Guardia Nacional: Revocan amparo que frenaba paso a Sedena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Tribunal de Guanajuato revoca suspensión provisional para frenar la transferencia de la Guardia Nacional a la Sedena

Los magistrados determinaron que la persona que interpuso la queja no logró demostrar que la transferencia de la Guardia Nacional a la Sedena le provocara un agravio directo.
Cuartoscuro
19 de octubre, 2022
Comparte

El Tribunal federal de Guanajuato revocó la suspensión provisional para frenar la transferencia de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En la sesión pública de este 19 de octubre, los magistrados determinaron que la queja presentada por el Gobierno era fundada y revocaron la suspensión que previamente había otorgado la jueza novena del distrito de Irapuato.

La suspensión otorgada establecía que la Guardia Nacional se quedase bajo el control de la Secretaría de Seguridad Pública y Ciudadana, como ordena el artículo 21 de la Constitución.

Sin embargo, en esta nueva sentencia, el Tribunal determinó que el quejoso, Ángel Castro Gómez, no probó que la transferencia de la Guardia Nacional a la Sedena le provoque un agravio directo.

“No se puede presumir válida y objetivamente que el decreto que ordena el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional a la Sedena le genere al quejoso un agravio diferenciado, esto es, distinto al que pudiera resentir el resto de la sociedad”, explicó el ministro Gerardo Mendoza.

El magistrado dijo que la persona que interpuso la queja tenía que probar algún daño de difícil reparación, directo y personal.

Mendoza dijo que suspender la transferencia a la Sedena afecta al orden público y el interés social en combatir a la delincuencia.

Guardia Nacional pasa a Sedena

La incorporación de la Guardia Nacional a Sedena se hizo oficial en septiembre pasado, con la entrada en vigor del decreto en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y la publicación de las reformas a distintas leyes.

El decreto informa las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; de la Ley de la Guardia Nacional; de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, en Materia de Guardia Nacional y Seguridad Pública.

Entre otras cosas, en el documento se anuncia la homologación de grados entre la Guardia Nacional y el Ejército, en donde se respetará la antigüedad, derechos y beneficios adquiridos.

Detalla también que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana transferirá a la Sedena, dentro de un plazo de 60 días, los recursos presupuestarios y financieros que correspondan para cubrir las erogaciones por concepto de servicios personales, gastos de operación de la Guardia Nacional y recursos materiales destinados a su operación.

También señala que el personal de la extinta Policía Federal dejará de prestar sus servicios en la Guardia Nacional, por lo que seguirá bajo su adscripción, conservando sus derechos laborales adquiridos.

En el caso de la Secretaría de Marina, ésta también deberá de transferir a la Sedena recursos financieros y presupuestarios para cubrir los servicios del personal naval que se transfiera a la Guardia Nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los crímenes por los que condenaron a 'la Barbie', el narcotraficante que sonrió en su detención

'La Barbie' era uno de los capos del narcotráfico mexicano más violentos; en 2018 fue condenado a 49 años de prisión.
29 de noviembre, 2022
Comparte

El narcotraficante estadounidense de origen mexicano Édgar Valdez Villarreal, conocido como “la Barbie”, debía cumplir una condena de prisión hasta el año 2056 en Estados Unidos.

El que fuera capo del Cartel de Sinaloa y considerado uno de los más sangrientos del narcotráfico en México recibió en 2018 una sentencia de 49 años de cárcel.

Pero ahora su nombre ha desaparecido del listado de presos bajo custodia en los registros de la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos.

“No está en custodia de la BOP (Agencia Federal de Prisiones)”, responde la página oficial al buscar el nombre del reo, según corroboró este martes BBC Mundo.

Las autoridades estadounidenses de momento no han revelado el paradero ni la situación del reo.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su gobierno ha pedido explicaciones a Estados Unidos.

Expertos creen que “La Barbie”, apodado así por su pelo rubio y ojos azules, podría estar colaborando con las autoridades estadounidenses, a quienes brindaría información a cambio de ciertos beneficios como la inclusión en un programa de protección de testigos, la reducción de su sentencia u otro tipo de beneficios.

El narco sonriente

Cuando fue presentado ante los periodistas después de su captura en 2010, “La Barbie” no dejó de sonreír.

Édgar Valdez, "La Barbie"
Getty Images

El momento en que Édgar Valdez, “La Barbie”, fue detenido.

El gesto desató polémica en el país, pues muchos lo interpretaron como una burla a las autoridades.

En 2015 fue extraditado al país norteamericano, donde tres años después un tribunal de Atlanta, Georgia, lo condenó a 49 años y un mes de prisión, así como una multa de US$192 millones, por cuatro delitos de narcotráfico y uno de lavado de dinero.

Valdez Villarreal se había declarado culpable de las acusaciones para evitar la condena de cadena perpetua que se había solicitado en su contra.

El fiscal del caso alegó entonces que “importó toneladas de cocaína a Estados Unidos mientras sin piedad avanzaba hacia los más altos cargos de uno de los carteles más poderosos de México, dejando a su paso incontables vidas destruidas por la violencia”.

Paradójicamente, tras dictarse la sentencia el fiscal afirmó que el narcotraficante iría “a prisión casi por el resto de su vida“, y que esto era un mensaje a los líderes de carteles mexicanos que “deberían saber que, como ‘La Barbie’, serían responsabilizados de sus crímenes”.

La guerra de carteles de narcotráfico aún sigue en Tamaulipas, en el noroeste de México.

AFP
La guerra de carteles de narcotráfico aún sigue en Tamaulipas, en el noroeste de México.

Violencia y crueldad

Valdez Villarreal nació en Laredo, Texas, en agosto de 1973, y desde los 19 años fue acumulando antecedentes penales menores.

El gobierno estadounidense señaló que en el año 2000 “La Barbie” ya tenía un próspero negocio de distribución de marihuana y cocaína en su ciudad natal.

Sus operaciones se extendieron incluso a lugares como Nueva Orleans, Luisiana, Memphis, Tennessee y Misisipi.

La actividad del joven texano llamó la atención de los carteles mexicanos del narcotráfico.

Ese mismo año 2000 fue reclutado por Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, que entonces era uno de los principales líderes del Cartel de Sinaloa (también llamado Cartel del Pacífico).

El capo le encargó una de las operaciones más importantes para la organización en ese momento: arrebatar el mercado y las rutas de tráfico de drogas de Nuevo Laredo, Tamaulipas, al Cartel del Golfo, que las controlaba.

La misión se acordó en un cónclave de líderes realizado en Cuernavaca, Morelos, según un informe del Centro del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI).

El encuentro tuvo lugar al inicio de 2005. Durante todo ese año “La Barbie” y su grupo pelearon violentamente calle por calle por el control del tráfico en Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos.

Arturo Beltrán Leyva

AFP
Arturo Beltrán Leyva, del Cartel de Sinaloa, reclutó a “La Barbie”.

Allí nació el cariz de crueldad que la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, atribuye a Valdez Villarreal.

La batalla fue el inicio de la guerra entre carteles que causó la muerte miles de personas, y que en algunas regiones del país todavía permanece.

Una captura mediática

Valdez Villarreal se convirtió en el personaje más cercano a Arturo Beltrán Leyva e incluso permaneció a su lado cuando el capo y sus hermanos rompieron su alianza con el Cartel de Sinaloa.

“El Barbas” fue abatido por la Marina en diciembre de 2009, y a partir de ese momento el texano tomó su propio camino.

Edgar Valdez, "La Barbie"

Getty
La vestimenta de Valdez Villarreal al momento de ser capturado llamó la atención de los medios.

Con su propio grupo emprendió una batalla por controlar el mercado de drogas en Guerrero, especialmente en el balneario de Acapulco, donde se vivieron algunas de las jornadas de mayor violencia en su historia.

La red del capo se extendió incluso a Morelos, la capital del país y el vecino Estado de México, donde fue capturado el 30 de agosto de 2010.

Al día siguiente fue presentado ante los medios en instalaciones de la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR).

Fue el momento en que no paraba de sonreír.

Los videos y fotografías del momento lo muestran con la mirada divertida, una camiseta deportiva Ralph Lauren y tenis nuevos.

La sonrisa, junto con la ropa, fue lo que más llamó la atención de los medios, e incluso marcaron una especie de moda en los mercados informales de ropa.

Una semana después de la captura, en las calles de la capital mexicana se vendían réplicas de la camiseta verde de “La Barbie”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.