Murió Jesús Valencia, el Tiburón Negro, nadador con discapacidad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
FOTOS: Yo También

Murió Jesús Valencia, ‘el Tiburón Negro’, nadador con discapacidad que cruzó el Estrecho de Gibraltar

Jesús Valencia, ‘el Tiburón Negro’, nadador mexicano que fue la primera persona con discapacidad en recorrer esa zona que une a Europa con África, falleció a los 63 años.
FOTOS: Yo También
Por Rafael Trejo / Yo También
20 de noviembre, 2022
Comparte

Jesús Sergio Valencia Mendoza, una leyenda de la natación adaptada en México, murió esta semana a los 63 años, después de seis años de enfrentar diversas enfermedades que mermaron su salud.

Conocido como ‘el Tiburón Negro’, Jesús Valencia hizo historia hace 34 años al cruzar el Estrecho de Gibraltar, es decir, recorrer entre 18.5 y 22 kilómetros a mar abierto.

Esta proeza lo convirtió en la primera persona con discapacidad en recorrer el lugar donde se separan Europa y África, y el cuarto atleta con el mejor tiempo en la historia de este recorrido.

El deportista nacido en Isla de Cedros, Baja California, tenía discapacidad motriz adquirida por un accidente de tráfico a los 17 años, que le ocasionó inmovilidad en ambas piernas y le significó una transición complicada para adaptarse a su condición.

Lee más: Derribando barreras para la vivienda de personas con discapacidad

Grandes logros

Durante más de 30 años de trayectoria como nadador de larga distancia, ‘el Tiburón Negro’ realizó 32 cruces en distintas partes del mundo; se convirtió en el primer bajacaliforniano en nadar 24 horas de manera consecutiva; su récord personal finalizó en más de 25 mil kilómetros recorridos, más de 30 mil horas recorriendo los mares, e implementó un característico estilo de nado semisumergido.

¿Cómo inició su trayectoria en la natación de larga distancia?

De acuerdo con el portal de noticias El Vigía, Jesús decidió incursionar en el mundo de la natación gracias a su naturaleza inquieta y a una prolongada terapia donde descubrió que tenía la fuerza física para nadar. Comenzó extrayendo langostas, cangrejos y jaibas en Ensenada.

Tras mejorar su habilidad, comenzó a ejercitarse en aguas abiertas, hasta que en 1988 vivió su primera aventura: el cruce de la Isla Todos Santos hasta Playa Hermosa, en Baja California.

El final de su carrera

En 2014, Jesús se despidió de la natación con un homenaje de tres kilómetros en Playa Hermosa —el lugar donde todo comenzó—, en compañía de 65 nadadores.

 

Este texto se publicó originalmente en el sitio Yo También.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Estampida en Seúl: los testimonios que relatan el pánico en la tragedia del festival de Halloween en Corea del Sur

Más de 150 personas murieron y más de 80 resultaron heridas este sábado en Seúl al registrarse una estampida en un evento masivo por las fiestas de Halloween.
30 de octubre, 2022
Comparte

Testigos han descrito escenas de pánico y caos total cuando las estrechas calles del popular distrito de Itaewon, en Seúl, se llenaron de gente hasta formar multitudes en las que costaba respirar y moverse.

“Había decenas de miles de personas, la mayor cantidad que he visto en mi vida, hasta el punto de que nos aplastaron contra el pavimento“, le dijo a la BBC el periodista independiente Raphael Rashid.

Miles de adolescentes y veinteañeros llegaron disfrazados a Itaewon, un distrito en el corazón de la capital conocido por su vibrante vida nocturna, emocionados de poder festejar tras dos años de restricciones por la COVID, en Corea del Sur.

Pero los videos de lo ocurrido reflejaron el desarrollo de una tragedia que un testigo comparó con una película de guerra.

Se han reportado más de 150 muertos y más de 80 heridos en el desastre que sucedió el sábado en la noche.

Las imágenes que se han difundido muestran multitudes tan apretadas que las personas apenas podían moverse.

Unos lograron salir a un lugar seguro, pero se vieron transeúntes desesperados que ayudaban a los paramédicos a dar reanimación cardiopulmonar (RCP) a los heridos y una larga fila de víctimas en bolsas para cadáveres en el pavimento.

Un callejón de pendiente pronunciada se convirtió en una trampa mortal, pues, al parecer, la multitud se abalanzó hacia delante y la gente de adelante se cayó y fue pisoteada por los que estaban atrás.

“Las personas en el medio”

En algunos videos que se han publicado en Twitter se ve a los rescatistas jalando desesperadamente a las personas para sacarlas de una multitud abarrotada.

Una persona bajita como yo ni siquiera podía respirar“, dijo una testigo citada por la agencia de noticias AFP.

Parientes desesperados esperan por noticias de sus seres queridos.

Kim Hong-ji/Reuters
Parientes desesperados esperan por noticias de sus familiares y amigos.

Contó que había sobrevivido porque estaba al borde del callejón, pero que “las personas en el medio sufrieron más”.

Raphael Rashid dijo que “nadie entendía realmente lo que estaba pasando” y algunos policías estaban “parados encima de sus patrullas tratando desesperadamente de decirle a la gente que abandonara la zona lo antes posible”.

El médico Lee Beom-suk le dijo a la emisora local YTN que había tratado de revivir a algunas víctimas con RCP, pero que “el número explotó poco después, superando en cantidad a los primeros en responder (a la emergencia) en el lugar”.

“Muchos transeúntes vinieron a ayudarnos con la RCP”.

También dijo que “los rostros de muchas víctimas estaban pálidos”.

“No podía tomarles el pulso ni la respiración y muchos de ellos tenían la nariz ensangrentada”.

Familiares en un centro comunitario

Kim Hong-ji/Reuters

Park Jung-hoon, de 21 años, le dijo a la agencia de noticias Reuters que la situación estaba “completamente fuera de control“.

Y Moon Ju-young, también de 21 años, señaló que “había demasiada gente”.

“Sé que los policías y los rescatistas están trabajando duro, pero diría que hubo una falta de preparación”.

Una residente de Itaewon, Lee Su-mi, de 53 años, le indicó a Reuters que “aquellos jóvenes que fueron llamados ‘generación covid’ finalmente pudieron celebrar Halloween como su primer festival”.

“Entonces nadie fue capaz de prever que el festival se convertiría en un desastre”.


“Murieron en sus manos”

Fan Wang, BBC News, Singapur

A Ana, una española de 24 años, se le pidió que ayudara a tratar de reanimar a las víctimas mediante RCP, a pesar de que nunca antes lo había hecho.

Ella y su amiga alemana, Melissa, de 19 años, estaban en un bar al lado de donde ocurrió la estampida.

Zona donde ocurrió la estampida

BBC

Cuando intentaban salir alrededor de las 23:00 hora local (14:00 GMT), vieron ambulancias y policías que corrían pidiendo a la gente que se apartara para abrir espacio para sacar a los muertos y heridos.

“Había tantas personas que necesitaban gente común para hacer RCP. Entonces todos comenzaron a participar y ayudar. Teníamos dos amistades que sabían hacer RCP y salieron a ayudar”, le dijo Ana a la BBC.

“Tres minutos después o tal vez más regresaron llorando y con trauma porque trataron de salvar a cinco o seis personas, pero todas murieron en sus manos”, añade la española.

Entonces fue cuando salió a ayudar a dos muchachas. Sin saber cómo realizar una RCP, seguía las instrucciones de otros.

“Me decían cómo sostener la cabeza y abrir la boca y cosas por el estilo. Estaba tratando de ayudar, pero ambas también estaban muertas. Debo decir que todas las personas que trajeron para hacer RCP, la mayoría de ellas ya no respiraba, por lo que no podían hacer nada. No pudimos hacer nada, ese fue el trauma principal”, dice Ana.


“La gente cayó como fichas de dominó”

Servicio Tailandés de la BBC

Jessi Jassicah estaba en un bar en la esquina del callejón donde ocurrió la tragedia.

Acababa de abrir una botella de champán cuando escuchó un grito y se volteó para mirar qué pasaba afuera.

Flores y velas en honor a las víctimas se han colocado en la zona donde ocurrió la tragedia.

Kim Hong-ji/Reuters
Flores y velas en honor a las víctimas se han colocado en la zona donde ocurrió la tragedia.

“La gente ya se había caído” -contó en un video que publicó en Facebook- “y se cayó como fichas de dominó”.

De acuerdo con Jassicah, la gente comenzó a luchar para ponerse de pie y el personal de seguridad trató de evitar que entraran al bar cuando intentaban escapar de la aglomeración.

“Estuve encerrada por un tiempo porque la seguridad no me permitía salir. Estaba aterrorizada cuando veía a la gente escupiendo sangre y cómo les hacían resucitación cardiopulmonar”, dijo.

Dice que cuando logró salir y caminó hacia el siguiente callejón, se sorprendió al ver que “los turistas todavía estaban bailando, todavía estaban tomando fotos”.

“Fue impactante porque mucha gente no había visto las noticias, todavía no sabía lo que estaba pasando”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.