Pese a prevalencia del hígado graso, no hay política de detección
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Pese a la prevalencia de 50% del hígado graso y sus riesgos, México carece de política para detectarlo y prevenirlo

El peligro de esta condición radica en que puede evolucionar hacia la cirrosis y después hacia el cáncer de hígado, advierten especialistas.
Cuartoscuro
15 de noviembre, 2022
Comparte

La obesidad, el sobrepeso, la diabetes, el colesterol y los triglicéridos altos que aquejan a buena parte de la población mexicana han hecho que la prevalencia del hígado graso (el número de personas que tienen el padecimiento) sea de más de 50%. Y pese a que este es un factor de riesgo para desarrollar cáncer de hígado, el sistema de salud público no tiene una política para hacer estudios para detectarlo a tiempo y revertir esta condición. 

El hígado graso se produce por la acumulación de grasa en este órgano. Puede evolucionar hacia la cirrosis (cicatrización o fibrosis del hígado que no solo se produce por consumo excesivo de alcohol) y después al cáncer, o bien, una persona puede pasar directo de tener hígado graso a desarrollar cáncer.

La prevalencia de 50% del hígado graso la estableció el Consenso Mexicano de la Enfermedad por Hígado Graso No Alcohólico, un grupo que se formó a iniciativa de la Asociación Mexicana de Gastroenterología y de la Asociación Mexicana de Hepatología para hacer una revisión actualizada y a fondo de temas como epidemiología, fisiopatología, formas clínicas, diagnóstico y tratamiento de esta condición en el país.  

No hay cifras oficiales de este trastorno. La expansión del hígado graso no se mide en la Encuesta de Salud y Nutrición (Ensanut) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), ni tampoco en las encuestas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), como sí se hace con la obesidad y el sobrepeso, la diabetes o la hipertensión. 

“No hay un reporte oficial sobre la prevalencia y la incidencia (nuevos casos) de hígado graso, para poder ver cada corto periodo de tiempo cómo vamos. Pero lo que sí sabemos, además del dato del 50% del consenso, es que de las personas que tienen obesidad hasta 90% de ellas pueden tener hígado graso; de quienes tienen diabetes, hasta 70% pueden tenerlo”, dice Nayeli Cointa Flores, especialista adscrita al departamento de gastroenterología y miembro de la clínica del hígado del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ). 

Es por eso que —de acuerdo con especialistas— desde el primer nivel de atención de las instituciones de salud se deberían hacer estudios a las personas con obesidad, sobrepeso, diabetes, colesterol o triglicéridos elevados o a quienes tienen hipertensión, que son quienes están en mayor riesgo de padecer esta condición. 

Cointa Flores explica también que en la población mexicana existe un rasgo llamado polimorfismo o una variedad genética llamada PNPLA3, que favorece la presencia del hígado graso incluso en personas delgadas. “Claro, no todas las personas tienen que ir a hacerse estudios, pero sí quienes tienen los factores de riesgo mencionados o consumo excesivo de alcohol”, dice. 

Los estudios que se hacen incluyen un ultrasonido y pruebas de función del hígado, que se realizan a partir de muestras de sangre. “No son complicados los estudios, y la mayoría de las veces no se hacen en primer nivel para prevenir. Llega al consultorio alguien con obesidad o diabetes y no le hacen los estudios para descartar que tenga hígado graso”, alerta Cointa Flores. 

Lee: Suben casos de cáncer de hígado en México; Insabi no lo contempla como padecimiento catastrófico para atender

Detección que da vida

Como no se detecta el hígado graso y el cáncer de hígado no da síntomas en sus fases iniciales, el 85% de los pacientes llega a tratamiento ya en las fases avanzadas de la enfermedad, cuando solo queda ofrecerles tratamientos paliativos, explica Luis Enrique Gómez Quiroz, investigador y miembro de la Alianza a Favor de los Pacientes con Hígado Graso. 

En cambio, cuando alguien tiene hígado graso y este se detecta a tiempo, dicha condición se revierte con dieta y ejercicio. “El hígado es tan noble —afirma Gómez Quiroz— que con un programa de alimentación y con ejercicio se recupera. Si una persona pierde el 5% de su peso corporal, el hígado graso empieza a sanar”. 

Ambos especialistas señalan que es importante que, en el primer nivel de atención, los médicos busquen de forma intencionada a las personas que tienen hígado graso y les den las recomendaciones adecuadas para revertir esta condición. 

También aseguran que es importante que la población conozca sobre este problema para que pueda exigir los estudios pertinentes. De hecho, María Eugenia Hernández Pérez, secretaria de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, presentó una iniciativa para que el 30 de octubre se designe como el Día Nacional de la Concientización del Cáncer de Hígado. 

“A pesar de que el cáncer de hígado es uno de los cánceres que más afecta a la población mexicana, al día de hoy todavía no contamos con una fecha conmemorativa nacional para sumar esfuerzos en dar visibilidad y mayor información sobre las características, impacto y prevención de este padecimiento, como la detección de quienes tienen hígado graso”, señala la diputada. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Huracán Ian se fortalece a categoría 4 y se acerca a Florida tras dejar destrozos en Cuba

En el estado de Florida las autoridades advierten de la posibilidad de "amplios impactos" cuando la tormenta llegue a sus costas.
28 de septiembre, 2022
Comparte

La mayor parte de la península de Florida, en Estados Unidos, se encuentra en estado de emergencia ante la llegada del huracán Ian, que se fortaleció a categoría 4.

La tormenta se dirige con vientos de más de 240 km/h a la costa oeste de Florida, tras dejar graves destrozos y dejar sin luz a Cuba a su paso por la isla.

De hecho, en la madrugada de este miércoles ya se registraron los primeros destrozos causados por fuertes vientos a causa de Ian en la localidad de Pembroke Pines, en el norte de Miami.

De acuerdo al reporte de las autoridades locales, algunos árboles resultaron derribados por los vientos. También se registró el daño a varios automóviles.

Las autoridades locales llevan días instando a los ciudadanos a “hacer sus preparativos” para enfrentar el huracán, que se espera que toque tierra en la tarde de este miércoles, hora local.

Florida

EPA
Los negocios en la costa oeste de Florida se preparan para la llegada del huracán.

Millones de personas se encuentran bajo órdenes de evacuación obligatorias y voluntarias, particularmente en las áreas más cercanas a la costa.

En las últimas horas los pronósticos han cambiado y es probable que el huracán no impacte directamente como se esperaba en la ciudad de Tampa, sino más al sur.

Lo cierto es que la trayectoria exacta del huracán es incierta, pero el gobernador Ron DeSantis advirtió sobre “amplios impactos en todo el estado”.

A lo largo de la costa oeste de Florida, los estantes de las tiendas de comestibles se vaciaron rápidamente y hubo largas colas en las gasolineras.

Funcionarios locales están distribuyendo sacos de arena gratuitos para ayudar a los residentes a proteger sus hogares de las inundaciones.

Los meteorólogos dijeron que es posible que se produzcan inundaciones repentinas en gran parte la península de Florida y los Cayos.

Florida

Reuters
Residentes de Florida llenando sacos de arena antes de la llegada del huracán.

El gobernador declaró el estado de emergencia para todo Florida durante el fin de semana y activó a 5.000 soldados de la Guardia Nacional para ayudar con los esfuerzos de socorro.

DeSantis dijo que Ian representa un riesgo de “marejadas ciclónicas peligrosas, fuertes lluvias, inundaciones repentinas, vientos fuertes, mares peligrosos y actividad aislada de tornados”.

“Este es un huracán realmente grande en este momento”, dijo en conferencia de prensa este lunes, instando a los residentes a “mantener la calma”, pero “hacer lo que sea necesario para estar preparados”.

La Casa Blanca también brindará su apoyo en caso de desastre.

Destrozos y apagones en Cuba

Cuba

Getty Images
Imagen de las inundaciones causadas por el huracán en Batabano, Cuba.

En Cuba el huracán Ian dejó daños materiales “considerables” y se informó de la muerte de una mujer de 43 años cuya casa se derrumbó.

En la noche del martes, la isla entera estaba sin electricidad por los daños causados en la infraestructura por el huracán.

Cuba

Reuters
Un padre carga a sus hijos en Pinar del Río tras el paso del huracán.

En las provincias occidentales de Pinar del Río y Mayabeque se produjeron daños en viviendas, edificios públicos, fábricas, campos, casas de tabaco y carreteras, debido a inundaciones -tanto por las precipitaciones como por la entrada del mar en áreas costeras- y a la caída de árboles y postes eléctricos derribados por los fuertes vientos.

Colegios y otros servicios públicos quedaron suspendidos, como la inmensa mayoría del transporte terrestre y marítimo.

Cuba

Reuters

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ofr4hXodWmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.