Gobierno de Maduro y oposición de Venezuela reanudan negociación en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Gobierno de Maduro y oposición de Venezuela reanudan negociación en México después de 15 meses de interrupción

La oposición de Venezuela insiste en tener un cronograma rumbo a las elecciones presidenciales “libres” previstas para 2024, tras acusar a Maduro de reelegirse fraudulentamente en 2018.
AFP
Por AFP
24 de noviembre, 2022
Comparte

Con renovado impulso internacional, el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición reanudarán el viernes en México negociaciones sobre la crisis de Venezuela, tras 15 meses de interrupción que oxigenaron al chavismo.

La agenda sigue sin cambios: los opositores insisten en un cronograma rumbo a elecciones presidenciales “libres”, previstas para 2024, tras acusar a Maduro de reelegirse fraudulentamente en 2018, mientras el gobernante exige levantar sanciones que Estados Unidos impuso a la otrora potencia petrolera.

La oposición acude “con la urgencia y voluntad de encontrar de una vez por todas acuerdos tangibles (…) que se traduzcan en soluciones para la crisis humanitaria, el respeto a los derechos humanos (…) y especialmente” garantías para “elecciones libres y observables”, señaló la llamada Plataforma Unitaria este jueves en un comunicado.

Pero analistas como el consultor político Pablo Andrés Quintero consideran que el contexto internacional, además de un debilitamiento de la oposición, han quitado “incentivos” para que Maduro ceda.

La crisis energética que desató la guerra en Ucrania elevó el atractivo del crudo venezolano para Washington, al tiempo que la región experimenta un viraje político a la izquierda.

“Esperamos que trabajen por el alivio de los desafíos humanitarios que enfrentan los venezolanos (sic), y elecciones libres y justas”, afirmó este jueves en Twitter Brian Nichols, jefe de la diplomacia estadounidense para las Américas.

El reinicio del diálogo fue anunciado el miércoles por el presidente colombiano, Gustavo Petro, indicando que la ronda se extenderá hasta el sábado.

Está previsto que las partes suscriban un “acuerdo parcial en materia social”, indicó en Twitter el gobierno de Noruega, que actúa como facilitador.

Lee: El gobierno de Maduro redujo ingresos de funcionarios públicos y desató una nueva ola de protestas en Venezuela

El presidente Andrés Manuel López Obrador deseó que en el encuentro se busquen soluciones y paz; señaló que México dan las condiciones para que se lleven a cabo estos diálogos sin actuar de manera protagónica.

“México siempre ve ayudar para buscar la paz, evitar el enfrentamiento, confrontación y está es la casa de todos y agradecemos que nos tengan la confianza para venir aquí para llevar a cabo estos diálogos que deseamos que den buenos resultados”, dijo.

Una fuente vinculada al proceso dijo a la AFP que las delegaciones sostendrán una primera “jornada de trabajo” el viernes por la tarde, y aclaró que aún no hay consenso sobre los próximos comicios y sus condiciones.

Impulso internacional

Petro, primer mandatario izquierdista de Colombia, manifestó disposición para apoyar los contactos.

Tras asumir el poder el 7 de agosto, restableció relaciones diplomáticas con Caracas, rotas en 2019 por diferencias entre el entonces presidente de Colombia, Iván Duque (2018-2022), y Maduro.

Venezuela, en tanto, acoge los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

La reunión consolida el impulso dado el pasado 11 de noviembre en París cuando Petro, junto el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el de Argentina, Alberto Fernández, y la canciller noruega, Anniken Huitfeldt, se reunieron con los principales negociadores venezolanos.

Tras el encuentro, realizado durante la quinta edición del Foro de París sobre la Paz, los dignatarios llamaron a las partes a retomar el diálogo y consideraron la negociación como “única vía” para superar la crisis que ha forzado la migración de 6.8 millones de venezolanos, según Naciones Unidas.

El chavismo y la oposición entablaron diálogos en México en agosto de 2021 tras fallidas iniciativas en 2018 en República Dominicana y 2019 en Barbados. Maduro los congeló dos meses después por la extradición a Estados Unidos del empresario Alex Saab, próximo al gobierno y enjuiciado por lavado de dinero.

El regreso a la mesa coincide con la visita oficial de Petro a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, con quien se reunirá la mañana del viernes.

Crisis energética y en la oposición en Venezuela

El escenario local y mundial ha cambiado desde la última ronda.

El dirigente opositor Juan Guaidó ha perdido aliados clave desde que en 2019 se autoproclamó presidente encargado invocando su condición de líder de la Asamblea Nacional, con respaldo de medio centenar de países encabezados por Estados Unidos.

Los partidos opositores también perdieron las elecciones regionales del año pasado, en las que participaron tras boicotear por denuncias de fraude las presidenciales de 2018 y las legislativas de 2020, y su poder para convocar protestas se desplomó.

Maduro, en tanto, busca contactos directos con la administración del presidente estadounidense Joe Biden, que envió delegados a Caracas en mayo y junio.

Lee: ¿Qué sigue en Venezuela?

Washington sigue desconociendo a Maduro y considera a Guaidó el líder “legítimo” de Venezuela, pero expresó disposición a revisar sus sanciones, que incluyen un embargo petrolero, en medio de la crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania.

Europa también busca salidas y Maduro dice estar “listo” para proveerle petróleo y gas.

El 7 de noviembre, en la conferencia del clima de la ONU (COP27) en Egipto, Maduro conversó informalmente con Macron, quien le llamó a “emprender un trabajo bilateral útil”. Francia también desconoce a Maduro.

En la región, además de Colombia, Chile y Brasil eligieron a presidentes izquierdistas este año, que sumados a los de México, Argentina, Bolivia y Perú conforman, según analistas, una nueva ola progresista en la región.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump quería bombardear laboratorios de droga en México y otras 7 revelaciones del libro sobre el expresidente

Para escribir “Confidence Man”, la periodista Maggie Haberman conversó con 200 personas, incluyendo el propio exmandatario Trump.
4 de octubre, 2022
Comparte

Donald Trump temió morir de Covid-19 en octubre de 2020, cuando se contagió de coronavirus; y le pidió a funcionarios como el entonces gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que no prestaran tanta atención a la enfermedad.

Esta es una de las ocho revelaciones que figuran en el esperado libro sobre el expresidente de Estados Unidos que la periodista del New York Times, Maggie Haberman, escribió y que salió a la venta el martes.

El libro, titulado “Confidence Man”, narra la vida de Trump desde su época de empresario inmobiliario hasta su vida después de la Presidencia. Para elaborarlo la comunicadora conversó con más de 200 personas, incluidos antiguos ayudantes del exmandatario y mantuvo tres entrevistas con el propio Trump.

El expresidente ha atacado a Haberman, escribiendo en su plataforma de redes sociales que el libro contiene “muchas historias inventadas con cero comprobación de hechos”.

1. Miedo a la muerte

El 2 de octubre de 2020 Trump dio positivo de covid-19 y como su condición empeoraba no solo fue trasladado desde la Casa Blanca al hospital militar Walter Reed de Washington, sino que incluso él mismo llegó a temer por su vida.

De acuerdo con el libro, el entonces jefe de gabinete adjunto, Tony Ornato, advirtió al presidente que si su salud se deterioraba aún más tendrían que poner en marcha los procedimientos para garantizar la continuidad del gobierno; es decir traspasar al vicepresidente sus poderes.

Trump no solo temió por su vida, sino por las repercusiones que su contagio podrían tener para su imagen. ¿La razón? Durante el inicio de la pandemia trató de minimizar la gravedad del coronavirus. Haberman asegura que el entonces mandatario pidió a sus ayudantes que se quitaran las máscaras y que aconsejó al entonces gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que no hablara públicamente del virus en la televisión.

“No le des tanta importancia a esto”, le dijo Trump a Cuomo, según el libro. “Vas a convertirlo en un problema”, habría dicho.

Trump junto a su hija y el esposo de ésta en un acto en la Casa Blanca

Getty Images
Haberman, en su libro, asegura que Trump pensó en despedir a su hija y al esposo de ésta, a quienes designó como asesores nada más llegar a la Casa Blanca.

2. Quiso despedir a Ivanka y a su esposo

Haberman, en el libro, también asegura que Trump estuvo a punto de anunciar, por Twitter, el despido de su hija, Ivanka, y del esposo de ésta, Jared Kushner, ambos asesores suyos.

La decisión la habría tomado el controversial político durante una reunión con el entonces jefe de gabinete John Kelly y el entonces consejero de la Casa Blanca Don McGahn. Sin embargo, la intervención de Kelly lo frenó. El general retirado le aconsejó a Trump que hablara primero con ambos antes de tomar esta medida.

Trump nunca habló con su hija y yerno, y ambos siguieron en sus cargos oficiales hasta el final de su Presidencia en enero de 2021.

El libro también revela que Trump frecuentemente hablaba con desprecio de su yerno, de quien una ocasión dijo “suena como un niño” después de escuchar un discurso que dio en 2017.

El exmandatario ha negado que hubiese pensado en despedir a Ivanka y a su marido. “Es pura ficción. Nunca se me pasó por la cabeza”, ha dicho.

3. Pensó en bombardear laboratorios en México

Haberman asegura que Trump planteó varias veces la posibilidad de bombardear laboratorios de drogas mexicanos, una sugerencia que dejó atónito al exsecretario de Defensa estadounidense Mark Esper.

Trump en un discurso junto a soldados y con un avión caza a sus espaldas

Getty Images
En el libro se asegura que Trump pensó la posibilidad de ordenar a sus fuerzas armadas que bombardeara los laboratorios de drogas que hay en México.

La idea surgió de una conversación que el entonces inquilino de la Casa Blanca mantuvo con Brett Giroir, un oficial de salud pública y almirante del Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos.

Giroir entró en el Despacho Oval vistiendo un uniforme de gala -como es habitual en los oficiales de salud pública del cuerpo- y le dijo a Trump que las instalaciones que producen drogas ilegales en México deberían ser tratadas como “blanco” para impedir que las sustancias ilícitas lleguen al país. Trump entonces le sugirió a Giroir, a quien por lo visto confundió con un militar, que bombardeara dichas instalaciones.

A partir de allí la Casa Blanca pidió a Giroir que dejara de llevar su uniforme a las reuniones con el mandatario.

Trump y sus seguidores se jactan de que durante su controversial mandato el Ejército de EEUU no se embarcó en guerras.

4. Presiones a Theresa May

El libro de Haberman detalla varios encuentros entre Trump y los líderes mundiales, entre ellos la primera reunión que mantuvo con la entonces premier británica Theresa May.

Durante la cita Trump habló sobre el aborto en los siguientes términos: “Algunas personas están a favor de la vida, algunas personas a favor del aborto. Imagínate que unos animales con tatuajes violaran a tu hija y se quedara embarazada”.

May y Trump a las puertas de Downing Street en 2019

Getty Images
En el libro se dan detalles de algunos de los encuentros que Trump mantuvo con otros líderes mundiales, entre ellos la entonces primera ministra británica Theresa May.

Sin embargo, luego cambió de tema y habló de cómo bloquear un proyecto eólico marino que se instalaría cerca de una propiedad suya en el Reino Unido.

5. “Cualquier cosa” por anular las elecciones de 2020

Cuando se hizo evidente que Trump iba a perder las elecciones presidenciales de 2020 frente al demócrata, Joe Biden, el entonces mandatario llamó al exalcalde de Nueva York y su abogado personal, Rudy Giuliani.

“Bien, Rudy, tú estás al mando. Haz locuras, haz lo que quieras. No me importa”, dijo Trump, después de que otros abogados se negaran a ir tan lejos como él en sus pedidos para anular los resultados electorales, según narra en el libro.

“Mis abogados son terribles”, le dijo Giuliani.

Giuliani dando un discurso ante la Casa Blanca

Getty Images
Haberman, en su libro, asegura que Trump habría dado “carta blanca” a su abogado, Rudolph Giuliani, para que consiguiera anular las elecciones presidenciales de 2020 que perdió.

6. Excusa sobre la marcha

Mientras hacía campaña en 2016, Trump fue preguntado por su director de campaña, Corey Lewandowski, y su secretaria de prensa, Hope Hicks, sobre cómo abordar su negativa a publicar sus declaraciones de impuestos, una cuestión que veían como un problema para su candidatura.

Haberman asegura Trump respondió: “Bueno, usted sabe que mis impuestos están bajo auditoría, siempre me auditan”.

“Así que podría decir: ‘Los publicaré cuando ya no esté bajo auditoría’. Porque nunca dejaré de estar bajo auditoría”.

Desde Richard Nixon, todos los presidentes de EE.UU. han publicado voluntariamente sus declaraciones de impuestos. Una investigación del New York Times de 2020 reveló que Trump pagó US$ 750 en impuestosobre la renta el año en que se convirtió en presidente.

Vsta de la casa de Trump en Florida, durante el allanamiento del FBI.

Getty Images
El libro refuerza las acusaciones de que Trump se hizo con documentos oficiales, en lugar de entregarlos a los Archivos Nacionales de EE.UU. y por ello su casa de Florida fue allanada por la policía.

7. Tiró documentos por el inodoro

Mientras ocupó la presidencia, el personal de la Casa Blanca descubrió que el inodoro que usaba Trump se obstruía frecuentemente por papeles, por lo que sospechaba que se deshacía de documentos oficiales por esa vía.

El político y empresario también habría destrozado documentos, lo que contraviene la Ley de Registros Presidenciales, que establece que los documentos creados o recibidos por un presidente son propiedad del gobierno de EE.UU. y deben ser resguardados por los Archivos Nacionales una vez que termina su período.

Los detalles del libro coinciden con las acusaciones sobre la desaparición de documentos durante el mandato de Trump formuladas por los Archivos Nacionales. El exmandatario también se enfrenta a una investigación penal por parte del Departamento de Justicia por mantener los papeles del gobierno en su residencia de Mar-a-Lago (Florida).

8. Confundía a los funcionarios que de minorías étnicas con camareros

Haberman relata que en una reunión en el Congreso, celebrada poco después de su toma de posesión en 2017, Trump confundió con camareros a un grupo racialmente diverso de empleados de legisladores demócratas, a los que les pidió que trajeran canapés y bebidas.

El libro detalla que Trump hizo los comentarios a los empleados del senador Chuck Schumer y de la representante Nancy Pelosi.

Haberman también documentó un historial de comentarios homófobos supuestamente pronunciados por Trump.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=NMDLd_zwYXY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.