¿Cómo hacer visibles las necesidades de las personas con parálisis cerebral?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Yo También

¿Cómo podemos hacer visibles las necesidades de las personas con parálisis cerebral?

Un grupo de mamás de niñas y niños con parálisis cerebral que acuden al Instituto Nuevo Amanecer comparten su testimonio.
Yo También
Por Redacción Yo También
9 de octubre, 2022
Comparte

Lorena Garza, mamá de Leónidas Angel Aguilar Garza: Sería muy importante que las vías públicas fueran más accesibles para las sillas de ruedas, ya que el simple hecho de llevarlos al parque se vuelve toda una travesía.

Lorena Garza con Leónidas Ángel, un niño con parálisis cerebral.

Sarahi Coronado, mamá de Iván Mateo Zendejas: Debería haber más empatía cuando te ven en la calle, que sepan que mi hijo “no está malito”, que la parálisis cerebral es una condición, no una enfermedad. Que al usar transporte público la gente sea más empática y te ofrezcan el asiento si vas cargando al niño. Que los trámites para ayudar a las personas con discapacidad sean más ágiles y menos tardados. Sería importante que la gente sepa que las personas con parálisis cerebral también cuentan.

Sarahí Coronado, mamá de Iván Mateo, niño con parálisis cerebral.

Martha Imelda Argüelles, mamá de Yosgart Gael Hernández Argüelles: Debería haber más información sobre parálisis cerebral y que todos la conozcan. Que haya más transporte público que permita salir del encierro y podamos ir a donde sea sin limitarlo por su falta de movilidad. Que haya más médicos especialistas en atender niños con discapacidad. Que la gente sea más empática y respete sus derechos.

Martha Imelda Argüelles, mamá de Yosgart Gael.

Ivonne Cabrera, mamá de Moises Abdiel Cabrera González: En los lugares específicos para personas con discapacidad que hay en los transportes públicos deberían tener cinturones de seguridad para que los niños vayan más seguros.

Ivonne Cabrera abrazando a su hijo Moisés Abdiel, un niño con parálisis cerebral.

Erika Orozco, mamá de Christopher Ruiz Orozco: Como padres de hijos con parálisis cerebral nos gustaría evitarles muchas cosas como la discriminación, la falta de inclusión en escuelas, guarderías, en las fiestas de cumpleaños. Nos gustaría evitarles que la gente se les quede mirando por su visible discapacidad.

A la sociedad lo único que le pedimos es empatía, sensibilidad en las situaciones que vivimos. No es ponerse en nuestros zapatos porque si no tienes una discapacidad no sabes realmente cómo se vive con ella, pero sí puedes ser empático con las familias que vivimos con una discapacidad.

Al gobierno le pedimos y exigimos su esfuerzo y empeño en el trabajo a favor de las familias que vivimos con un integrante con parálisis cerebral, que se hable realmente de una inclusión real, que no sólo haya becas, que también haya proyectos culturales, educativos, de salud para el desarrollo de esta población. Queremos un desarrollo integral real.

Somos muchos y muchas luchando por estas causas pues no somos minoría. La discapacidad no discrimina género, raza, cultura, niveles socio económicos, mucho menos edad, tomémoslo en cuenta.

Erika Orozco, mamá de Christopher, un niño con parálisis cerebral.

Lee: Personas indígenas con discapacidad exigen inclusión: “AMLO se olvidó de nosotros y nos anuló de sus políticas”

Eva Nohemi Hernández, mamá de Sebastián Flores Hernández: En el transporte público, específicamente en los camiones, debería haber filas exclusivas para personas con discapacidad. Así sería más fácil que hubiera lugares disponibles en el transporte, sobre todo porque yo voy cargando a mi hijo. Sebastián es largo y más llenito, así que la gente no cree que tenga parálisis cerebral y se me quedan viendo con esa mirada que dice todo.

Eva Nohemí abrazando a Sebastián, un bebé con parálisis cerebral.

Beatriz Isleño, mamá de Kenya Rocha Isleño: Debería existir una institución exclusiva gubernamental donde se tomen en cuenta las opiniones y sus necesidades de las personas con parálisis cerebral y otras discapacidades, y que ahí se promoviera la resolución de esas inquietudes.

Se deben promover ante la sociedad la equidad, la igualdad, la inclusión y los derechos de los niños con parálisis cerebral. Debe haber terapeutas, maestros, directivos capacitados en todo lo que se relacione a la parálisis cerebral. Debe haber brigadas médicas y de apoyo en beneficio de la salud física y emocional de las personas con parálisis cerebral y sus familias.

El resto se consigue informándose, trabajando en equipo, involucrando a las familias y vinculándose con otras instancias fuera de la institución.

Beatriz Isleño, mamá de Kenya, joven con parálisis cerebral.

Alejandra Saldaña, mamá de Emilio Fabián Duarte Saldaña: Se deben hacer campañas de concientización en medios de comunicación, hacer peticiones en los Congresos de los estados para que se reformen las leyes y obliguen a los servidores públicos y privados (escuelas, hospitales, centros deportivos, parques, transportes, etcétera) a ser inclusivos en sus servicios y ser funcionales para todos.

Alejandra Saldana,, mamá de Emilio Fabián, niño con parálisis cerebral.

Si te gustó esta nota y te interesa saber sobre discapacidad, inclusión y accesibilidad visita https://www.yotambien.mx/

Te puede interesar: El ABC de cómo prepararte para un sismo si tienes o vives con alguien con discapacidad

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La radical cirugía estética que usan cada vez más los hombres y por la que les deben romper huesos

Cada vez más hombres consultan la forma de ganar unos centímetros con una cirugía que incluye la rotura del hueso.
26 de noviembre, 2022
Comparte

“Las mujeres generalmente no salen con hombres que son más bajos que ellas. Lo más difícil a veces era sentir que no iba a encontrar una esposa”.

La frase es de Sam, un hombre británico de 30 años que hace parte de una tendencia de cirugías estéticas para hombres en países como Estados Unidos, Reino Unido e incluso España: el alargamiento de piernas para aumentar de estatura.

Una operación invasiva que implica romper el fémur para poder ganar unos centímetros.

Sam señala que gracias a una operación ganó 8 centímteros de estatura y pasó de medir 1,62 metros a 1,70 metros en unos pocos meses.

“Siempre he pensado que ser alto y tener éxito están relacionados. Por eso tuve que encontrar mi propia solución”, le dijo al periodista de la BBC Tom Brada.

Esta operación lleva aparejadas semanas de convalecencia y un proceso de recuperación durante el cual el paciente no puede caminar incluso por meses.

Pero no solo eso, en algunos casos los hombres pagan cerca de US$70.000 para ganar algunos centímetros de altura.

“Es una operación dolorosa, que implica un proceso de recuperación largo debido a que una parte del hueso queda blanda por lo que se debe esperar a caminar hasta que ese hueso pueda sostener de nuevo el peso del cuerpo”, le dice a BBC Mundo el cirujano Kevin Debiparshad, que practica esta operación.

Debiparshad ha llegado a hacer hasta 50 cirugías de este tipo al mes en su consultorio de Las Vegas, Estados Unidos, llamado LimbplastX Institute, en donde dice que ha notado un aumento en la demanda entre pacientes hombres.

Hueso operado.

Getty Images
La operación consiste en romper el hueso y separarlo un poco con la ayuda de una barra.

“Cada vez más ha quedado atrás el tabú de que los hombres no se realizan cirugías estéticas. Y en ese sentido, esta operación se ha convertido en una que buscan especialmente”, señala Debiparshad.

Pero no siempre ha sido así. Durante años, especialmente en países orientales, la operación de alargamiento de piernas ha sido requerida en mayor medida por las mujeres.

Por caso, reportes de medios locales e internacionales señalan que muchas mujeres en China, en una mayor medida que sus pares hombres, se han sometido a una operación similar para alcanzar más estatura.

Sin embargo, en países occidentales las cifras señalan que es un fenómeno en expansión a partir de la demanda de pacientes hombres.

Rehabilitación, no estética

La práctica está rodeada de controversia.

Tanto la Asociación Estadounidense de Cirujanos Plásticos como la Academia Estadounidense de Ortopedistas señalaron en documentos enviados a BBC Mundo que la cirugía de alargamiento de piernas es un procedimiento ortopédico con fines cosméticos.

Y el pionero de esta técnica fue precisamente un cirujano ortopédico soviético que innovó en los tratamientos de rehabilitación en soldados que quedaban mutilados durante la II Guerra Mundial.

Su nombre era Gavril Ilizarov, un respetado médico que durante ese tiempo en el campo de batalla notó, junto a los experimentos que había hecho durante sus años de estudiante, que los huesos, especialmente el fémur, tendían a expandirse y “rellenar” la brecha que quedaba entre dos partes cuando se había sufrido una fractura.

Foto de Medio Oriente.

Getty Images
El China esta operación ha sido muy popular entre las mujeres.

Entonces Ilizarov desarrolló una técnica que consistía en romper el hueso, pero sin comprometer la parte conocida como el periostio (que es la parte externa del hueso), separarlo un poco y esperar que el mismo hueso se encargue de ocupar el espacio que quedaba entre medio.

“Esa técnica ha evolucionado mucho, pero realmente la idea inicial es la misma: lo que hacemos es que el hueso mismo llene ese espacio y allí es donde se ganan los centímetros de más que quiere el paciente”, explica Debiparshad.

Según explicaron varios cirujanos consultados a BBC Mundo, el tratamiento estándar es el siguiente: primero se perfora y realiza un agujero en los huesos de las piernas, que luego se parten en dos.

Tras esto, se coloca quirúrgicamente una barra de metal en el interior del hueso y se mantiene en su lugar mediante una serie de tornillos.

Luego, la barra se va alargando lentamente hasta 1 milímetro cada día, extendiéndose hasta que el paciente alcanza la altura deseada y sus huesos se dejan hasta que sanen nuevamente.

Tanto para Sam como para otros pacientes, el procedimiento no es sólo doloroso, sino que el tiempo de recuperación puede ser muy largo.

“En mi primera consulta, el médico me dejó muy claro lo difícil que iba a ser la cirugía. Me preocupaba lo que podría hacer después de tener esos centímetros extras. ¿Seguiré pudiendo caminar? ¿Seguiré pudiendo correr?”, relató el paciente británico.

Sam anota que hizo fisioterapia un par de horas al día entre tres o cuatro veces por semana, por un lapso de seis meses.

“Fue una experiencia muy humillante. Es un poco loco… es como tener nuevas piernas y aprender a caminar de nuevo. Se ve como una cirugía estética, pero lo hice mucho más por mi salud mental”, anota.

IOperacion de piernas

LimbplastX Institute
El alargamiento de piernas es una operación compleja que implica muchos meses de recuperación.

Los riesgos

Este es uno de los aspectos que más llama la atención entre la comunidad médica cuando se pone la lupa sobre esta intervención: los riesgos que se corren al someterse a un procedimiento tan invasivo con fines cosméticos.

Algunos especialistas alertan de las complicaciones potenciales, desde lesiones nerviosas y embolias arteriales hasta la posibilidad de que los huesos no se vuelvan a fusionar.

“Las técnicas y la tecnología han mejorado sustancialmente en las últimas dos décadas, lo que lo convierte en un procedimiento más seguro; sin embargo, además de desarrollar más hueso, se debe desarrollar más músculo, nervio, vasos sanguíneos y piel, y el procedimiento sigue siendo extremadamente complejo”, le dijo a la BBC Hamish Simpson, cirujano especialista en Ortopedia.

Pero no solo es una cuestión física: los especialistas alertan de los riesgos de tipo psicológico que hay que tener en cuenta, como por ejemplo que algunos de estos pacientes pueden tener dismorfia corporal.

Y eso los lleva, de acuerdo a los especialistas, a priorizar la operación por sobre el bienestar físico y mental.

OIperacion alargamiento de piernas.

Getty Images
El hueso, una vez separado, comienza a rellenar el espacio.

“Cuando se enfrentan al dilema de elegir algún lugar con experiencia quirúrgica de en este tipo de operaciones o un lugar para hacerlo a bajo precio, no creo que las personas sean necesariamente conscientes de todas las cosas que pueden salir mal y que a menudo salen mal”, le dice a la BBC David Goodier, cirujano ortopédico británico.

Y como esas operaciones se hacen a menudo fuera del país, los que terminan atendiendo esas fallas son los médicos locales, que no han hecho la operación”, señala Goodier.

Debiparshad está de acuerdo en que no es una intervención sencilla y que tiene varios aspectos que la hacen riesgosa.

“Se necesitan equipos de alta tecnología para reducir los riesgos postoperatorios, pero sobre todo somos muy claros con los pacientes sobre los riesgos de la operación y sobre que el proceso de recuperación va a ser muy lento”, señala el cirujano.

“Además, ofrecemos un apoyo postoperatorio a las personas que se practican esta cirugía para garantizar el éxito del procedimiento”, añade.

Tendencia masculina

Pero lo que es innegable es que el alargamiento de piernas es una operación que cada vez más buscan los hombres para ganar unos centímetros.

Al menos en una docena de países existen clínicas donde se realizan este tipo de procedimientos y en las consultadas por BBC Mundo en Estados Unidos, Canadá, España y Reino Unido confirmaron que había un aumento de hombres que solicitaban practicarselo.

De hecho, Debipashard fue más preciso y señaló que las consultas de este tipo se han duplicado en los últimos tres años.

Centímetrs.

LimbplastX Institute
En las operaciones se pueden ganar hasta ocho centímetros.

“Lo que escucho de mis pacientes hombres es que han perdido el miedo a hacerse una cirugía de este tipo y creen que esto les puede ayudar a mejorar su autoconfianza“, anota.

Entre las razones que ha escuchado sobre los motivos que buscan los hombres en hacerse la operación se esgrimen asuntos personales hasta estadísticas como que el promedio de altura de las 500 personas más ricas del planeta (publicada por la revista Forbes) era de 1,82 metros.

Esta tendencia coincide con la cifra que la Asociación Estadounidense de Cirujanos Plásticos le dio a BBC Mundo en la que señala que las cirugías plásticas en hombres han aumentado en un 30% comparada con la década anterior.

Pero todos los especialistas consultados para esta nota señalan el mismo aspecto: es una operación compleja, costosa, de mucho riesgo y que tiene un largo proceso de recuperación, que debe estar supervisado por especialistas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.