Periodistas, héroes ante compra de conciencias: Santiago Gamboa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
FOTOS: Penguin Random House

“Los periodistas son los héroes cuando impera la compra de conciencias”: Santiago Gamboa, escritor

El autor colombiano, quien acaba de publicar su novela 'Colombian Psycho', señala que en sus historias le gusta mostrar el contrapunto de sociedades con fuerte presencia de la corrupción y la violencia y, al mismo tiempo, con personas que actúan “con nobleza” a pesar de estos problemas.
FOTOS: Penguin Random House
Comparte

Narcotráfico, violencia, corrupción, guerrilla y periodismo en Colombia son temas que el autor Santiago Gamboa lleva a sus novelas. En esta ocasión, en su nuevo libro, Colombian Psycho (Alfaguara, 2022) el también columnista en El País y El Espectador presenta una historia donde las mujeres y la prensa juegan un papel clave.

Colombian Psycho surge de la mirada de Gamboa hacia su país después de haber vivido 30 años fuera de él. El libro —dice— es resultado de lo que ha visto en la sociedad, la política y el mundo colombiano.

“Evidentemente, (es) una sociedad muy desigual, una sociedad tremendamente contaminada por el narcotráfico y por la corrupción. Una sociedad en donde la clase política, por supuesto, es una de las más contaminadas y de las más, de alguna manera, ligadas a estos problemas”, señala Gamboa en entrevista.

Ante un contexto como el colombiano, el autor explica que para él, como para otros autores, escribir novela de realismo social es la sentencia de terminar haciendo novela negra, “porque es la misma realidad la que nos impone este tipo de temas”.

En ese contexto, para Gamboa, la llegada de Gustavo Petro a la presidencia es un momento que trae esperanza para construir un nuevo país, donde las diversidades y la representación de las mujeres tengan la presencia que por décadas se invisibilizó.

De la realidad a la novela negra

Gamboa siempre se interesó por escribir novelas que tienen que ver con el realismo social y Colombia es un país lleno de historias para ello. En sus personajes, le gusta mostrar la nobleza de las personas a pesar de la violencia en la que se desenvuelven.

(Escribo) de la violencia, de la crueldad y también de la nobleza. De los gestos de las personas de bien, de cómo las personas de bien logran sobrevivir en contextos tan difíciles y no en medio de la corrupción, en medio del robo, en medio de la inmoralidad”, dice.

“Hay una cantidad de gente, la mayoría, que se levanta todas las mañanas a trabajar y sale a hacer las cosas bien. A mí me conmueve mucho ver cómo la sociedad colombiana está conformada mayoritariamente por gente de bien”.

Lee: Tres libros de rebeldía y lucha contra las violencias machistas y hacia las infancias

De acuerdo con la ONU, en 2021, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en Colombia verificó el homicidio de 100 personas defensoras de los derechos humanos. Entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2022, la oficina recibió información sobre 114 homicidios de defensores y defensoras, de los cuales 22 casos han sido verificados hasta ahora.

A pesar de los problemas de seguridad en Colombia, el autor señala que las personas que hacen trampa y utilizan el Estado como botín son las menos.

“(Aunque) son pocos, hace mucho ruido, pareciera que toda la sociedad y que toda Colombia estuviera metida dentro de esa situación. A mí, lo que me gusta en las novelas es hacer el contrapunto. El contrapunto entre las historias de los malos, pero también las historias de los buenos, porque hay una cantidad de gente que tiene la mística de querer arreglar las cosas a cambio de nada”, cuenta.

Investigar la verdad desde el periodismo

Investigar para aspirar a obtener justicia también es parte de la narrativa en las novelas de Gamboa. Colombian Psycho muestra a través de sus personajes la importancia de las mujeres en la sociedad y la labor de las y los periodistas en la búsqueda de la verdad.

Si bien la novela contine diversos temas, uno de los más impactantes y dolorosos, de acuerdo con el autor, es el asesinato de jóvenes por parte del Ejército para cobrar premios.

“Los asesinaban y los vestían de guerrilleros bajo una tremenda y terrorífica costumbre que hubo en el Ejército (durante) la época del presidente Álvaro Uribe. Se consideraba que una baja del enemigo era un positivo, era un triunfo. Entonces, a los soldados que mataran guerrilleros en los combates se les daba como incentivos, premios, dinero, salidas, permisos”, describe Gamboa.

A decir del autor, esta práctica consistía en llevarse a jóvenes desempleados, algunos adictos a las drogas u otros con enfermedades mentales para matarlos. Los vestían de guerrilleros para después utilizarlos como bajas y cobrar premios. De ahí surge la historia de “Los falsos positivos”.

“De esta manera se catalogó con nombres y apellidos a 6 mil 402 muchachos. Por eso la cifra 6 mil 402 se hizo en Colombia una cifra llena de contenido y llena de dolor. Una de las historias de Colombian Psycho tiene que ver con los ‘falsos positivos’”, explica.

En la novela, las y los lectores también encontrarán como tema la corrupción política en Colombia, muy ligada a un gran problema que comparte con México: el narcotráfico.

La guerrilla y el periodismo igualmente están presentes, con la presencia de dos mujeres que se complementan. Una de ellas es periodista; la otra, su colaboradora, una mujer que estuvo en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y se desmovilizó en el proceso de paz. 

“A mí me gusta que los protagonistas de mis novelas sean, sobre todo, periodistas precisamente para que no haya esa inmediatez entre el saber la verdad y que triunfe la justicia porque en nuestros países, en donde hay tanta corrupción, el triunfo de la justicia se ve muy pocas veces”, dice Gamboa.

“La verdad la conocemos por los periodistas. Son los que más investigan, más que los fiscales, más que los detectives y más que la policía”.

Gamboa cuenta que en Colombia la prensa entrega, casi semanalmente, informes completos sobre delitos y muchas veces no pasa nada. La fiscalía los recibe y da un trámite lento, mucho más si se trata de personas cercanas al gobierno de turno.

“Por eso el periodista, para mí, es el verdadero héroe de sociedades como las nuestras en donde impera tanto la corrupción y la compra de conciencias”.

La esperanza de una nueva Colombia

Con la llegada de Gustavo Petro a la presidencia de Colombia, el autor percibe una sociedad esperanzada porque es la primera vez que hay un gobierno popular con propuestas de cambios importantes, un gobierno que ya no es de los grandes empresarios sino que promete dedicarse a mejorar la vida de la mayoría de la población.

“Colombia es un país que tiene unas desigualdades tremendas y más del 50% de la gente vive en pobreza. Es tan fuerte que, inclusive, hay niños que mueren de desnutrición y de hambre. Un gobierno como el de Gustavo Petro nos llena de esperanza y de ilusión, (es) una oportunidad nueva para la gente en Colombia”, dice.

Otro punto que destaca es la presencia de mujeres en esta administración, empezando con su vicepresidenta, Francia Márquez, mujer afrocolombiana. Su figura —considera— es una oportunidad para la representación de las mujeres, la afrodescendencia y las personas “de origen humilde”.

“Fue empleada doméstica en su juventud y hoy es abogada y líder social. Entonces, fue como si Colombia se hubiera mirado al espejo por primera vez y hubiera visto realmente quiénes somos. Nosotros no somos una sociedad de niños blancos ricos que hablan mejor inglés que español, pero son los que nos han gobernado desde el principio de la República”, dice Gamboa. 

“Colombia es una sociedad multiétnica y multicultural atravesada por comunidades variadas y diferentes”, subraya el autor.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las 24 horas de ataques sincronizados del narco en Ecuador que dejaron 6 muertos y llevaron a un nuevo estado de excepción

Los tiroteos por parte de grupos del crimen organizado en Ecuador se han atribuido al traslado de presos del Penal del Litoral, en Guayaquil.
2 de noviembre, 2022
Comparte

Dos provincias de Ecuador vivieron 24 horas de terror cuando bandas armadas realizaron ataques sincronizados que fueron calificados por el presidente Guillermo Lasso como “una declaración de guerra” contra el estado de Derecho, el gobierno y la ciudadanía.

El mandatario decretó un nuevo estado de excepción en Guayas y Esmeraldas por 45 días, que implica un toque de queda desde las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana.

Según informó el diario El Universo, hasta el momento hay cinco policías muertos, atacados a tiros mientras patrullaban las calles de estas dos provincias, y un civil, quien falleció, por una herida de bala en la cabeza.

La mayoría de los ataques se produjeron entre la una y las tres y media de la madrugada, e incluyeron detonaciones de artefactos explosivos y coches bomba en los alrededores de gasolineras, terminales de autobuses y comisarías.

Como indicó en septiembre la enviada especial de BBC Mundo a Guayaquil Valentina Oropeza, “el Ministerio del Interior y la Policía Nacional han registrado 145 atentados con explosivos en Ecuador entre enero y agosto de este año, un récord en la historia del país. 72 de ellos, casi la mitad, han ocurrido en Guayaquil”.

Los atentados continuaron en horas de la tarde, por ejemplo frente al edificio municipal de Durán, ciudad vecina a Guayaquil, que tiene la segunda tasa de homicidios más alta del país, según informó el medio GK.

Traslados “por reparaciones”

Los ataques habrían sido -según la prensa local- una respuesta de grupos vinculados al narcotráfico a un traslado de cientos de presos del Penal del Litoral, ubicado en Guayaquil y escenario de motines sangrientos en los últimos dos años (unos 120 internos murieron en esta cárcel en septiembre de 2021).

El diario El Universo informó de panfletos atribuidos a las bandas Los Lobos y Los Tiguerones que advertían el lunes pasado con hacer uso de su poder logístico y armamento si “tocaban” a su gente de los pabellones 8 y 9 de esa penitenciaría.

Familiares de presos en el el Penal del Litoral

Getty Images
Familiares de presos en el el Penal del Litoral se autoconvocaron desde el lunes afuera de la penitenciaría.

Se desconoce aún a qué otros centros de rehabilitación fueron llevados los presos, cuyo traslado fue atribuido por el SNAI (Servicio Nacional de Atención Integral para Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores) a “reparaciones en los pabellones”.

“No sabemos a dónde los llevan, los mandan a morir”, dijo a este diario uno de los familiares que desde la noche del 31 de octubre se autoconvocaron en las afueras del Penal del Litoral ante las primeras noticias de los traslados y con temor a nuevas masacres carcelarias que han dejado más de 400 muertos en Ecuador desde 2020.

Mientras, en un centro de rehabilitación de Esmeraldas siete funcionarios penitenciarios fueron secuestrados por los presos y más tarde liberados.

“Incomodidad”

En este marco de violencia, el presidente suspendió sus vacaciones familiares a Orlando, Estados Unidos, por las que había sido criticado en redes sociales debido a la situación de violencia en el país, y se trasladó a Guayaquil -capital de la provincia del Guayas- para encabezar la respuesta del gobierno a esta última ola de atentados.

Según Lasso, lo ocurrido en estas 24 horas muestra “claramente los límites que la delincuencia organizada transnacional está dispuesta a traspasar”.

Guillermo Lasso, presidente de Ecuador

Getty Images
El presidente Lasso ha decretado varios estados de excepción desde 2020 pero la violencia no se detiene en el país.

“La narcodelincuencia se siente incómoda y manifiesta su malestar con violencia”, añadió el mandatario, atribuyendo la reacción de las bandas armadas al combate de su gobierno al tráfico de drogas.

Como informó Valentina Oropeza, en 2022 Ecuador figura como el tercer país donde se incauta más cocaína después de Colombia y Estados Unidos, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga.

Guayaquil, el mayor puerto marítimo del país, también es el principal puerto de salida de la droga que navega por el Pacífico hacia el norte del continente americano.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.