close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Aprender es mi derecho
Por Mexicanos Primero
Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias,... Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias, formaciones e historias, unidxs a favor de una causa: promover y defender el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes en México, así como el de sus maestrxs. Buscamos contribuir a la construcción de una sociedad incluyente y justa en la cual cada persona puede llegar a ser la mejor versión de sí misma, convencidxs de que la vía principal para desarrollar esa sociedad es la educación. Como unidad de investigación aplicada, realizamos estudios y desarrollamos propuestas para fortalecer la política educativa y activar a la sociedad a favor de la educación en México. (Leer más)
¿Corrupción y opacidad en los procesos de selección docente?
En los últimos meses, las y los maestros han vivido una incertidumbre constante derivada de la falta de transparencia y un marco legal claro.
Por Mexicanos Primero
9 de agosto, 2019
Comparte

Por: Paola González-Rubio (@paigrn_)

¿Cómo pretender respetar los derechos de los docentes con procesos opacos, acciones incongruentes, información incompleta, responsables desconocidos y rendición de cuentas ausente?

Las y los maestros son los principales promotores del derecho a la educación, entendido como el derecho a aprender, desde las aulas, las escuelas, las zonas escolares. Garantizar sus derechos profesionales es orientarnos hacia la garantía del derecho de los estudiantes. Pero los procesos actuales para la admisión y promoción docente parecen ir en dirección opuesta: no hay claridad sobre los lineamientos, los procesos ni las decisiones. 

En los últimos meses, las y los maestros han vivido una incertidumbre constante derivada de la falta de transparencia y un marco legal claro. Desde el día después de la promulgación de la reforma al artículo 3º constitucional el 15 de mayo del presente año, hasta hoy, no hay ley vigente que dé claridad a los maestros en materia de procesos del servicio docente. 

Un ejemplo de esto es lo sucedió el fin de semana pasado (1 al 4 de agosto), con la publicación de los resultados del proceso de admisión al servicio educativo, es decir, el proceso para obtener una plaza docente, que inició en marzo del presente año con la publicación de las convocatorias.

Testimonios de maestras y maestros con quienes hemos podido entrar en contacto a través de nuestra estrategia de activación, indican que recibieron información por parte de la Comisión Nacional del Servicio Profesional Docente (CNSPD) de que los resultados se publicarían el 31 de julio. Sin embargo, vía correo electrónico se comunicó a los participantes que los resultados estarían listos el 1 de agosto, cambiando en tres ocasiones el horario de publicación. 

Según los maestros, los resultados publicados en la plataforma de la CNSPD los categorizaron en grupo A (es decir, con derecho a plaza) y grupo B (sin derecho a plaza, sólo con posibilidad de cubrir interinato). Cada maestro obtuvo un puntaje total como evaluación del proceso de selección y, quienes estaban en el grupo A, su lugar en la lista de prelación. 

Después de este primer anuncio de los resultados, la plataforma de la CNSPD dejó de permitir el acceso a la misma, con un “aviso importante” en el que se daba nueva fecha para conocer los resultados, el 4 de agosto. Cuando fue posible ingresar a la plataforma de nuevo, de acuerdo a los maestros con quienes hablamos, algunos de quienes estaban en el grupo B habían sido movidos al grupo A, es decir, se dio un aumento en el puntaje total del docente, y en el total de maestros en grupo A. Además, hubo un cambio adicional, aumentando la puntuación total de todos por seis puntos y el total de maestros en grupo A, y una vez más, sin explicación.

Esta falta de claridad generó muchas dudas y angustia, descontento y desconfianza entre docentes. Por ejemplo, una maestra compartió que había una fuerte percepción de favoritismo por los egresados de las Escuelas Normales (EN), a quienes, de acuerdo a la maestra, les contaron el servicio social como “experiencia” y criterio para mejorar el puntaje, mientras que a los egresados de otras universidades no se los tomaron en cuenta. 

Hoy, los maestros siguen sin explicación, sin transparencia sobre la metodología, sin calificación por rubro, sin información sobre las decisiones ni sobre las personas que revisaron, ni opción para revisión o retroalimentación sobre los errores. 

La discrepancia entre el discurso (la revaloración de los maestros) y la realidad es muy grave. No es posible pretender la mejora de la educación con procesos que generan frustración y desgane en los principales agentes educativos. Las y los maestros (y México) merecen procesos justos, transparentes, equitativos e imparciales, tal como lo establece el artículo 3º de nuestra Constitución y no sólo en el futuro con las nuevas leyes, pero desde hoy y todos los días. 

El paso siguiente, la asignación de plazas, es buen momento para mejorar sustantivamente los procesos y con ellos asegurar los derechos profesionales docentes, con transparencia y claridad para dar certeza a los docentes de su propia trayectoria profesional. Sólo así podremos encaminarnos hacia un país que garantiza el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes. 

*Paola González-Rubio es directora de activación en Mexicanos Primero

@Mexicanos1o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.