La escuela segura que queremos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Aprender es mi derecho
Por Mexicanos Primero
Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias,... Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias, formaciones e historias, unidxs a favor de una causa: promover y defender el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes en México, así como el de sus maestrxs. Buscamos contribuir a la construcción de una sociedad incluyente y justa en la cual cada persona puede llegar a ser la mejor versión de sí misma, convencidxs de que la vía principal para desarrollar esa sociedad es la educación. Como unidad de investigación aplicada, realizamos estudios y desarrollamos propuestas para fortalecer la política educativa y activar a la sociedad a favor de la educación en México. (Leer más)
La escuela segura que queremos
Más del 32.3 % de mujeres ha experimentado algún tipo de violencia durante su etapa como estudiante. Esto significa un incremento de siete puntos porcentuales respecto al registro de 2016 que fue de 25.3 %, de acuerdo con la ENDIREH.
Por Kenya Ramírez
25 de septiembre, 2022
Comparte

Hace unos días, varios medios de comunicación informaron sobre el caso de nueve niñas y adolescentes -de entre 6 y 12 años- de una escuela en Tabasco que sufrieron violencia sexual presuntamente por el encargado de la biblioteca que da servicio al plantel.

Tabasco es uno de los estados con incremento en la prevalencia de violencia en la vida escolar de mujeres. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que subió 13.8 puntos porcentuales respecto a 2016. Las autoridades educativas locales tienen el registro de 103 carpetas de investigación por acoso y abuso sexual a niñas y niños en escuelas de educación básica.

Lo sucedido a las estudiantes provoca enojo, frustración y es indignante, pero hay que pasar de la indignación a la exigencia y a la acción. El día 25 de cada mes #DíaNaranja reflexionamos respecto a la necesidad de que las mujeres y niñas puedan vivir libres de violencia en los hogares, en la calle, en los centros de trabajo y en las escuelas, sitios donde en teoría deberían estar protegidas y con la garantía de sus derechos, pero que en la realidad son los principales lugares en donde son violentadas.

En el reciente reporte de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2021, el Inegi informó que más del 32.3 % de mujeres ha experimentado algún tipo de violencia durante su etapa como estudiante. Esto significa un incremento de siete puntos porcentuales respecto al registro de 2016 que fue de 25.3 %.

Y si nos vamos por entidad federativa, vemos que la problemática, en vez de disminuir, va en aumento en mujeres de 15 años y más, que han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de su vida escolar.

Querétaro ocupa el primer lugar en la lista desde 2016 y pasó de 32.5 % a 40.3 % en 2021. Le sigue el Estado de México con 36.6 %, 8 puntos porcentuales más; Colima con 36.3 % y un alza de 12.8 en cinco años; y Campeche con 13.5 puntos arriba.

Son los compañeros de clase -en más 40 % de los casos- los que ejercen mayor violencia contra las mujeres y después los maestros (16.6 %), siendo la violencia sexual la más experimentada de octubre de 2020 a octubre de 2021, seguida de la psicológica.

La Ley General de los derechos de Niñas, Niños y Adolescentes establece que el ámbito escolar es el espacio de acceso a derechos universales como la educación, el desarrollo integral y el derecho a vivir en condiciones de bienestar.

El tema nos involucra a todas y todos. A estudiantes y familias, para que desde el hogar se fomenten valores como el respeto, la tolerancia, la libertad y responsabilidad, la inclusión y la no discriminación. También es necesario promover la cultura de la denuncia.

A docentes y al personal educativo en general para que cuenten con herramientas que ayuden -primero- a tomar conciencia de cómo ocurren los tipos de violencias, y que por más “pequeñas y sutiles” que sean, sepan cómo identificarlas y frenarlas.

Es urgente que la SEP y las autoridades educativas locales actúen y dejen de ser omisas, que trabajen en estrategias reales y efectivas para que ninguna niña, niño, adolescente y joven sea víctima.

La escuela es para aprender, participar, convivir, jugar, ser felices y tener las bases para que cada estudiante construya su mejor versión. La escuela no debe dejar marcas de dolor y sufrimiento.

Queremos que los centros educativos sean espacios seguros y de respeto para el aprendizaje y la socialización, que enfaticen en lo socioemocional, incluyan el enfoque de igualdad y equidad de género para combatir estereotipos y que mantengan “cero tolerancia” para erradicar cualquier tipo violencia contra niñas, niños y jóvenes ante un alarmante problema que supera las estadísticas.

* Kenya Ramírez (@Kenyareli) es coordinadora de medios en Mexicanos Primero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.