Campañas con Equidad: ¿cómo les fue a la y los candidatos? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arena Ciudadana
Por Arena Ciudadana
Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnolog... Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnología y desde una visión distinta. Queremos traducir información, generar contenidos y fomentar la discusión para alcanzar la acción participativa de la ciudadanía. (Leer más)
Campañas con Equidad: ¿cómo les fue a la y los candidatos?
Por Arena Ciudadana
26 de abril, 2012
Comparte

Por: Alfonsina Peñaloza

 

A estas alturas del partido debería ser obvio que políticas de equidad de género son un sine qua non de la política pública, no sólo desde una perspectiva de derechos humanos, sino incluso – como se le ha manejado – con una mirada instrumental. La equidad de género promueve el desarrollo, activa la economía, promueve mayor competitividad e impulsa sociedades más educadas.

El género se refiere a los roles sociales y las interacciones entre hombres y mujeres más allá de sus diferencias biológicas. Es decir, es una construcción social y, por lo tanto, cambiante. No es que esté escrito en el código genético que las mujeres deben usar rosa, o falda, ni que los hombres deben ser los proveedores y no llorar. Estos son supuestos que se han construido a lo largo de la historia, de acuerdo a un contexto histórico, social, geográfico específico.

Ahora, esto tiene implicaciones en la elaboración de políticas públicas. Cuando se asume que las mujeres son las responsables del trabajo doméstico no remunerado, esto tiene implicaciones económicas. Si se asume que los hombres son los responsables del rol “productivo”, tiene varias consecuencias también – por ejemplo, que no tengan permisos de paternidad equiparables a las madres. No existe política pública que sea neutral en términos de género; es decir, toda política pública afecta de manera distinta a hombres y a mujeres. La perspectiva de género es precisamente el estudiar, prever y modificar posibles resultados adversos de una política pública para mujeres y hombres.

En este sentido, Arena Electoral se ha dado a la tarea de evaluar las políticas públicas de la y los candidatos en 30 grandes temas, con perspectiva de género. Asimismo, esta semana los expertos evaluadores analizaron específicamente las propuestas cuyo objetivo es la equidad de género. Lamentablemente, aunque dos candidatos lograron pasar de panzazo, sus propuestas distan mucho de responder a las necesidades de nuestro país:

La conclusión de todas las evaluadoras expertas es que las propuestas de la y los candidatos reducen a la mujer al ámbito familiar y el cuidado de los hijos. Si bien la ausencia de políticas conciliatorias y la inequidad en el trabajo doméstico es uno de los grandes retos pendientes para alcanzar igualdad de género, es importante concebir a la mujer fuera del ámbito privado, y no sólo como madre y esposa.

Hablemos del elefante rosa en la sala: la única candidata, Josefina Vázquez Mota, reprobó. El hecho de que haya más mujeres en puestos de toma de decisión, incluyendo la Presidencia de la República, de ninguna manera garantiza más y mejores políticas públicas con perspectiva de género. Sin lugar a dudas es una señal de mayor equidad – la posibilidad de una mujer en la Presidencia tiene efectos positivos en el imaginario colectivo – , pero las mujeres somos tan responsables como los hombres de promover y abonar a los estereotipos de género. Sin embargo, su propuesta es la única que habla sobre permiso de paternidad y una ampliación del acceso de los varones trabajadores a los servicios de cuidado infantil. Asimismo, es la única que menciona leyes para regir los medios de comunicación en el tema de equidad de género.

En el caso de la propuesta de Enrique Peña Nieto, destaca una propuesta de reforma laboral bastante completa. Sin embargo, brilla por su ausencia el tema de la atención a la prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres, sobre todo considerando que durante su gestión como gobernador del Estado de México se duplicó en más de 900 el número de feminicidios en la entidad.

Andrés Manuel López Obrador menciona explícitamente temas como garantizar la libertad de decisión sobre su cuerpo y la reproducción (a pesar de su resistencia a posicionarse en público). Asimismo, propone el desarrollo de medidas afirmativas, así como la importancia de impulsar una política que conduzca a la repartición equitativa de tareas asumidas hasta ahora solo por mujeres (refiriéndose al trabajo reproductivo o doméstico). Es el único candidato que propone la revalorización económica del trabajo de las mujeres en los ámbitos público y privado. No menciona, sin embargo, propuestas que atiendan a las mujeres en mayor vulnerabilidad: las mujeres indígenas.

Finalmente, Gabriel Quadri de la Torre, fue el candidato peor evaluado, por considerarse propuestas poco definidas, sin objetivos, ni metas ni otros criterios mínimos de política pública. Sin embargo, es la única propuesta que explícitamente se pronuncia en favor del derecho a las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, así como por el establecimiento de derechos civiles iguales para todas las parejas, independientemente de su sexo.

En todos los casos, el criterio peor evaluado por todas las expertas fue la ausencia de mecanismos de evaluación y rendición de cuentas (la calificación más alta de una escala del 1 al 10 – siendo ésta la más alta – fue de 2). Entonces, cabe preguntarse: ¿de qué servirán las propuestas, por más buenas que sean, sin contar con mecanismos para saber si están funcionando o no?

@alfonp es licenciada en Relaciones Internacionales por el ITAM y maestra en Género, Desarrollo y Globalización por la London School of Economics. Ha impartido cursos sobre Género y Política, y Género y Desarrollo en el ITAM, y ha participado en proyectos de consultoría en temas diversos como desarrollo económico, género y desarrollo, política económica internacional y derechos humanos. Actualmente es Subdirectora General de Fundación Ethos (@fundacionethos).


Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts