“Una presidenta no mejorará derechos de mujeres”: Norma Cerros
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía de editorial Grijalbo

“Tener una presidenta no necesariamente traerá una mejora para los derechos de las mujeres”: Norma Cerros, autora

La especialista en género, autora del libro ‘Rompe la brecha’, subraya que acabar con las desigualdades que enfrentan las mujeres implica atender un problema sistémico y exige la participación de familias, gobiernos y empresas.
Cortesía de editorial Grijalbo
11 de noviembre, 2022
Comparte

Las mujeres en México ganan entre 13.57% y 27% menos que los hombres, ocupan apenas 35% de los puestos de liderazgo, directivos y gerenciales, y realizan 73.3% de los trabajos de cuidado no remunerados. 

Norma Cerros advierte sobre esa realidad en su libro Rompe la brecha. Un feminismo que nos falta: la igualdad de género en el trabajo (Grijalbo), al tiempo que alerta sobre las dificultades para superar esos problemas, incluso si una mujer llegara a la Presidencia de la República en los próximos años.

“Yo creo que aquí, tristemente, contrario a lo que se pudiera pensar, el hecho de que una mujer suba a la presidencia no necesariamente se va a ver en una mejora de los derechos de las mujeres”, dice en entrevista.

En su libro, Cerros plantea preguntas como ¿en qué momento la desigualdad de género y la brecha salarial se hicieron tan profundas?, ¿por qué las mujeres llegan tarde al mundo laboral y se sigue considerando que el trabajo doméstico y de cuidado no remunerado es casi exclusivo de la mujer? y ¿por qué no se ha logrado que las mujeres tengan un equilibrio en la vida laboral y personal?

Con datos sobre de dónde viene México y hacia dónde va en materia de igualdad, la autora no solo busca hacer un diagnóstico, sino también exponer propuestas para cerrar la brecha de género en el trabajo.

Así, plantea que su obra sea “una guía o un manual para que las mujeres que lo lean tengan acceso a información”, de manera que puedan reconocer “el poder que tienen a pesar de los muchos obstáculos” y, con base en ello, diseñar la vida que quieren vivir.

“Es como una cachetada, pero también un apapacho al corazón”, dice.

Cerros sostiene que Rompe la brecha muestra una realidad que afecta a todas las mujeres del país: la desigualdad de género y los prejuicios que las limitan para participar en el trabajo pagado.

Afirma que esta desigualdad es parte de “un problema sistémico” que no se va a solucionar solo con el empoderamiento de las mujeres, sino que estas deben “tener información, herramientas para confrontar el sexismo, para ir cambiando la conversación y evidenciar el trato desigual”.

En ese camino, Cerros —especialista egresada de la Universidad de Berkeley en California— advierte que la familia, los gobiernos y la iniciativa privada deben reconocer su corresponsabilidad en las problemáticas históricas que enfrentan las mujeres.

Te puede interesar: ¿A trabajo igual, salario igual? En México, las mujeres deben trabajar 51 días más al año para ganar lo mismo que los hombres

Romper estereotipos y trazar nuevos caminos

La autora señala que es momento de comenzar a trazar un camino en el que, con la ayuda de la familia y de quienes toman decisiones, se pueda cambiar la realidad laboral de las mujeres y lograr que tengan escenarios de oportunidades.

“La asignatura más importante que tenemos como sociedad es reconocer el valor que tiene el trabajo no remunerado, doméstico y de cuidado para hacer posible la economía y la vida de un país”, argumenta.

“Se debe de reconocer el valor que tiene este trabajo para la sociedad, transitar hacia acuerdos familiares a donde se compartan más equitativamente estas tareas; que gobierno e iniciativa privada también reconozcan la corresponsabilidad que tienen”.

Para la autora, es momento de romper estereotipos, la idea de que la mujer “tiene que ver por todos antes de por sí misma” y la idealización de la maternidad, porque “nos invitan a estar dudando constantemente de nosotras mismas” y, con ello, a no buscar puestos de liderazgo.

“Hay mucho que podamos hacer, empezando por reconocer cómo juegan estas creencias, estereotipos y prejuicios, y reconocerlos en acción para poder cambiar la narrativa”, insiste.

“Una presidenta no se traduce en mejoras”

En su libro, Cerros advierte que paridad de género no es lo mismo que igualdad de género.

Si bien en la Cámara de Diputados se logró la paridad, esta no se ha traducido en cerrar la brecha de género que existe en el país ni en velar por los derechos de las mujeres.

Con base en ese antecedente, descarta que la eventual llegada de una mujer a la Presidencia de la República se traduzca en automático en una mejora en los derechos de las mujeres y en que se erradique la desigualdad de género, pues muchas mujeres que se dedican a la política piensan más en sus partidos que en beneficiar a su sector de la población.

“Muchas de las mujeres que han llegado a ocupar estos puestos de representación en el Congreso tienen la camiseta más puesta con su partido que con los derechos de las mujeres. Paridad no significa igualdad”, sostiene.

“Yo creo que aquí, tristemente, contrario a lo que se pudiera pensar, el hecho de que una mujer suba a la presidencia no necesariamente se va a ver en una mejora de los derechos de las mujeres”.

Frente a ello, argumenta que hay muchos otros factores que se deben considerar para elegir a una persona en la presidencia, entre ellos, la trayectoria que demuestren y su compromiso a favor de los derechos de las mujeres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Huracán Ian se fortalece a categoría 4 y se acerca a Florida tras dejar destrozos en Cuba

En el estado de Florida las autoridades advierten de la posibilidad de "amplios impactos" cuando la tormenta llegue a sus costas.
28 de septiembre, 2022
Comparte

La mayor parte de la península de Florida, en Estados Unidos, se encuentra en estado de emergencia ante la llegada del huracán Ian, que se fortaleció a categoría 4.

La tormenta se dirige con vientos de más de 240 km/h a la costa oeste de Florida, tras dejar graves destrozos y dejar sin luz a Cuba a su paso por la isla.

De hecho, en la madrugada de este miércoles ya se registraron los primeros destrozos causados por fuertes vientos a causa de Ian en la localidad de Pembroke Pines, en el norte de Miami.

De acuerdo al reporte de las autoridades locales, algunos árboles resultaron derribados por los vientos. También se registró el daño a varios automóviles.

Las autoridades locales llevan días instando a los ciudadanos a “hacer sus preparativos” para enfrentar el huracán, que se espera que toque tierra en la tarde de este miércoles, hora local.

Florida

EPA
Los negocios en la costa oeste de Florida se preparan para la llegada del huracán.

Millones de personas se encuentran bajo órdenes de evacuación obligatorias y voluntarias, particularmente en las áreas más cercanas a la costa.

En las últimas horas los pronósticos han cambiado y es probable que el huracán no impacte directamente como se esperaba en la ciudad de Tampa, sino más al sur.

Lo cierto es que la trayectoria exacta del huracán es incierta, pero el gobernador Ron DeSantis advirtió sobre “amplios impactos en todo el estado”.

A lo largo de la costa oeste de Florida, los estantes de las tiendas de comestibles se vaciaron rápidamente y hubo largas colas en las gasolineras.

Funcionarios locales están distribuyendo sacos de arena gratuitos para ayudar a los residentes a proteger sus hogares de las inundaciones.

Los meteorólogos dijeron que es posible que se produzcan inundaciones repentinas en gran parte la península de Florida y los Cayos.

Florida

Reuters
Residentes de Florida llenando sacos de arena antes de la llegada del huracán.

El gobernador declaró el estado de emergencia para todo Florida durante el fin de semana y activó a 5.000 soldados de la Guardia Nacional para ayudar con los esfuerzos de socorro.

DeSantis dijo que Ian representa un riesgo de “marejadas ciclónicas peligrosas, fuertes lluvias, inundaciones repentinas, vientos fuertes, mares peligrosos y actividad aislada de tornados”.

“Este es un huracán realmente grande en este momento”, dijo en conferencia de prensa este lunes, instando a los residentes a “mantener la calma”, pero “hacer lo que sea necesario para estar preparados”.

La Casa Blanca también brindará su apoyo en caso de desastre.

Destrozos y apagones en Cuba

Cuba

Getty Images
Imagen de las inundaciones causadas por el huracán en Batabano, Cuba.

En Cuba el huracán Ian dejó daños materiales “considerables” y se informó de la muerte de una mujer de 43 años cuya casa se derrumbó.

En la noche del martes, la isla entera estaba sin electricidad por los daños causados en la infraestructura por el huracán.

Cuba

Reuters
Un padre carga a sus hijos en Pinar del Río tras el paso del huracán.

En las provincias occidentales de Pinar del Río y Mayabeque se produjeron daños en viviendas, edificios públicos, fábricas, campos, casas de tabaco y carreteras, debido a inundaciones -tanto por las precipitaciones como por la entrada del mar en áreas costeras- y a la caída de árboles y postes eléctricos derribados por los fuertes vientos.

Colegios y otros servicios públicos quedaron suspendidos, como la inmensa mayoría del transporte terrestre y marítimo.

Cuba

Reuters

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ofr4hXodWmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.