Los vicios al construir partidos políticos en México - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arena Ciudadana
Por Arena Ciudadana
Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnolog... Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnología y desde una visión distinta. Queremos traducir información, generar contenidos y fomentar la discusión para alcanzar la acción participativa de la ciudadanía. (Leer más)
Los vicios al construir partidos políticos en México
La actual legislación (para crear partidos políticos) no sólo complica su puntual aplicación, sino que genera graves vicios de origen como el clientelismo y el mercantilismo.
Por Arena Ciudadana
24 de abril, 2013
Comparte

Por: Ignacio Pinacho (@IgnacioPinacho)

Los candados impuestos en las últimas reformas en materia de partidos y asociaciones no trajeron necesariamente la instalación de un sistema democrático de partidos, más bien han creado uno que raya en un régimen partidocrático con sus respectivos partidos satelitales de patente familiar y de control oligárquico.

No hay que cerrar los ojos, la actual legislación no sólo complica su puntual aplicación, sino que genera graves vicios de origen como el clientelismo y el mercantilismo. Desde sus orígenes los nuevos partidos surgen bajo controles preestablecidos; esto significa que el sistema democrático formal y real es acaparado por quienes tienen mayor poder económico y clientelar. Eso sucede en menor o mayor medida en los tres principales partidos,  y particularmente en el PVEM, MC, PT y NA. Los fracasos por construir otros partidos también han encontrado su explicación en este círculo vicioso.

En otros países, los requisitos no son trabas, sólo procedimientos formales. Por ejemplo, en Argentina se acepta la formación de partidos distritales y para ser partido nacional basta con una presencia en cinco distritos electorales. En Chile, es suficiente contar con 100 organizadores y la expedición de una escritura pública. En Venezuela, basta constituirse en la mitad de las entidades regionales con un número no inferior al 0.5% de la población inscrita en el registro electoral. En Perú, el registro se determina con un número no menor al 1% de los ciudadanos que sufragaron en las últimas elecciones. En Europa, los requisitos son mucho más flexibles.

Los vicios de origen y los inherentes al funcionamiento de los partidos no se desterrarán imponiendo mayores obstáculos a su formación; por el contrario, hay que eliminarlos.

En el marco del Pacto por México, los partidos actuales y sus respectivas dirigencias debiesen de abordar con imparcialidad y visión de largo plazo el diseño de la Ley de Partidos establecida en su agenda. Desde mi punto de vista la ley debe considerar, entre otros aspectos, lo siguiente:

1) Eliminación de las asambleas como requisito para obtención de registro, toda vez que este sistema genera vicios de origen que impide la ciudadanización de los partidos.

2) Disminuir a 1% el porcentaje para mantener el registro como partido político, pero aumentarlo al 3% a nivel nacional para que tengan representación en el congreso. De igual manera, la ley debe reconocer la presencia regional de los mismos; de tal forma que si en una circunscripción federal tienen el 3% o más de la votación, deben tener, en consecuencia, representación en el congreso federal.

3) Los candidatos plurinominales deben ser escogidos y votados por los electores en cada circunscripción, para poner diques a los personajes corruptos y de mala reputación.

4) Aumentar el porcentaje de recursos para las tareas de divulgación democrática, y que éstas se impulsen en coordinación y con la supervisión del IFE.

5) Para que la fiscalización sea más estricta -con la vinculación penal correspondiente- que la Auditoria Superior de Federación sea la encargada de hacerlo.

6) El no cumplimiento de obligaciones para transparentar ciertas actividades fijadas por la ley también deben ser sancionadas.

7) Disminución de recursos públicos para campañas electorales que administran los partidos, sustituidos por la edición de propaganda institucionalizada, editada por el IFE, que contenga los candidatos de todos los partidos y sus respectivas propuestas, según puesto de elección popular.

8) Que los dirigentes de los partidos sean sujetos de la ley de transparencia, entre otras reformas.

* Ignacio Pinacho es analista y asesor de asuntos legislativos y municipales.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts