close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agenda de Riesgos
Por Rodrigo Elizarrarás
Consultor y analista político. Interesado en la coincidencia entre movilización social, conflic... Consultor y analista político. Interesado en la coincidencia entre movilización social, conflictos políticos y violencia. Ha pasado de la Z a la A (del zapatismo a las autodefensas) en los últimos 20 años. Cuando puede intenta surfear, educar a dos hijos y siempre soñó con ser cronista de viajes o corresponsal de guerra. Vive con un pie en el DF y otro en BCS. (Leer más)
10 Riesgos para México en el 2019 (segunda parte)
Uno de los mayores riesgos para el gobierno actual es el de consolidar cambios tangibles en el menor tiempo posible, con el fin de lograr satisfacer la expectativa generada desde el periodo de transición.
Por Rodrigo Elizarrarás
25 de enero, 2019
Comparte

Por: Rodrigo Elizarrarás A. (@rodaxiando) y Cristina Rivas (@chrissierivas)

La semana pasada publicamos la primera parte sobre los riesgos más relevantes en 2019 para México, y en esta segunda ocasión presentamos los siguientes cinco riesgos que enfrentará el gobierno federal este año:

6. Grandes proyectos de infraestructura, la segunda gran promesa

Buena parte de la apuesta del presidente en materia de desarrollo económico se sostiene en dos pilares: la reactivación de Pemex y la producción petrolera, y el impulso de la economía regional mediante el desarrollo de grandes proyectos de infraestructura. Hay por lo menos dos proyectos emblemáticos de este gobierno, la refinería de Dos Bocas (en Tabasco) y el famoso Tren Maya, que busca la comunicación y promoción del turismo en la península de Yucatán. Sin embargo, es importante considerar que la forma como se desarrollan estos proyectos es probable que se extiendan más allá del sexenio, debido a los retrasos que suelen sufrir.

Además, si bien son proyectos estratégicos para el gobierno, no estarán exentos de numerosos obstáculos sobre todo en el terreno ambiental, donde organizaciones ambientales, grupos sociales y académicos han manifestado su oposición. Estas quejas parten de que no se han realizado los estudios ambientales pertinentes que permitan conocer la afectación y eventual mitigación de los daños a una de las selvas tropicales vírgenes más importantes del país. Si bien los proyectos de desarrollo regional son de gran utilidad para detonar la economía, hay que buscar que no generen otro tipo de afectaciones ambientales, sociales o a grupos vulnerables, como las comunidades indígenas del país.

7. El presupuesto federal, estirando la cobija para todos

Como ya se habrán percatado los líderes de Morena, el tema de la redistribución del presupuesto público es que no alcanza para todo lo que se quisiera. El tema de mover los recursos de un programa a otro, o de una dependencia a otra, deja irremediablemente algunos huecos presupuestarios.

En principio la estrategia buscaba reducir recursos para los órganos autónomos, bajar los salarios y los gastos suntuosos del gobierno federal (como autos, computadoras, remodelaciones, galletas, etcétera.) y dar mayor apoyo a los programas bandera de esta administración (becas para jóvenes y apoyos para adultos mayores). Sin embargo, el tema de fondo es que se tendrá que hacer más con menos y en el menor tiempo posible; es decir, menos personal, menos presupuesto, menos recursos en general, al mismo tiempo que se aseguran más compromisos, más promesas y más expectativas. Esto ya genera hoy en día algunos damnificados presupuestarios como es el caso de algunas encuestas de INEGI, por dar un ejemplo, que se han quedado sin presupuesto para realizarse.

Por lo que el riesgo actual consiste en generar resultados derivados de estos ajustes presupuestarios en el menor tiempo posible, dado que son programas nuevos que aún carecen de reglas de operación, que no cuentan con los lineamientos generales e indicadores básicos, ni un diagnóstico inicial del cual partir. Por lo que, su implementación tendrá que ser expedita y efectiva al mismo tiempo.

8. El exceso de explicaciones simplistas

La estrategia de campaña de AMLO se basó en ofrecer mensajes claros, simples y repetidos. Todo un éxito en términos de comunicación para que electorado entienda bien las propuestas y se pueda relacionar con ellas de forma cercana. Sin embargo, seguir con la misma receta de “lo simple es mejor”, puede no dar los mismos resultados cuando se trata de comunicar e informar (dos cosas distintas) desde la Oficina de la Presidencia. Consideramos que los mensajes en esta nueva etapa de comunicación deben ser más elaborados, mejor presentados, con información técnica precisa, y datos que soporten y den coherencia al mensaje presidencial, de tal suerte que no se dé la impresión de improvisación y falta de preparación.

La actual estrategia de las conferencias mañaneras puede ser inicialmente buena para posicionar los temas de interés del gobierno federal y dirigir la agenda pública en cierto sentido, pero la segunda parte de “preguntas y respuestas” presenta ambigüedades, fallas técnicas y cierta carencia de oficio que puede generar una mala percepción entre los medios y ciudadanos. El presidente López Obrador es un gran comunicador político y para mantener un mensaje fuerte y claro debe estar reforzado y asesorado con la mejor información disponible, de lo contrario corre el riesgo de desgaste innecesario e inefectividad en la comunicación. Es indispensable salir de la campaña y empezar a rendir cuentas de la acción del gobierno.

9. El combate al huachicol y robo de combustibles

Debido a que esta es una estrategia emergente de combate a un delito que resulta estratégico para el Estado Mexicano, y de prioridad para este gobierno, es que este tema cobra particular relevancia en los riesgos de este año. Ya inició un combate frontal a este delito, conteniendo el flujo de combustible que es “ordeñado” por los grupos delictivos dedicados a este ilícito negocio. En estos momentos es necesario hacer una pausa, diseñar y delinear una estrategia de corto y mediano plazo para el combate efectivo al robo de combustible.

Por lo menos cinco estados de la República sufren de afectaciones severas por parte de la delincuencia organizada, junto con grupos sociales, que dañan la infraestructura de Pemex y el patrimonio: Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Jalisco y Veracruz. Es necesario tener un plan integral y tomar las medidas pertinentes para combatir este delito más allá de cerrar ductos y desplegar al Ejército sobre los miles de kilómetros de ductos en el territorio nacional. Las propuestas ya están en la mesa, los directivos de Pemex (si es que queda alguno) las conocen bien, solo faltaba la voluntad política y las acciones enérgicas y bien planeadas para mostrar resultados positivos al final del año. No obstante, el riesgo latente está en debilitar a las bandas delictivas y evitar la repetición de escenarios como el de Tlahuililca, es decir, proteger a la población civil vulnerable.

10. Las (nuevas) elecciones en Puebla

Sin duda la elección en Puebla y el tipo de campaña que MORENA realice en esa entidad pesará mucho sobre la imagen que la opinión pública se forme de ese partido y de su convicción democrática. Al mismo tiempo, es la primera elección estatal para el presidente López Obrador, donde está obligado a mantener cierta objetividad y distancia necesaria de su partido y el resultado final.

De inicio será una contienda muy competida y marcada por un controvertido resultado anterior y un clima de alta polarización política, que ha afectado hasta el propio Tribunal Electoral Federal. De tal suerte que, en un escenario donde la trágica muerte de la gobernadora y exgobernador Moreno Valle no dejarán de ser un fantasma que ensombrezca la contienda electoral, se da inicio a una segunda vuelta, donde el PAN, fuertemente dividido, y MORENA, como partido en el poder, se enfrentan a un escenario que ojalá y no se convierta en una batalla campal. MORENA debe evaluar bien si un triunfo a toda costa en una entidad vale más la pena que mantener cierto grado de normalidad democrática y gobernabilidad a largo plazo. Ésta será una elección para mantener en el radar y observar las conductas de los partidos.

 

 * Rodrigo Elizarrarás y Cristina Rivas son consultores y analistas de riesgos políticos y sociales en HUMINT (@humintmx).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.