La lucha del edificio Vizcaya contra la llegada de Airbnb
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

“Más que ganancias, vemos riesgos”: la lucha de los vecinos del edificio Vizcaya para evitar la llegada de Airbnb

Propietarios de departamentos del edificio, famoso por su ubicación y por aparecer en filmaciones, señalan que la renta de alojamientos representa para ellos inseguridad y molestias. Ahora, temen que la situación se agrave con el convenio entre la CDMX y Airbnb.
Google Maps
23 de noviembre, 2022
Comparte

Ante el crecimiento del número de alojamientos para turistas en la zona del Centro Histórico de la Ciudad de México, algunos propietarios de departamentos están preocupados por la llegada de la plataforma Airbnb a sus edificios, debido a los riesgos para la seguridad que implica la entrada de desconocidos y a las incomodidades que causan a los vecinos.

Tal es el caso de los habitantes del edificio Vizcaya, ubicado en la avenida Bucareli, cuya arquitectura lo ha hecho famoso en comerciales y series de televisión. 

Desde hace meses, vecinos del inmueble acordaron que, por seguridad y comodidad, se prohibiría la renta de departamentos en Airbnb, aunque no todos han cumplido con el compromiso.

‘Aldo’ —cuyo nombre verdadero se omite por temor a represalias— lleva 12 años viviendo en el edificio Vizcaya y, como propietario de dos departamentos, es uno de los habitantes que se niegan a que se renten los espacios del lugar a través de la plataforma para turistas.

“Yo llevo desde 2010 viviendo ahí y rentando, y me ha tocado de todo, pero trato de ser cuidadoso con las personas que meto acá. En el Vizcaya, hay muchas personas mayores y todos los propietarios cuidamos mucho del espacio, que no haya ruido, que sea seguro, algo que no se puede cuando los espacios se rentan por Airbnb”, dice en entrevista.

Hace un par de años, algunos de los propietarios comenzaron a ofertar departamentos en esta plataforma, lo que, de acuerdo con ‘Aldo’, provocó incidentes de inseguridad, además de molestias porque constantemente eran utilizados para la realización de fiestas. Fue por eso que, en una asamblea vecinal, se decidió la prohibición.

Sin embargo —lamenta el vecino—, este compromiso no se ha cumplido del todo. Aunque son pocos los departamentos que continúan rentándose por Airbnb, aún es común que en la entrada del edificio los habitantes observen a turistas llegar con maletas.

Lee: “De un día para otro somos desechables”: la expansión de la vivienda tipo Airbnb en la CDMX expulsa a vecinos de zonas céntricas

Debido a esta situación, hay reclamos hacia los comités de administración y vigilancia, hacia los propietarios de los departamentos que se alquilan de esta forma y hacia los inquilinos que causan molestias a los otros vecinos. Pero, más allá de los pleitos vecinales, los inconformes no pueden hacer más.

De acuerdo con Inside Airbnb, sitio dedicado a la investigación de la plataforma, en la Ciudad de México se ofertan 22 mil 948 espacios para turistas, cuya tarifa promedio por noche es de mil 537 pesos. Las alcaldías que concentran el mayor número de alojamientos son Cuauhtémoc —donde se ubica el edificio Vizcaya—, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Coyoacán.

“Más que ganancias, yo veo riesgos”

‘Aldo’ insiste en advertir sobre la situación: “Más que ganancias, yo veo riesgos con el tema de Airbnb y con todas las ideas que empiezan a darse en los edificios para encarecer las rentas”.

En el edificio Vizcaya, por ejemplo, cuenta que para hacer más lujoso el complejo habitacional, los vecinos votaron para que se construyera un roof garden, y así se hizo, pero al poco tiempo lo tuvieron que quitar porque las filtraciones de agua causaron daños a los techos de los departamentos.

Todo esto, dice, para que el edificio con más de dos siglos de haberse construido continúe siendo atractivo para la renta de espacios de filmación y para los inquilinos que acepten pagar montos por arriba de los 10 mil pesos al mes.

Las métricas sobre Airbnb monitoreadas por Market Minder a través de la plataforma AirDNA calculan que, en promedio, los alojamientos temporales para turistas de la Ciudad de México tienen ganancias mensuales de 868 dólares, equivalentes a 16 mil 870 pesos.

Para ‘Aldo’, resulta preocupante que la posibilidad de obtener más dinero por rentar departamentos a turistas sea tan atractiva como para que más vecinos decidan cambiarse a este esquema de alquiler. Si esto ocurre, nada en la ley se los prohíbe, y todo quedará como hasta ahora, con el beneficio económico de algunos a costa de la inconformidad de otros.

El reclamo de los vecinos del edificio Vizcaya ocurre en el marco de la preocupación que generó el anuncio de la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, del acuerdo suscrito con Airbnb y la Unesco para la promoción turística de la capital como destino de nómadas digitales.

Lee: “No más gentrificación o habrá revolución”: ciudadanos protestan contra acuerdo entre CDMX y Airbnb

Sobre este tema, ‘Aldo’ coincide con otros vecinos y con especialistas que alertan que, con este acuerdo, existe el riesgo de que más propietarios decidan cambiar su esquema de renta a la de turistas con esta plataforma, que cada vez adquiere más terreno dentro de las zonas céntricas.

“Los precios ya son una grosería, en las rentas, en las cafeterías y hasta en las fondas, donde ya no encuentras comida por menos de 100 pesos… y sí, es atractivo ganar más dinero subiéndole a los inquilinos o metiendo los departamentos a la plataforma —reconoce—, pero no, yo paso, y pasamos varios vecinos de la zona”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Crecen las protestas en China por los confinamientos; manifestantes piden que Xi Jinping renuncie

El fin de semana se inensificaron las protestas a raíz de un incendio que mató a 10 personas en un bloque de apartamentos en Urumqi.
27 de noviembre, 2022
Comparte

Las protestas contra las restricciones por COVID-19 en China se intensificaron a raíz de un incendio que mató a 10 personas en un bloque de apartamentos en Urumqi, capital de la región autónoma uigur de Xinjiang, en el oeste del país.

Miles de personas salieron a las calles de Shanghái para recordar a las víctimas y manifestarse contra las restricciones. Muchos de los presentes exigían la renuncia del presidente Xi Jinping.

La BBC vio al menos a tres personas que fueron llevadas en coches de la policía.

Muchos señalan el confinamiento en los edificios como la causa de las muertes en el incendio.

Si bien las autoridades chinas niegan que esa haya sido la causa, los funcionarios de Urumqi emitieron una disculpa inusual el viernes por la noche y se comprometieron a “restaurar el orden” eliminando gradualmente las restricciones.

“Xi Jinping, renuncia”

En la protesta en Shanghái, la ciudad más grande de China y centro financiero mundial, se vio a algunas personas encendiendo velas y dejando flores para las víctimas.

Urumqi

Getty Images
Una gran presencia policial podía verse en las calles de Urumqi el domingo por la mañana.

Otros gritaban consignas como “Xi Jinping, renuncia y “Partido Comunista, renuncia”. Algunos también sostenían pancartas en blanco.

Esta clase de demandas son algo inusual dentro de China, donde cualquier crítica directa al gobierno y al presidente puede resultar en duras sanciones.

Un manifestante le dijo a la BBC que se sintió “conmocionado y emocionado” de ver a la gente en las calles, y dijo que era la primera vez que veía una disidencia a gran escala en China.

Dijo también que los encierros lo habían hecho sentir “triste, enojado y desesperanzado”, y lo habían dejado incapaz de ver a su madre enferma, que estaba en medio de un tratamiento contra el cáncer.

Otra manifestante le explicó a la BBC que a los policías se les preguntó cómo se sentían acerca de las protestas y la respuesta fue “igual que tú”. Pero, dijo, “usan sus uniformes, así que están haciendo su trabajo”.

Otros relataron hechos de violencia, y un manifestante le dijo a la agencia de noticias AP que uno de sus amigos había sido golpeado por la policía en el lugar, mientras que otros dos habían sido rociados con gas pimienta.

Presencia policial

Aunque la situación en la zona se había calmado el domingo por la mañana, la BBC vio una mayor presencia policial en el área de la protesta, con varias decenas de policías, guardias de seguridad privados y policías vestidos de civil en las calles.

Urumqi

Getty Images
Muchos dejaron flores en las calles para recordar a las víctimas del incendio.

En otros lugares, en varias universidades chinas, aparecieron en internet fotos y videos de estudiantes que protestaban el sábado por la noche. La multitud más grande parecía estar en la Universidad de Comunicaciones de Nanjing.

Los videos de las protestas son difíciles de verificar de forma independiente, pero muchos de ellos muestran una crítica inusualmente explícita y abierta al gobierno y su líder.


Protestas inusuales

Tessa Wong, Reportera Digital de la BBC en Asia

El incendio de Urumqi fue un escenario de pesadilla para muchos chinos que se han visto sometidos a restricciones generalizadas en los últimos meses, encerrados en sus apartamentos sin forma de escapar, según algunos relatos.

Las autoridades han cuestionado estas afirmaciones, pero esto no ha impedido que se propague la indignación pública y la ansiedad.

El incidente se ha convertido en el último punto de inflexión en la creciente frustración. Millones están cansados ​​de tres años de restricciones de movimiento y pruebas diarias de covid.

Xi Jinping

Getty Images
Durante las protestas se escuchaban gritos que exigían la renuncia de Xi Jinping.

La ira se ha extendido a todos los rincones de China, desde las principales ciudades hasta regiones remotas como Xinjiang y el Tíbet, y ha galvanizado a todos los sectores de la sociedad, incluidos los jóvenes estudiantes universitarios, los trabajadores de las fábricas y los ciudadanos comunes.

A medida que crece esta ira, las protestas contra las medidas por la covid se han convertido en algo cada vez más común. Pero incluso las manifestaciones de este fin de semana son inusuales en esta nueva normalidad, tanto en su número como en la franqueza de sus críticas al gobierno y al presidente Xi Jinping.

Salir a las calles en masa con cientos de personas pidiendo la renuncia del presidente Xi se creía impensable no hace mucho tiempo.

Pero después de una protesta dramática reciente en un puente de Pekín que sorprendió a muchos, parece haberse establecido un precedente para la expresión de una disidencia más abierta y aguda.

Otros también han optado por ondear la bandera china y cantar el himno nacional, cuyas letras defienden los ideales revolucionarios e instan al pueblo a “levantarse, levantarse”.

Es una muestra de patriotismo que también podría leerse como una expresión de solidaridad con los compatriotas chinos que sufren bajo la política de covid cero de Xi, y un llamado a la acción.


Las protestas son las más recientes de una serie acelerada de manifestaciones contra las medidas de covid cero de China que también se han vuelto cada vez más audaces en las críticas al gobierno y al presidente Xi.

La estrategia de covid cero es la última política de este tipo entre las principales economías del mundo y se debe en parte a los niveles de vacunación relativamente bajos de China y al esfuerzo por proteger a las personas mayores.

Los confinamientos de último momento han causado ira en todo el país, y las restricciones de covid en general han desencadenado protestas violentas recientes desde Zhengzhou hasta Guangzhou.

A pesar de las estrictas medidas, el número de casos de China esta semana alcanzó récords históricos desde que comenzó la pandemia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.