Leer para gobernar - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arena Ciudadana
Por Arena Ciudadana
Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnolog... Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnología y desde una visión distinta. Queremos traducir información, generar contenidos y fomentar la discusión para alcanzar la acción participativa de la ciudadanía. (Leer más)
Leer para gobernar
Por Arena Ciudadana
21 de junio, 2012
Comparte

José Manuel Azpiroz

Hace un par de meses leí el libro de Jorge Volpi, “Leer la mente: el cerebro y el arte de la ficción”. Mientras leía esta obra que trata de acercarnos al funcionamiento del cerebro en el proceso creativo de la ficción, recordaba aquellas discusiones con amigos y conocidos sobre la importancia o no, de la lectura en los políticos, especialmente en quienes pretenden dirigir desde la Presidencia al país.

Sin buscar hacer mofa dirigida a algún candidato presidencial de corta memoria para recordar libros favoritos (honestamente, no creo que alguno de los cuatro sea un lector asiduo), creo que la discusión sigue siendo pertinente. ¿Importa que un aspirante a la Presidencia lea ficción? ¿Sirve de algo el bagaje cultural? ¿Es indispensable leer – o haber leído-, para gobernar bien? ¿Basta con no ser un auténtico ignorante o importa estar muy bien leído? Ya en serio, ¿a cuántos políticos se han encontrado ustedes en una librería?

Argumentos van y vienen. Hay defensores de la literatura y otros que incluso la desprecian. Otros no toman partido y tratan de ser objetivos, mencionando ejemplos de ex Presidentes “muy letrados”, pero pésimos gobernantes, o con escasa cultura pero recordados con nostalgia. Considero que no hay una relación directa entre leer y gobernar bien; se puede ser buen gobernante y mal lector, sin duda. Sin embargo, creo que leer ayuda. ¿Por qué? Porque acercarse a la literatura nos permite acercarnos un poco más a lo humano.

Uno es lo que lee, y los personajes de nuestras lecturas son parte de nosotros. Las ideas o símbolos que hemos construido a partir de estas lecturas y estos personajes, nos moldean, nos construyen. Como bien escribe Volpi, además de nuestros familiares y amigos y de los personajes públicos, los personajes de las novelas son en la misma medida, habitantes de nuestra mente.

Cuando uno lee, no hace otra cosa que descubrir lo nuevo y redescubrir lo antiguo. Una palabra, un personaje, una frase o un lugar, nos llevan a un recuerdo de nuestra memoria, “de un meme a otro”, como bien dice Volpi, ”una sola palabra basta para desatar una catarata de sentidos”.  El autor recurre a un ejemplo impecable para explicarse:

El novelista escribe: “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento…”, y todos los fusilamientos que he leído, escuchado o visto –de Goya a Monet, pasando por docenas de novelas sobre la Guerra Civil española- comparecen de golpe en mi cabeza sin que yo los haya convocado. García Márquez no necesita describir escrupulosamente todo el ajusticiamiento  –quiéralo o no, el lector ya lo tiene delante-, sino apenas aquellos detalles que, a sus ojos, lo tornan especial e irrepetible. (p.91)

Dice Jorge Volpi que la ficción es una herramienta indispensable para nuestra especie y la imaginación indispensable para entender el mundo. Si no ha leído, ¿cómo le hace entonces un político para entender a sus semejantes, para entender al otro, para comprender al mundo? Si un político construye futuro basado en su propio pasado y su propio pasado es diminuto por no estar enriquecido con lo que pudo haber leído. ¿Qué podemos esperar del futuro imaginado? Si recordar es hilar series de memorias que te llevan de un momento a otro, de una asociación a otra, de una experiencia a otra, ya sea propia o ajena, ¿cómo evoca uno al vacío? ¿Cómo hilar recuerdos de nada?

Difícil decidir desde un solo punto de vista. Por eso leer nos permite acercarnos a otras visiones, conocer lugares, personajes que nunca hemos visto, vivir vidas, imaginar ideas y resolver problemas ajenos. Para un lector, la ficción presenta escenarios que se basan en experiencias previas ya vividas, a través de la vida real o a través de la lectura. Cuando leemos, e incluso cuando recordamos qué leímos, nos metemos en la vida y el sentir de los personajes, en la atmósfera, en un escenario, en otra época, nos metemos en la mente del autor, e incluso cuando recordamos lo leído, nos recordamos a nosotros mismos en aquel lejano momento en que leímos.

Leer una novela “es como habitar el mundo”, dice Volpi… o “los mundos”, agrego. Las Rusias de Tolstói, el París de Proust y de Cortázar, que es el mismo pero es distinto, el Macondo del Gabo o el Río Tajo de Pessoa y de Saramago, todos están en mi cabeza, en mi interior. Dice Volpi que los personajes permanecen en nuestra mente como polizones, y al mismo tiempo somos ellos mismos, y vivimos sus aventuras. Coincido. Soy Hamlet y Demian, Aureliano Buendía y Juan Preciado, soy Alonso Quijano y Segismundo, y soy también Aura, Violeta, Elizabeth Costello y por supuesto la Maga.

¿Para qué sirve leer? Independientemente de conocer, de aprender, de saber, leer nos ayuda a pensar. A mejorar la memoria, a hilvanar sucesos, recuerdos y datos, a tener más opciones para discernir y poder decidir. Es una manera de aumentar posibilidades, nuestras o de otros, pero al fin posibilidades. Además de ayudarnos a pensar, leer nos ayuda a sentir. La literatura nos emociona y nos conmueve, nos hace amar, sufrir, gozar o derrumbarnos, leer nos acerca a lo humano. ¿Nos convierte ello en mejores personas? De ninguna manera, advierte Volpi. Leer no nos convierte en mejores personas pero nos permite mirar desde una posición que no es sólo la propia. Leer ayuda para ser más empáticos, porque nos coloca en el lugar del otro.

Por todo lo anterior, más que firmar libros propios que otros han escrito, los cuatro candidatos deberían darse una vuelta por la librería. Además de sus discursos en teleprompter y las tarjetas informativas, no les vendría mal si aspiran dirigir a este país, leer más literatura. Esto no nos asegura que quien gane será un mejor gobernante, pero nunca sobra ser menos ignorante.

@jmazpiroz es licenciado en Derecho por el ITESM y maestro en Administración Pública y Políticas Públicas por la Universidad de York. Es director de Arena Electoral y del Área de Gobierno y Democracia en Fundación Ethos (@fundacionethos).

 

 



Volpi, Jorge (2011) Leer la mente, el cerebro y el arte de la ficción. Alfaguara, Méx.

Hay casos excepcionales, como el ex Presidente de México Vicente Fox que confundió a Jorge Luis Borges con José Luis Borgues (sic), o que felicitó por su Nobel al colombiano (sic) Mario Vargas Llosa. O el ex Presidente argentino Menem, quien presumía de haber leído la obra completa (sic) de Sócrates, o a Robinson Crusoe, quien le quitaba a los ricos para dárselo a los pobres (sic). Una vez leí que el ex gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, recomendaba a Vargas Llosa… ¿habrá acaso leído la Fiesta del Chivo?

Cito a Amelia Valcárcel, catedrática española que responde a un periodista de El País: “¿Lecturas para un político español? En París más de una vez me he encontrado a Dominique de Villepin comprando libros. En España jamás he visto a un político en una librería. Será que no voy a las buenas. Un gobernante no tiene más obligaciones lectoras que cualquier persona con cierta formación, pero a veces no se llega ni a eso”. Nota completa: http://elpais.com/diario/2011/12/29/cultura/1325113203_850215.html

Si no me creen, les comparto otro texto, de Justo Serna, publicado en El País que explica mucho mejor que el mío para lo que sirve esto que llamamos la lectura:  http://elpais.com/diario/2002/01/05/cvalenciana/1010261882_850215.html

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts