Disculpe, ¿ahí puedo denunciar un delito? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agenda ICERO: impunidad en la mira
Por Impunidad Cero
Impunidad Cero es una iniciativa de la sociedad civil que mide, analiza y visibiliza la impunidad... Impunidad Cero es una iniciativa de la sociedad civil que mide, analiza y visibiliza la impunidad, para poder combatirla. @ImpunidadCeroMX (Leer más)
Disculpe, ¿ahí puedo denunciar un delito?
Realizamos una búsqueda de todas las fiscalías, generales, locales y especializadas, y agencias del ministerio público disponibles en el país, para saber dónde denunciar un delito. Al llamar a la Fiscalía General de Coahuila nos contestaron: “disculpe, pero nosotros no estamos para eso”.
Por Mariana Flores Lizaola y Miguel Ángel Gómez Jácome
6 de agosto, 2020
Comparte

¿Alguna vez has sido víctima de un delito? ¿Te has preguntado qué tienes que hacer para poder denunciarlo? Y, sobre todo, ¿has tenido dudas acerca de dónde puedes hacerlo? Desafortunadamente, hay miles o, incluso, millones de personas en México que responderían “sí” a estas preguntas. De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en 2018 se cometieron alrededor de 33 millones de delitos en todo el país. Además, es altamente probable que muchas de estas personas hayan decidido no denunciar el delito del que fueron víctimas. En México tenemos una cifra negra de 93.2%, es decir, 9 de cada 10 delitos no son denunciados y, dentro de las muchas razones por las que esto ocurre, en Impunidad Cero consideramos que una de ellas es por no saber qué hacer y, particularmente, a dónde acudir a denunciar.

Para nuestra organización, entre los elementos centrales para combatir la impunidad se encuentra la necesidad de reducir la cifra negra a través de mejorar los procesos de denuncia por parte de las fiscalías y procuradurías del país, y el primer paso para poder hacerlo es facilitar las vías para que sepamos dónde denunciar. Por ello, como parte de un proyecto que lanzaremos próximamente, realizamos una búsqueda de todas las fiscalías, generales, locales y especializadas, y agencias del ministerio público disponibles en el país, con el objetivo de registrar su localización. Es preciso destacar que, a lo largo del proceso de búsqueda nos encontramos con varias trabas, principalmente la dificultad para identificar información útil, actualizada y confiable para que cualquier persona que quiera denunciar un delito pueda hacerlo desde el lugar donde se encuentre.

Los dos pasos que realizamos en este proceso fueron los que muchos y muchas hemos seguido al ser víctimas de un delito: hablar por teléfono y buscar en internet. Aunque parezca sorprendente, hablar por teléfono resultó ser, en algunos casos, más difícil de lo que esperábamos. La pregunta era sencilla: “Buenas tardes, disculpe, ¿ahí puedo denunciar un delito?”, pero las respuestas que recibimos fueron muy diferentes. Estos son los casos que nos parecieron más graves, por la dificultad que implicó recibir información o apoyo por parte del personal de estas instituciones.

En Baja California tuvimos que hacer, al menos, 10 llamadas a la fiscalía general para comunicarnos con una persona; al preguntar directamente si ahí se podía denunciar un delito, la respuesta fue que no se tenía la certeza de ello y cuando se le preguntó al superior, nos pidieron enviar un oficio para poder responder. En Coahuila, la respuesta inmediata a la misma pregunta fue “disculpe, pero nosotros no estamos para eso”; posteriormente esa misma persona nos comunicó con un colega que se encontraba ahí y él respondió lo contrario, que sí recibían denuncias. Otro caso más fue el de Querétaro, en donde, al preguntar si contaban con alguna fiscalía especializada, nos pidieron solicitar la información vía transparencia o buscarla en internet, bajo el argumento de que, por ley, no podían contestar a la pregunta al ser información pública. Estas respuestas se suman a las instituciones de Hidalgo, Estado de México, Nayarit, Yucatán y Zacatecas, en las que nunca nos respondieron en sus oficinas centrales, y en Baja California Sur y Jalisco, en donde solamente nos pudieron dar información algunas oficinas regionales, pero nunca las centrales.

Vale la pena mencionar el otro lado de la moneda. Al llamar a las fiscalías (o procuradurías) de Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Guanajuato, Guerrero, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tlaxcala y Veracruz, las respuestas fueron inmediatas y sin complicaciones, destacando a San Luis Potosí y Sonora por su atención amable, empática y puntual. Sin embargo, otra gran dificultad a la que nos enfrentamos fue encontrar un directorio con las ubicaciones y teléfonos de contacto de las agencias del ministerio público en las páginas de internet de las fiscalías estatales.

En la mayoría de los casos, éstas no cuentan con un directorio en línea donde sea posible o fácil identificar las distintas agencias del ministerio público que operan en cada región o municipio. En los casos en los que las fiscalías sí reportan esta información en sus sitios oficiales destaca que, en muchas ocasiones, al buscar la ubicación en el mapa ésta no aparece, cambió de lugar o, simplemente, es imposible encontrarla por medio de herramientas como Google Maps. Algunos ejemplos de ello, por mencionar algunos, son los estados de Campeche, Coahuila y Guerrero, en los que fue necesario buscar las direcciones manualmente en internet o llamar por teléfono para confirmar que efectivamente existieran. Como en el caso de las llamadas, existen también estados en los que sí hay información disponible en línea. Por ejemplo, las fiscalías de Jalisco, Sonora y Tamaulipas, en las que la información está presentada de forma completa y accesible; o el caso particular de la fiscalía de Nuevo León, la cual cuenta con un mapa con todas las ubicaciones de sus Centros de Denuncia (CODES).

A lo largo de este proceso pudimos identificar con mayor claridad las dificultades a las que se enfrenta cualquier persona para llamar por teléfono con el propósito de informarse o ubicar a qué lugar se tiene que dirigir para denunciar un delito. Esto, sin entrar en los detalles de cuánto tiempo tendrá que esperar para denunciar, si le dirán que ahí puede hacer el trámite o no, o si le pedirán algo a cambio para hacerlo, sin mencionar los tratos de indiferencia y desatención que lamentablemente se dan en las agencias del ministerio público al momento de presentarse a denunciar. Mejorar los procesos de denuncia y atención debe ser una prioridad para todas las instituciones de procuración de justicia del país, con el fin último de motivar a las personas a hacerlo. Recordemos que no solo es nuestra responsabilidad denunciar un delito del que fuimos víctimas, sino que es nuestra mejor herramienta para hacer frente a la altísima impunidad en el país. Pero difícilmente nos sentiremos motivadas y motivados si la respuesta inmediata a la pregunta, “¿ahí puedo denunciar un delito?” es “nosotros no estamos para eso”.

* Mariana Flores Lizaola (@maropuntocom) es asistente de investigación. Miguel Ángel Gómez Jácome (@MikeGomezJacome) es coordinador de comunicación en Impunidad Cero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.