close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agenda ICERO: impunidad en la mira
Por Impunidad Cero
Impunidad Cero es una iniciativa de la sociedad civil que mide, analiza y visibiliza la impunidad... Impunidad Cero es una iniciativa de la sociedad civil que mide, analiza y visibiliza la impunidad, para poder combatirla. @ImpunidadCeroMX (Leer más)
Economía, extorsión y revolución digital
México puede utilizar el segundo gran reto que mencionaba al principio, la revolución digital, como instrumento para disminuir la extorsión.
Por Impunidad Cero
28 de febrero, 2019
Comparte

Por: Fernanda Domínguez

La extorsión y la revolución digital son dos de los desafíos más grandes que enfrenta la economía mexicana. Aunque a simple vista estos fenómenos no parecen estar relacionados, la realidad es que lo están de manera muy estrecha.

La extorsión, por definición, es el acto de obtener un beneficio por medio de amenazas, donde quien la lleva a cabo no tiene derecho sobre el bien exigido: propinas para obtener privilegios inmerecidos, cobro de uso de suelo, amenazas de clausura e inclusive secuestro, por mencionar algunos ejemplos. Si bien este fenómeno causa una gran cantidad de males, su prevalencia en México no ha sido todavía bien entendida y analizada, lo cual ha permitido que exista en nuestro país un sistema de extorsión que está enraizado en lo más profundo de la sociedad y en el que terminamos participando todos de forma involuntaria y voluntaria, ya que el costo de no ceder a la amenaza puede ser mayor.

Algunos tipos de extorsión pueden parecer transgresiones insignificantes, no obstante cuando estos pequeños actos evolucionan se convierten en un obstáculo para el progreso y el desarrollo de los micro, pequeños y medianos empresarios de cuya prosperidad depende la economía México.

El impacto de la extorsión sobre el desarrollo económico es muy significativo; representa un impuesto prohibitivo sobre todo para las PyMEs. Este impuesto puede proceder de cobros, pérdidas o daños al patrimonio generados tanto por autoridades de gobierno (federales, estatales y municipales), grupos de crimen multifuncionales, líderes sindicales u otras empresas más grandes.

Para erradicar la extorsión se debe hacer conciencia sobre la aceptación social y los daños que ocasiona a la economía mexicana, concientización que puede sentar las bases para desatar acciones de la ciudadanía en conjunto con el gobierno encaminadas a erradicar la prevalencia de la extorsión en la sociedad. Esto también se debe traducir en una mayor voluntad por parte de los mexicanos a no ser sujetos a extorsión, incluso si aparentemente conviene, en el corto plazo, ceder ante ella.

El sistema extractivo de la extorsión en México sólo se podría desarrollar en un ambiente de impunidad, en donde más del 98% de los casos permanecen sin castigo. La impunidad es el terreno perfecto para extorsionadores, ya que el costo de denunciar es mayor que no hacerlo, mientras que el de llevar a cabo la extorsión es virtualmente inexistente. La extorsión y la impunidad se convierten entonces en un veneno letal para el desarrollo de las PyMEs, ya que les impide invertir y dedicar recursos al crecimiento y la innovación.

Sin embargo, México puede utilizar el segundo gran reto que mencionaba al principio, la revolución digital, como instrumento para disminuir la extorsión. Esta revolución llegó para quedarse y trae consigo cambios considerables. Tal y como las revoluciones industriales anteriores cambiaron la manera en que las sociedades se relacionan, las formas de trabajo y la dinámica de las economías, la revolución digital promete cambios que se están desarrollando con más velocidad que la capacidad de la sociedad de adaptarse, especialmente en cuanto al desplazamiento de trabajadores como consecuencia de la introducción de nuevas tecnologías e inteligencia artificial.

La única manera de enfrentar con éxito este desplazamiento es con una explosión de pequeñas y medianas empresas que incremente la demanda de talento. Un aumento no sólo en cantidad, sino en calidad, ya que necesitamos empresas que tengan la capacidad de crecer y ser productivas. Para que esto suceda se requiere un ambiente sin extorsión e impunidad.

La digitalización representa un reto, pero a cambio ofrece una oportunidad, principalmente en materia de estado de derecho. Por ello, Luis de la Calle propone en su investigación dos frentes para convertir a la revolución digital en un instrumento para erradicar la extorsión y promover un entorno propicio para el crecimiento de las PyMEs.

Por un lado, se deben crear plataformas digitales—como Alibaba en China—, así como fomentar las existentes, que permitan a pequeños y medianos empresarios participar en el comercio digital y que limiten la participación de extorsionadores en el proceso de distribución. En segundo lugar, se debe hacer espacio para el uso de sistemas de blockchain. Más allá de su uso como criptomonedas, este sistema de información en bloques está revolucionando internet y la manera de relacionarse. Al eliminar a los intermediarios, blockchain tiene la capacidad de inyectar transparencia, certidumbre y agilidad en transacciones, contratos, trámites gubernamentales e inspecciones reglamentarias, disminuyendo así la posibilidad de ser extorsionado. Además, blockchain puede facilitar nuevos medios de financiamiento para las PyMEs y permitir mejores sistemas de rastreo para el comercio electrónico. Esta herramienta representa una nueva fuente de certeza para garantizar el estado de derecho.

Ante estos dos desafíos, el país debe ser capaz de beneficiarse de uno para evitar otro, aprovechando la revolución digital para fomentar el desarrollo de pequeños y medianos empresarios y convertir las oportunidades que ésta ofrece. Tomar las oportunidades y transformarlas en herramientas para fomentar el estado de derecho ayudará a fomentar la transparencia y erradicar la extorsión.

 

@ImpunidadCeroMx

 

 

Blockchain o cadena de bloques es una base de datos que permite conectar a varios usuarios a la vez. A pesar de que el sistema de blockchain ha sido utilizado principalmente para resguardar criptomonedas, su uso podría extenderse a otros campos. Ver Reuters Graphics, Blockchain explained, disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.