Las TIC y la educación a distancia, una estrategia más allá de la coyuntura - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Aprender es mi derecho
Por Mexicanos Primero
Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias,... Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias, formaciones e historias, unidxs a favor de una causa: promover y defender el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes en México, así como el de sus maestrxs. Buscamos contribuir a la construcción de una sociedad incluyente y justa en la cual cada persona puede llegar a ser la mejor versión de sí misma, convencidxs de que la vía principal para desarrollar esa sociedad es la educación. Como unidad de investigación aplicada, realizamos estudios y desarrollamos propuestas para fortalecer la política educativa y activar a la sociedad a favor de la educación en México. (Leer más)
Las TIC y la educación a distancia, una estrategia más allá de la coyuntura
En el corto plazo y como respuesta inmediata a la pandemia, la implementación de la estrategia SEP/Google for Education fue un acierto, pero se quedó corta al no ser una posibilidad real para todas y todos los niños, niñas y jóvenes.
Por Maite Zinser Almanza
4 de diciembre, 2020
Comparte

La semana pasada la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) presentó su reporte sobre las experiencias de las comunidades educativas durante la contingencia sanitaria por COVID-19.1 El documento revela datos importantes sobre el uso y el papel que han jugado las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la educación desde casa.

Con datos representativos para casi 35,000 estudiantes y más de 71,000 docentes participantes, destaca que sólo el 28.9% de las y los estudiantes encuestados reporta haber realizado algún tipo de actividad usando Google for Education (GFE), después de actividades como resolver individualmente los ejercicios y tareas (85.2%), trabajar con los libros de texto (53.2%), usar los cuadernillos de trabajo de la escuela (46.9%) y ver los programas de Aprende en Casa I (32.5%). Por su parte sólo el 49% del personal docente reportó haber impartido clases virtuales. Entre las actividades innovadoras realizadas destaca el uso de YouTube para mantener contacto ágil con los estudiantes, así como el aprovechamiento de Google Classroom, no solo para asignar actividades y tareas al grupo, sino también como medio de coordinación y colaboración entre docentes. El 35.2% de ellos calificó la plataforma de Google como una estrategia de mucha utilidad, solo por debajo de la carpeta de experiencias (53.4%).

Estos datos muestran el grado de penetración de las TIC en el pasado ciclo escolar y los retos que enfrentamos para construir un sistema mixto que permita el diseño de experiencias de aprendizaje virtual. Hay que recordar que poco menos de un mes después del primer caso confirmado de COVID-19 en el país, la Secretaría de Educación Pública (SEP), en conjunto con la Secretaría de Salud, anunció la suspensión nacional de clases presenciales a partir del lunes 23 de marzo, cuando el ciclo escolar llevaba un 73% de avance. Para hacer frente al cierre, la SEP puso en marcha el programa “Aprende en Casa” (I y II) y de forma complementaria la “Estrategia de educación a distancia: transformación e innovación para México. Propuesta integral frente al COVID-19”. Esta última, en alianza con Google y su brazo educativo Google for Education, con miras a ir más allá de los contenidos de televisión e incluir el uso de dispositivos móviles, computadoras y tabletas. Estas medidas se extendieron hasta el término del ciclo escolar 2019-2020 y se mantienen en el ciclo 2020-2021.

La iniciativa y colaboración entre GFE y la SEP buscaba sentar las bases de un sistema de educación a distancia sustentable y escalable, así como reforzar las habilidades digitales de docentes y niñas, niños y jóvenes (NNJ).2 Para lograr su implementación, la SEP y las autoridades educativas locales (AEL) actuaron de forma conjunta, capacitando y activando cuentas para las figuras educativas, así como almacenando y difundiendo materiales educativos mediante diferentes aplicaciones y plataformas, como Google Classroom, Hangouts y YouTube. Al cierre de la primera edición de “Aprende en Casa” (10 de junio de 2020) se reportó un total de 999,308 cuentas activadas para docentes, directores y supervisores y 11.5 millones de cuentas para estudiantes. Sin embargo, sólo se logró que 1,080,380 de usuarios se conectaran semanalmente a Google Classroom.3

Los datos de Mejoredu revelan un cierto grado de renuencia de docentes y estudiantes hacia el uso de las herramientas digitales propuestas en la estrategia de educación a distancia. Sólo el 20% del personal docente utiliza las plataformas educativas para intercambiar información contra el 83% que lo hace a través del correo electrónico. Entre las y los estudiantes sólo 4% intercambia información mediante dichas plataformas mientras que el 89% lo hace mediante los servicios de mensajería instantánea y el 37% mediante redes sociales. Es decir, podemos ver que las plataformas no atraen a docentes y que jóvenes prefieren el uso de celulares y correo electrónico como principales medios de comunicación.

La estrategia conjunta SEP-GFE fue un paso importante para hacer frente al reto del confinamiento y representa un giro positivo para el sistema educativo mexicano. Una oportunidad para avanzar hacia un modelo que aproveche las herramientas que proporciona la tecnología y complemente la riqueza irremplazable del contacto directo entre el docente y su estudiante.4 Si bien no hay experiencias previas a gran escala sobre educación híbrida, las modalidades de aprendizaje con uso de tecnología demuestran que pueden ser exitosas. Debemos repensar la educación y el uso de las tecnologías, siempre tomando en cuenta el contexto y sin olvidar el importante desafío que enfrentamos ante una realidad donde solamente el 44.3% de los hogares mexicanos dispone de una computadora y el 56.4% de internet, ya sea fijo o móvil.5

En el corto plazo y como respuesta inmediata a la pandemia, la implementación de esta estrategia fue un acierto, pero se quedó corta al no ser una posibilidad real para todas y todos los NNJ. En el mediano y largo plazo, esta sinergia podría llevarse más allá, promoviendo la construcción de capacidades y acompañamiento a docentes, nuevas pedagogías, equipamiento de escuelas e impulso a la conectividad para brindar acceso a internet en zonas que actualmente se encuentran sin cobertura. El regreso a la educación presencial no puede ser un retorno a la situación en la que estábamos antes del confinamiento, debe ser el inicio de un nuevo arreglo que recupere de forma acelerada los aprendizajes perdidos en 2020 y promueva el fortalecimiento de los aprendizajes futuros.

* Maite Zinser Almanza (@MaiteZinser) es asistente de Investigación en @Mexicanos1o.

 

 

1 Mejoredu (2020). Experiencias de las comunidades educativas durante la contingencia sanitaria por covid-19, disponible aquí.

2 Google for Education (2020). Estrategia de Educación a Distancia: transformación e innovación para México, disponible aquí.

3 SEP (2020). Cierre de Aprende en Casa, Ciudad de México, 10 de junio de 2020.

4 BID (2020). De la educación a eistancia a la híbrida: 4 elementos clave para hacerla realidad, disponible aquí.

5 INEGI (2020). Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019, disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.