close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Altoparlante
Por Artículo 19
Artículo 19 es una organización, de origen inglés, que por más de 20 años ha trabajado en la... Artículo 19 es una organización, de origen inglés, que por más de 20 años ha trabajado en la defensa y promoción de la libertad de expresión en el mundo. El libre flujo de información por cualquier medio, el intercambio de ideas entre actores, y la transparencia gubernamental son elementos indispensables para una democracia. Por ello, Artículo 19 se dedica a proteger el derecho contra todo acto de censura. Síguenos en Twitter: @article19mex. (Leer más)
Los nuevos desafíos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Los retos y desafíos que enfrentará la CIDH bajo esta nueva composición no son pocos. La crisis política, social y humanitaria que enfrenta la región serán prioridad para fortalecer los espacios multilaterales y reducir el distanciamiento entre los países de la región.
Por Artículo 19
8 de julio, 2019
Comparte

Del 26 al 28 de junio se llevó a cabo la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Medellín, Colombia. Antes de cerrar la Asamblea, el día 28 por la tarde, se realizó la votación de las cuatro personas que integrarán a partir del 2020 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En un proceso de nominación interna de los Estados muy cuestionado y con poca participación —en el cual llamó la atención la poca cantidad de personas propuestas (cinco) para cubrir las cuatro vacantes—, se designó a Esmeralda Arosemena de Troitiño, nominada por Panamá; Julissa Mantilla Falcón, nominada por Perú; Margarette May Macaulay, nominada por Jamaica, y Edgar Stuardo Ralón Orellana, nominado por Guatemala, para que integren la CIDH durante los próximos cuatro años. Cabe mencionar que las candidatas de Panamá y Jamaica fueron reelegidas por un periodo más. Los comisionados salientes son Francisco José Eguiguren Praeli de Perú y Luis Ernesto Vargas Silva de Colombia.

De acuerdo con el informe final del panel de expertos que evaluó a las personas candidatas, únicamente tres de ellas cumplía los requisitos para el cargo de conformidad con la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como los estatutos y reglamentos de la CIDH; ellas eran Esmeralda Arosemena, Julissa Mantilla y Margarette May. Por otro lado, el panel concluyó que los candidatos Everth Bustamante de Colombia y Edgar Estuardo de Guatemala no cumplían con los requisitos de conocimientos en derechos humanos y de independencia que se requieren para el cargo.

Las prácticas llevadas a cabo por los Estados al nominar estratégicamente a candidatos, tornan el proceso en un aspecto político y contaminado. La independencia y autonomía en la gestión del cargo de comisionado o comisionada deben ser los pilares antes, durante y después de la designación. Así, los candidatos colombiano y guatemalteco, en esta ocasión, no garantizaban que su posible designación se conduciría con imparcialidad, velando por una correcta actuación de la defensa y promoción de los derechos humanos de la región. La importancia del derecho a la información en procesos como este, recae justo en que tradicionalmente la misma no ha existido, llevando a cabo procesos opacos que pueden afectar la conformación y funcionamientolos órganos del Sistema Interamericano.

Asimismo, una sociedad informada sobre los procesos, los perfiles, las convocatorias, puede aportar recursos y herramientas para la construcción de designaciones idóneas, y así, evitar los movimientos políticos entre los Estados. El acceso a la información como un contrapeso a las decisiones que se gesten desde los Estados en un primer momento y en la Asamblea General en otro momento.

Es importante señalar que los procesos de nominación internos, en los cuales los Estados parte proponen a candidatos y candidatas que puedan conformar un órgano del SIDH, carecen de la debida participación e información en los mismos, y por lo tanto deben reformularse y replantearse, ya que, debido a la falta de una regulación en la materia, existe un número muy reducido de personas candidatas que puedan aspirar y competir por un cargo dentro de este organismo. Esto reduce las posibilidades de contar con perfiles idóneos, además que que los actuales modelos de nominación no incluyen la participación de la sociedad civil, especialistas en la materia ni academia, voces que pueden realizar aportes importantes al proceso.

Los retos y desafíos que enfrentará la CIDH bajo esta nueva composición no son pocos. La crisis política, social y humanitaria que enfrenta la región en países como Nicaragua, Venezuela, Honduras e inclusive México, con problemas migratorios, de gobernabilidad, de violaciones graves a los derechos humanos, la alta tasa de feminicidios, embarazos infantiles y en adolescentes, serán temas que deba atender prioritariamente este organismo regional de protección y promoción de derechos humanos. El reto que existe consiste en fortalecer los espacios multilaterales y reducir el distanciamiento entre los Estados de la región, tal como sucedió con el retiro de la delegación uruguaya de la Asamblea tras el rechazo de representantes enviados por Guaidó, lo cual evidenció una profunda fractura dentro de la región.

Recordemos que en abril pasado, los Estados de Chile, Paraguay, Argentina, Brasil y Colombia, emitieron una declaración conjunta en la cual embaten contra el Sistema Interamericano argumentando la importancia de recuperar la soberanía o autonomía cedida por los Estados al propio Sistema. Es decir, delimitar las funciones jurisdiccionales de la Comisión en materia de protección a los derechos humanos e imponer consideraciones políticas en las mismas.

El último día de la Asamblea General, fue rechazada la propuesta de este grupo de Estados que, entre otras cuestiones, pretendía que las resoluciones en materia de igualdad de género, aborto, vida, familia y libertad religiosa tuvieran un alcance limitado exclusivamente entre las partes, es decir que no tuviera un alcance general entre los Estados que han adoptado la competencia del SIDH. Pero esto no significa que los embates dejen de existir por parte de Estados que pretenden tener una agenda contraria a los principios del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, por lo que el reto de hacer frente a este contexto compete no sólo a la Corte y la Comisión Interamericana, sino también a los Estados de la región.

La nueva configuración de la CIDH es una oportunidad para hacer frente a los distintos problemas y contextos que presentan los distintos países. El SIDH debe buscar un fortalecimiento interno y con los Estados; debe generar la suficiente estabilidad y autoridad jurisdiccional desde la recepción y procesamiento de denuncias o peticiones sobre casos donde posiblemente ocurrieron violaciones a los derechos humanos, hasta la investigación y emisión de sentencias que realice la Corte Interamericana.

 

@article19mex

 

El Panel Independiente de 2019 está compuesto por cinco juristas internacionalmente reconocidos por su trayectoria en derechos humanos: Carlos Ayala, Mariclaire Acosta, Catalina Botero, Juan Méndez y Judith Schönsteiner.

Revisar aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.