre la marejada ciclónica a la inversa suele haber una “marea baja” antes de la llegada del ciclón.

“Cuando el agua retrocede significa que el huracán viene de camino”, indicó.

una persona camina por la arena cuando retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

El regreso del mar

Sin embargo, el propio movimiento de los vientos del huracán lleva a que al desplazarse por una zona, ocurra un cambio de dirección: lo que iba en un sentido, al cambiar de posición el ciclón, regresa en el contrario.

Entonces, cuando la zona que estaba al norte del huracán pasa a encontrarse al sur, ocurre lo mismo, pero en sentido contrario. Es lo que llamamos surgencia o inundación costera de huracán.

También sucede que, cuando el huracán se aleja del lugar en el que las aguas se han retirado, estas pueden regresar lentamente, a medida que el sistema tropical abandona la zona.

niños caminan por la arena una vez retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HvJX5pcxMzg&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.