2022: Riesgos políticos y sociales en tiempos de pandemia (segunda parte) - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agenda de Riesgos
Por Rodrigo Elizarrarás
Consultor y analista político. Interesado en la coincidencia entre movilización social, conflic... Consultor y analista político. Interesado en la coincidencia entre movilización social, conflictos políticos y violencia. Ha pasado de la Z a la A (del zapatismo a las autodefensas) en los últimos 20 años. Cuando puede intenta surfear, educar a dos hijos y siempre soñó con ser cronista de viajes o corresponsal de guerra. Vive con un pie en el DF y otro en BCS. (Leer más)
2022: Riesgos políticos y sociales en tiempos de pandemia (segunda parte)
Un ejército de creyentes va conquistando el poder ante una pobre oferta política y va eliminando el debate público en múltiples temas. Los mexicanos se van quedando sin opciones políticas y ven una autoridad fuertemente cuestionada desde el poder.
Por Rodrigo Elizarrarás A. y Cristina Rivas
25 de enero, 2022
Comparte

La semana pasada publicamos en este espacio los primeros cinco riesgos políticos y sociales para este 2022, esta semana concluimos nuestros 10 principales riesgos que enfrenta el gobierno en este año que apenas inicia.

6. Ignorar el medio ambiente: La 4T ha dejado algo muy claro desde el inicio de la administración, el medio ambiente no es un tema de su agenda política, ni ha querido entender que la vulnerabilidad al cambio climático en amplias regiones del país afecta principalmente a los más pobres. Avanzar una agenda ambiental efectiva se traduce en beneficio directo para la población más vulnerable, pero el gobierno ha reducido los presupuestos de las dependencias encargadas de la protección ambiental hasta la inoperancia (tan solo un análisis); ha desmantelado y desaparecido instituciones ambientales como el INECC, e IMTA, cerrado oficinas de PROFEPA en zonas donde se necesitan con urgencia. Las ha convertido, en cambio, en cómplices para validar proyectos que claramente afectan el medio ambiente. Mientras tanto, los efectos del cambio climático afectan a todo el mundo, pero México a preferido ignorar esta realidad y mantener una serie de políticas y medidas como si la realidad global fuera ajena, con ello, solo crece la vulnerabilidad de amplias regiones del país ante los fenómenos climatológicos severos. Asimismo, quienes osan levantar la voz y ser defensores de sus territorios y de la naturaleza son acosados, perseguidos y asesinados. La situación ambiental de México es muy delicada y el gobierno prefiere cerrar los ojos y apostar a tecnologías caducas.

7. Una reforma energética viable para el futuro: El gobierno federal y sus afines están convencidos de hacer una contrarreforma energética que busca el control del Estado sobre la producción y distribución de la energía en el país. No soportan que empresas privadas entren a un esquema de libre mercado con el Estado. Actualmente ese modelo está a discusión para modificar lo que fuera la reforma energética de Peña Nieto; sin embargo, lo que se pone en riesgo en gran medida es la confianza del Estado Mexicano, ya que una contrareforma implicaría el incumplimiento de numerosos contratos previamente establecidos. El propio T-MEC que tanto celebraron con la llegada de AMLO al poder, entraría en riesgo, ya que el gobierno minimiza el impacto que tendrá sobre quienes ya han invertido miles de millones en infraestructua energética y los acuerdos internacionales previos. Particularmente relevante es que no es una reforma que busque avanzar una agenda progresista para dar mayor impulso a las energías renovables como algunos países están llevando acabo; todo lo contrario, se busca carbonizar más la energía y estancarla con tecnologías obsoletas. Si esta propuesta es aprobada se puede esparar un complejo proceso de imputaciones legales en los tribunales, además de enfrentar la oposición de EUA, quien ya ha manifestado su postura clara en dos ocasiones. ¿Qué hará el gobierno de la 4T? ¿Le importa el futuro o solo el presente inmediato en la opinión pública? ¿Pesa algo más que la ideología en esta reforma? El tema de fondo es cómo transformar nuestro consumo energético nacional más sustentable ambiental y financieramente y cómo transitamos hacia allá con el menor costo posible. Nada fácil.

8. Política internacional, migración y la falta de una visión estratégica: Uno de los mayores retos que enfrenta México actualmente es ordenar los flujos migratorios, con estricto respeto de los derechos humanos, así como garantizando un trato digno a las personas que buscan una mejor vida en EUA. Sin embargo, la apuesta del gobierno actual ha sido la contención a toda costa, a la espera de que los ya probados y fracasados programas de cooperación para el desarrollo se conviertan en el ancla para que las personas no abandonen su hogar. Se percibe poco exitoso este escenario. La situación ambiental y económica actual obliga a miles de personas a enfrentar una travesía llena de peligros, que hoy genera enormes tensiones en ambas fronteras. México enfrenta un doble dilema como receptor y expulsor de población que busca llegar a EUA, y tan solo alcanza a promover un (dudoso) programa gubernamental (Sembrando Vida) como única solución a una compleja situación hemisférica. También ha perdido legitimidad como un líder global clave para buscar soluciones multilaterales y buscar una solución diplomática y humanitaria entre las naciones involucradas; así México no solo enfrenta miles de solicitudes de refugio, pero también señalamientos por violaciones de derechos humanos ante organismos internacionales. Si la política internacional se sigue haciendo desde una visión meramente parroquial seguiremos perdiendo relevancia global, los conflctos internacionales crecerán y terminarán también por repercutir en el sector productivo nacional. Nunca antes había sido tan urgente contar con una agenda internacional con visión estretégica.

9. Acoso a prensa y reducción de libertades de expresión: La persecución desde el poder a miembros de la prensa ha ido en aumento en los últimos tres años. El gobierno mantiene una pugna constante contra las expresiones no afines a su credo. Cada ocho días la sección “quién es quién en las mentiras” atisa el conflicto con la prensa no alineada. Pero esa expresión es solo la cara amable de los ataques a la prensa y medios de comunicación, tan solo este mes tres periodistas han sido asesinados, y se suman a los 28 en lo que va del sexenio (vale la pena mencionar también a los defensores y activistas ambientales y de derechos humanos). Se han roto records de ataques a los medios de comunicación y este gobierno sigue culpando a la herencia del neoliberalismo. Estamos ante un gobierno que no asume su responsabilidad, no escucha y niega todo lo que se salga de la narrativa única que se emite cada mañana. Nada fuera de ese micrófono distrae la atención del gobierno. México pasa por momentos muy delicados en cuanto a libertad de expresión, incluyendo a medios de gran influencia y reconocimiento. Sin duda, este será un año particularmente difícil para la prensa y los medios de comunicación por el contexto electoral y la libertad con la que opera el crimen organizado; el acoso a los comuncadores y periodistas continúa en redes sociales a quienes no comparten el punto de vista único que se busca imponer. La libertad de opinión está en riesgo en una democracia secuestrada por un grupo político tremendamente anti-liberal. El retroceso en libertades de expresión también es un retroceso de libertad política.

10. Indiferencia y desprecio ante la violencia contra mujeres: Tener más mujeres al frente de cargos públicos en el gabinete es tan solo una pequeña parte de lo que hay que cambiar para que haya igualdad de género. A veces resulta más importante que haya condiciones para que puedan desarrollar su personalidad en absoluta libertad y sin violencia; sin embargo, muy poco se ha avanzado para reducir los feminicidios, mucho menos para mejorar la atención de casos de violaciones y abusos a las mujeres en todo el país. A los casos cotidianos de violencia de género se suman las otras violencias económicas y de salud, que no facilitan las condiciones de vida de las mujeres en todo el país. En dos años, no hay una sola política de compensación económica ante la pérdida de empleo de miles de mujeres en el país, tampoco hay programas exitosos de prevención de la violencia de género. Lo que sí se ve todos los días es la minimización de los hechos de violencia y respaldo frecuente de los acosadores –ya sean influyentes embajadores, candidatos a gobernador o diputados con fuero–. La impunidad es endémica en este país. Los movimientos feministas se han visto debilitados como consecuencia de la pandemia; a principios de marzo de 2020 se construía un bloque fuerte de lucha frente a una serie de gobiernos indiferentes ante la violencia; sin embargo, esos cambios tendrán que esperar aún más. Buena parte de la sociedad exige mejores políticas ante la barbarie y busca recomponer el rumbo; el riesgo es que aumente aún más antes de ver un cambio sustancial en la respuesta del Estado.

En el mediano plazo: La salud de una democracia en construcción

En el corto plazo hay procesos democráticos, pero hay poca fe en la democracia, hay un desmantelamiento del sistema de partidos tradicional, nuevas ofertas que no tienen solidez suficiente y fuertes críticas al árbitro. Ante la falta de liderazgos políticos importantes cada día se recurre más a artistas, deportistas, influencers y otros personajes (de cartón) que suplen a políticos de carrera solo por ser famosos, no por aportar soluciones a los problemas públicos. La oposición es inexistente o, en el mejor de los casos, una parodia que da pena ajena. Así, la democracia se va debilitando desde adentro; los partidos no representan a nadie y el partido del presidente va ganando poco a poco más espacios. Un ejército de creyentes va conquistando el poder ante una pobre oferta política y va eliminando el debate público en múltiples temas. Los mexicanos se van quedando sin opciones políticas y ven una autoridad fuertemente cuestionada desde el poder. Por si fuera poco, movimientos legítimos desde la sociedad civil (feministas, ambientalistas, de la comunidad LGBT+) no tienen la fuerza suficiente para construir plataformas ganadoras, ni el peso político necesario para formar coaliciones legislativas mayoritarias, lo que las pulveriza y reduce a espacios políticos alternativos sin un peso real. El divorcio sociedad movilizada y partidos políticos será costoso en el mediano y largo plazo, cuando las elecciones sean solo un circo legitimador de caras famosas y faltas de contenido. Sin confianza e instituciones sólidas la democracia se reduce a una danza de mentiras que se repite cada tres años.

En fin, esperamos de corazón que tengan un muy próspero año 2022, lleno de nuevos proyectos, mucho trabajo y grandes retos para todos. Que así sea.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.