El mapa delictivo del país - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agenda de Riesgos
Por Rodrigo Elizarrarás
Consultor y analista político. Interesado en la coincidencia entre movilización social, conflic... Consultor y analista político. Interesado en la coincidencia entre movilización social, conflictos políticos y violencia. Ha pasado de la Z a la A (del zapatismo a las autodefensas) en los últimos 20 años. Cuando puede intenta surfear, educar a dos hijos y siempre soñó con ser cronista de viajes o corresponsal de guerra. Vive con un pie en el DF y otro en BCS. (Leer más)
El mapa delictivo del país
La situación de inseguridad actual del país requiere que contemos con Unidades de Análisis Delictivo (inteligencia policial) en cada ciudad importante. Dejemos atrás de una vez por todas los grandes Centros Nacionales de Prevención o esos ostentosos Centros Regionales de Inteligencia, enormes elefantes blancos que sólo sirven para inflar los presupuestos de las dependencias gubernamentales.
Por Rodrigo Elizarrarás
19 de agosto, 2014
Comparte

Según sugieren algunos expertos en el tema, los delitos no son eventos aleatorios. Si nos detenemos a estudiar los patrones delictivos con ayuda de un mapa que tenga registro de estos eventos, fácilmente podremos identificar en qué lugares se concentran los delitos dentro de una ciudad, colonia o distrito e identificar los llamados “hot-spots” delictivos.

La información de incidencia delictiva, en principio, basada en los reportes policiales se puede convertir en material muy útil para poder tener una mejor comprensión de los fenómenos delictivos. Hoy en día, con ayuda de la tecnología podemos geo-referenciar cada delito ocurrido y construir un mapa delictivo para cada una de las ciudades del país.

Las principales ciudades del mundo cuentan con sistemas de geo-referenciación de datos que permite visualizar esta información y, a través de ella, se pueden distribuir los recursos, modificar el despliegue policial, rediseñar la política de seguridad, implementar programas preventivos precisos según los delitos de mayor presencia en cada zona, así como redirigir las políticas sociales para reducir la incidencia delictiva. Es información útil y relativamente fácil de conseguir. A decir verdad, todas las corporaciones policiales deberían contar con ella.

Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York se cuenta con un mapa de homicidios con un nivel de detalle envidiable. Con este mapa que publica el New York Times se puede conocer los homicidios acontecidos en Nueva York en los últimos años por lugar exacto de ocurrencia, además de la fecha y hora, el arma utilizada, e información demográfica básica (género, edad, raza de la víctima y perpetrador). Del análisis de estos mapas se pueden determinar programas de seguridad más eficaces y precisos.

Mapa de homicidios en NYC

Fuente: New York Times

Fuente: New York Times

 

En Londres, el sistema policial de esta urbe cuenta con una página en internet donde se puede consultar la información delictiva con solamente ingresar una colonia, barrio, código postal o calle. El sistema despliega un mapa delictivo con información de gran utilidad: tipos de delitos cometidos agrupados a distintos niveles de acercamiento. En este mismo sentido, para el Reino Unido se han construido mapas a nivel nacional que despliegan información de varios delitos ocurridos en todo el territorio que permiten un nivel de análisis muy detallado.

Mapa delictivo del Reino Unido

Fuente: illustreets.co.uk

Fuente: illustreets.co.uk

 

En México aún estamos un poco lejos de contar con instrumentos de ese tipo. Suponiendo que contamos con los datos adecuados, desconozco si existe un sistema que los esté geo-referenciando para consulta de las propias autoridades (me imagino que mucho menos para la consulta de los ciudadanos). Sin embargo, sería deseable contar con un instrumento similar a los mostrados para la zona metropolitana del Distrito Federal (al menos a nivel de las delegaciones). El Gobierno del DF debería avanzar en esta dirección y contar con mapas delictivos detallados para cada delegación del D.F. (no obstante, si se busca información estadística delictiva sobre la ciudad, esto es lo que encuentras).

Sin duda, los C4´s (Centros de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo) de los estados pueden proveer información valiosísima para poder geo-referenciar las llamadas recibidas y los eventos atendidos por las distintas corporaciones. Los C4´s de algunas ciudades y estados podrían ser una buena fuente para proveer un primer acercamiento de incidentes delictivos, fácilmente verificables por una autoridad policial o judicial. Desconozco si en los estados se aprovecha o no la información recabada en estos centros; sería lamentable que nadie los estuviera recopilando, explotando y generando análisis de ocurrencia de eventos a partir de esta información.

Dadas las circunstancias del país, deberíamos contar con mejores datos de incidencia delictiva, con mayor detalle, mayor calidad y con información que nos permita hacer mejor análisis. Cada una de las ciudades importantes del país debería contar con un órgano especializado en la recopilación, procesamiento, análisis y reporte de esta información. Al igual que los Institutos Municipales de Planeación Urbana, debería considerarse la necesidad de constituir unidades de recopilación, investigación y prevención del delito en los principales centros urbanos del país. La situación de inseguridad actual del país lo requiere, deberíamos de contar con Unidades de Análisis Delictivo (inteligencia policial) en cada ciudad importante del país. Dejemos atrás de una vez por todas los grandes Centros Nacionales de Prevención o esos ostentosos Centros Regionales de Inteligencia, enormes elefantes blancos que sólo sirven para inflar los presupuestos de las dependencias gubernamentales.

Espero que algún día nuestras autoridades se den cuenta que diseñar políticas de seguridad y prevención desde las altas esferas de la burocracia federal no lleva a ningún lado, o al menos no al lado eficiente de resolver los temas de seguridad. Es necesario y pertinente fortalecer a los municipios y estados con este tipo de infraestructura e información (obviamente blindándolos adecuadamente de los embates del crimen organizado, dado que hemos visto su enorme vulnerabilidad).

La calidad de información e infraestructura existente sobre la incidencia delictiva es muy precaria, pero tampoco parece ser un tema prioritario para nadie. No veo a muchos políticos interesados en reducir la violencia e inseguridad en su municipio o estado; no muchos atinan a ver el capital político detrás de mejorar la seguridad de su municipio o estado. Quizá con el cambio de la estructura de incentivos para los gobiernos locales –a través de la reelección– algún alcalde o gobernador logre abanderar el tema de seguridad pública de manera seria. Actualmente entiendo bien que es bastante complicado, sobre todo en un contexto de alta vulnerabilidad frente al crimen organizado, debilidad institucional, mala preparación técnica y poca efectividad judicial. Quizá un día los alcaldes y gobernadores apuesten por la seguridad de sus municipios y estados. Hoy sólo esperan que, en el mejor de los casos, la federación los rescate.

En conclusión, sin sistemas de datos geo-referenciados no podemos contar con buenos diagnósticos de seguridad para las ciudades y municipios del país, al menos no al nivel de detalle que nos ofrecen estas tecnologías: para cada colonia, distrito y calle del país. Esta información es clave para contar con elementos de inteligencia táctica policial (una materia que no es muy considerada en este país). Por supuesto, no es lo único que hay que robustecer para tener el mínimo de seguridad requerido por las organizaciones internacionales. Obviamente hay muchos otros temas igualmente necesarios, desde la profesionalización de las policías, hasta la transformación de los ministerios públicos. Si algún día queremos tener los niveles de homicidios de Europa (una media de 5 homicidios por 100 mil habitantes), debemos empezar a tomarnos en serio algunos de estos temas. Algo relativamente fácil –y económico– es empezar por ordenar los datos.

 

@rodaxiando

 

* El tema de este post es parte de un Proyecto de Investigación más amplio que realiza México Evalúa sobre “Ciudades Violentas en México”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.