Colectivo pide aborto legal para personas trans
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Montserrat Sánchez

La lucha por el aborto legal también es diversa: colectivo pide incluir a las personas trans en esta demanda

El miércoles pasado, en el marco del 28S, el colectivo Juntrans se unió a la marcha de mujeres en la CDMX y pidió que también se garantice el derecho al aborto a personas trans y no binarias.
Foto: Montserrat Sánchez
1 de octubre, 2022
Comparte

Por dignidad, rabia y para poder elegir sobre sus cuerpos gestantes y menstruantes, personas trans y no binarias salieron a las calles de la CDMX y el miércoles pasado se unieron a la marcha para exigir un aborto, legal, seguro y gratuito en todo el país.

Reunidos al pie de la Glorieta de las Mujeres que Luchan, integrantes del colectivo Juntrans salieron por primera vez a reclamar que en los derechos sexuales y reproductivos se incluya a la diversidad LGBTTTIAQ.

Bajo la consigna “Ni de la Iglesia, ni la cis-norma, la biología, ni la nación, mi cuerpo es mío y solo mío y solo mía la decisión”, el pequeño contingente avanzó sobre la avenida Paseo de la Reforma con dirección al Zócalo capitalino. Tomadas de las manos y con las banderas de su identidad, las personas manifestantes lograron algo que antes se pensó imposible: formar parte de la lucha por el aborto.

Con pancartas en las que se leía que el aborto es para personas gestantes y menstruantes, Vera, quien se identifica como persona no binaria, reprochó que en el ámbito de la salud también se viva discriminación contra las diversidades sexuales.

marcha aborto cdmx trans

FOTO: Montserrat Sánchez

Lee: “La lucha es por todas”: la marea verde vuelve a tomar las calles de México para exigir un aborto legal y seguro

“En estas movilizaciones a veces se olvida que también se atraviesa a los hombres trans y personas no binarias. Hay todavía muchas mujeres que, al invalidar nuestra existencia e identidad, nos excluyen de una lucha que también es nuestra”, señaló la joven, mientras portaba un cartel con la leyenda “Aborta tu terfismo”.

De la mano de su novia, Vera caminaba al paso de su contingente. A ratos tomaba la manta negra con el nombre del colectivo y sonreía mientras veía el paso de la marcha, que se llevó a cabo en el marco del Día de Acción Global por un aborto legal y seguro.

“Estamos también marchando contra el odio, contra la transfobia, la discriminación. Hoy salimos a reclamar que el aborto no solo es para mujeres cisgénero”, resaltó Vera.

marcha aborto cdmx trans

FOTO: Montserrat Sánchez

“Soy un cuerpo gestante”

Portando un pañuelo verde en su brazo izquierdo y la bandera blanco con rosa en el derecho, Mauro encabezaba el contingente como un hombre trans con vulva que exige su derecho al aborto.

“Ya basta de que nos quieran quitar espacios en los que también nosotros debemos estar. Esta lucha es por y para todos, todas y todes con la capacidad de gestar y que deseen decidir sobre su vida, su cuerpo, su futuro”, dijo el manifestante.

Con un megáfono que portó desde la avenida Juárez y la calle 5 de Mayo, durante la marcha en la CDMX para exigir un aborto legal y seguro para personas trans, Mauro y sus compañeros de lucha corearon la consigna “Cuerpo gestante, cuerpo menstruante, mi derecho a abortar no lo borra mi identidad”.

“Queremos que nuestra voz se escuche, queremos estar presentes, las diversidades no debemos estar abajo ni a la sombra”, señaló Mauro, mientras se tomaba de la mano con sus compañeros, en señal de que están decididos a nunca más luchar solos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo es el sistema de tutelaje masculino que pesa sobre las mujeres en Qatar (y cómo se aplica realmente en la práctica)

En un país donde los locales son minoría frente a los extranjeros, la realidad para las mujeres puede variar desde un conservadurismo profundo hasta un progresismo que lucha por más libertades.
25 de noviembre, 2022
Comparte

La bahía de Doha al atardecer es uno de los puntos favoritos de encuentro de las múltiples culturas que conviven en este mes de Mundial en Qatar.

Cuando los termómetros relajan los 30°C en el “invierno” qatarí, familias, aficionados y curiosos coinciden caminando por la avenida Al Corniche que peina siete kilómetros del paseo marítimo de la capital.

Es aquí donde se aprecia mejor el contraste entre los visitantes occidentales y varias familias locales qataríes, que observan con algo de estupefacción la que se está montando en su país.

Los qataríes no son más de 350.000 en este Estado musulmán de tres millones de habitantes y entre ellos existe todo un espectro de interpretación de los principios islámicos.

Hay familias conservadoras y tradicionales, pero también progresistas y liberales.

El rol de la mujer está en el centro de esta realidad con más grises que blancos o negros.

Por Al Corniche, algunas pasean totalmente cubiertas de negro y otras, simplemente, llevan un hijab a color (velo solo para la cabeza y el cuello).

Pero las cuestiones que las afectan van mucho más allá de su atuendo.

En Qatar existe un sistema conocido como tutelaje masculino de mujeres que las que se oponen describen como “ser como una menor toda la vida”. Dicho sistema es la base de muchos reclamos para conseguir mejores derechos.

En Reino Unido, la BBC conversó con “Zainab”, una qatarí que prefiere no revelar su nombre a pesar de que ya vive fuera de su país.

Zainab dice que ciertos elementos religiosos conservadores dentro de la ley qatarí impactaron su salud mental hasta el punto de contemplar el suicido.

“Para cada gran decisión de la vida, necesitas el permiso escrito explícito de un guardián masculino. Si no lo obtienes, no puedes tomar esa decisión, ya sea matricularse en la universidad, estudiar fuera, viajar, casarse o divorciarse”, dice.

Mujeres qataríes en la Corniche

Getty Images
Mujeres observan los fuegos artificiales por la inauguración del Mundial en Doha.

Sin embargo, no todas las familias llevan a rajatabla este complejo sistema.

La qatarí Shaima Sheriff es cofundadora de Embrace Doha, una asociación cultural cuyo propósito es ayudar a la gran comunidad expatriada y a cada vez más turistas a entender mejor la cultura del país.

Sheriff dice a BBC Mundo que la aplicación del tutelaje no responde a una ley en sí, sino que reside en normas familiares que dependen de qué tan conservadora es la familia. Sheriff representa otra cara de la moneda, el entorno qatarí liberal donde las mujeres son empoderadas.

¿En qué consiste entonces el sistema de tutelaje?

Eleni Polymenopoulou, profesora en leyes y derechos humanos en la Universidad Bin Jalifa de Doha, explica a BBC Mundo que la Constitución qatarí, al ser un país musulmán, tiene a la ley islámica o sharia como fuente principal de derecho.

“Pero la sharia es un organismo muy diverso de reglas, con muchas escuelas de pensamiento, algunas más estrictas y otras más liberales, modernas y reformistas”, dice.

En la Constitución qatarí indica en su artículo 35 que todas las personas son iguales ante la ley y que no se les puede discriminar por sexo, raza, lengua o religión.

En 2019, la organización Human Rights Watch (HRW) publicó un extenso reporte donde recogió decenas de testimonios similares a los de Zainab.

En el mismo documento describe que el tutelaje masculino no es un sistema legal claro.

“Es más bien una mezcla de leyes, políticas y prácticas en que mujeres adultas deben obtener permiso de su tutor masculino para actividades específicas”, dice la ONG.

Este sistema supone un desafío para quienes la sufren porque que no existe claridad o información sobre el alcance de “estas leyes discriminatorias y requerimentos administrativos”.

El guardián masculino puede ser un padre, hermano, tío, padrino o esposo.

Mujer camina cerca del Museo Nacional qatarí

Getty Images
Algunas mujeres en Qatar van completamente cubiertas, otras se cubren el pelo.

El gobierno de Qatar tildó el reporte de HRW como impreciso y dijo que los testimonios descritos no estaban alineados con sus leyes, pero también prometió investigar los casos y procesar a quien rompa la ley.

Como profesora de varias estudiantes qataríes de leyes, Polymenopoulou dice que “muchas mujeres de familias liberales tienen permitido hacer muchas más cosas, pero que luego hay otras que necesitan el permiso del tutor para salir, por ejemplo, y que ese es uno de los mayores problemas. Realmente depende de la familia“.

“Muchas de mis alumnas siempre debaten sobre cómo cambiar la ley, se cuestionan por qué funciona así, por qué se les censura y qué se debe reformar. Otras son más conservadoras”, agrega.

BBC Mundo solicitó entrevistar a algunas de las alumnas de Polymenopoulou, pero no se pusieron en contacto. Entrevistar a qataríes locales está siendo uno de los retos de la prensa que ha venido a cubrir al Mundial.

“Una idea occidental”

Tener un padre conservador implicó que Zainab no llevara la vida que quería.

Dice que aquellas mujeres qataríes cuyas familias liberales no las restringen no se dan cuenta lo dañino que es el sistema de tutelaje.

Zainab dice que este sistema hace que las mujeres sufran a manos de los miembros que controlan la familia y que las leyes de Qatar suelen alinearse con las familias tribales conservadoras para mantenerlas satisfechas.

“Los conservadores creen que los derechos de una mujer es una idea occidental y que choca con valores islámicos, tradición y cultura”, comenta.

La qatarí pidió a la BBC no detallar su experiencia en caso de ser identificada porque podría implicar dificultades para su familia.

Mujeres qataríes en los estadios

Getty Images
En Qatar, a diferencia de otras naciones musulmanas, las mujeres han podido acceder a los estadios.

Funcionarios de la Copa del Mundo dicen que las críticas que recibe su país en este y otros asuntos no están bien fundamentadas.

Una visión que comparte la estudiante Moselle, de la Ciudad de la Educación en Doha: “No necesitamos que vengan organizaciones occidentales a decirnos qué podemos hacer y qué no”.

“Es nuestro país. Tenemos la oportunidad de desarrollarnos en la forma en que creemos y no en la forma que se nos dicta”, añade.

La visión de que existen mujeres conservadoras que acatan y creen en estas normas que occidentales ven como restrictivas es también otra cara de esta realidad.

Una colombiana con más de una década viviendo en el país cuenta a BBC Mundo sobre situaciones en que mujeres conservadoras qataríes le han llamado la atención o le han restringido el paso a ciertos lugares por considerar que su vestimenta no era adecuada.

“Las autoridades suelen ponerse de su parte. Las conservadoras lo ven como una ofensa a sus valores”, cuenta la colombiana, pidiendo confidencialidad: “Como residentes no deberíamos hablar mucho de eso”.

La generación empoderada

Cuando el gobierno de Qatar respondió al reporte de HRW, aseguró que el “empoderamiento femenino es central para su visión y éxito”.

“En Qatar, las mujeres ocupan roles prominentes en todos los aspectos de la vida, incluyendo la toma de decisiones políticas y económicas. Qatar lidera la región en casi todos los indicadores de igualdad de género, incluyendo la tasa más alta de participación laboral de mujeres, igualdad de salarios en el sector gubernamental y el porcentaje más alto de mujeres matriculadas en programas universitarios”.

Es el tipo de logros en que Shaima Sheriff, quien representa a un sector femenino más empoderado, prefiere centrarse.

“Creo que mucha gente tiene conceptos erróneos que cambian cuando llegan aquí. Las estadísticas sobre las mujeres hablan por sí solas. Hay muchas mujeres con másteres y doctorados incluso en universidades de la Liga Ivy”, dice a BBC Mundo.

“Aquí hay mujeres increíblemente inteligentes y mucho ha cambiado en los últimos cinco años. En Qatar se está haciendo mucho para reducir la brecha de género y apoyar más a las mujeres. También tenemos mucho apoyo por ser madres, algo que no siempre pasa en países occidentales”, continúa.

La emprendedora, graduada de arqueología, pide a la prensa extranjera y al mundo exterior que también mire este tipo de cosas al hablar de derechos y libertades de mujeres en Qatar.

“Por supuesto que aquí todo no es perfecto y que tenemos muchas cosas que mejorar. Pero tenemos muchas mujeres empoderadas en posiciones de liderazgo que están poniendo estos temas sobre la mesa”, finaliza.

Qatar 2022

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.