Regreso a clases seguro para todas y todos, como lo quiere el presidente - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Aprender es mi derecho
Por Mexicanos Primero
Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias,... Mexicanos Primero es una iniciativa ciudadana integrada por activistas con diversas experiencias, formaciones e historias, unidxs a favor de una causa: promover y defender el derecho a aprender de todas las niñas, niños y jóvenes en México, así como el de sus maestrxs. Buscamos contribuir a la construcción de una sociedad incluyente y justa en la cual cada persona puede llegar a ser la mejor versión de sí misma, convencidxs de que la vía principal para desarrollar esa sociedad es la educación. Como unidad de investigación aplicada, realizamos estudios y desarrollamos propuestas para fortalecer la política educativa y activar a la sociedad a favor de la educación en México. (Leer más)
Regreso a clases seguro para todas y todos, como lo quiere el presidente
¿Por qué después de más de un mes del inicio del ciclo escolar no tenemos un regreso del 100% como lo desearía el presidente? En primer lugar, porque mamás y  papás no tienen la garantía de que las escuelas de sus hijas e hijos son espacios seguros; en segundo, porque las autoridades responsables no han hecho nada para cumplir con lo que quiere el presidente.
Por Fernando Alcázar Ibarra
14 de octubre, 2021
Comparte

El presidente de la República no ha dejado de insistir en que las niñas, niños y jóvenes de nuestro país deben regresar a las escuelas de manera presencial. Como lo hemos sostenido desde hace meses, en Mexicanos Primero no podríamos estar más de acuerdo. Las niñas y niños necesitan este regreso no sólo para hacer frente al histórico rezago académico que provocó la pandemia, sino también, como dice el presidente, “para que retomen su vida social”, en beneficio de su salud socioemocional. En los últimos días, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, comentó que solamente el 42% de las escuelas habían abierto sus puertas a clases presenciales. Adicionalmente, en la conferencia matutina del 12 de octubre, señaló que poco más de 16 millones de alumnas y alumnos habían regresado a sus aulas. Esto significa que, de acuerdo con las cifras oficiales, nos falta el 58% de las escuelas y casi 10 millones de estudiantes por regresar. ¿Por qué después de más de un mes del inicio del ciclo escolar no tenemos un regreso del 100% como lo desearía el presidente? En primer lugar, porque las mamás y  papás no tienen la garantía de que las escuelas de sus hijas e hijos son espacios seguros; en segundo, porque las autoridades responsables no han hecho nada para cumplir con lo que quiere el presidente.

Desde que el presidente anunció que tendríamos un regreso a clases presenciales para el ciclo escolar 2021-2022, ni la Secretaría de Educación Pública (SEP) ni la Secretaría de Salud tomaron las medidas necesarias para que fuera seguro. Con la emisión de la “Guía para el regreso responsable y ordenado a las escuelas”, las autoridades quisieron hacer responsables de la procuración de cubrebocas, termómetros, gel y demás materiales a las familias y comunidades escolares. Tampoco se aseguraron de que todas las escuelas de nuestro país tuvieran acceso a agua potable, líquido esencial para hacer frente a esta pandemia. Además, por si fuera poco, no emitieron un protocolo obligatorio que orientara a las escuelas en la detección, seguimiento y control de los contagios en las escuelas.

Hace unas semanas dimos a conocer que, derivado de una demanda de amparo presentada por Aprender Primero, un Juez federal había ordenado a la SEP y a Salud dotar a todas las escuelas de nuestro país con los insumos y materiales necesarios, como cubrebocas y gel antibacterial, para la prevención de contagios por COVID-19. Además, las autoridades tenían que emitir los protocolos y medidas obligatorias que sirvieran a las escuelas para detectar, controlar y dar seguimiento a los contagios que se dieran en las comunidades escolares. Como era previsible, tanto la SEP como Salud apelaron esta decisión. El Tribunal Colegiado encargado de resolver esta apelación consideró que todos sus argumentos eran infundados y secundó la orden del Juez. Una semana después, el Juez reiteró su decisión y confirmó, mediante una suspensión definitiva, que las autoridades deben hacerse responsables de la seguridad e higiene en este regreso a clases. A la fecha, lo único que ambas autoridades han sabido decir es que no pueden cumplir lo ordenado.

¿Cómo podemos esperar que las mamás y papás manden a sus hijas e hijos a la escuela si las autoridades evaden su responsabilidad? ¿Qué esperanza puede haber de un regreso presencial en su totalidad, si la SEP y Salud no hacen lo necesario para que las escuelas sean seguras? Parece que no se han dado cuenta, pero la realidad es que la SEP y Salud tienen dos mandatos: uno presidencial y uno judicial. En lugar de enfocar sus esfuerzos en apelar decisiones judiciales y alargar el proceso, las autoridades deberían de pensar en esto, más que como una obligación, como una oportunidad para cumplir con lo que también pide, en cada mañanera, el presidente. Sólo garantizando un regreso a clases seguro es que podemos aspirar a que todas las niñas y niños regresen a la escuela. Nosotros seguiremos haciendo lo que nos toca para lograr que así sea.

* Fernando Alcázar Ibarra (@feralc23) es responsable del Área de Estudios Jurídicos de Mexicanos Primero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.