No más subsidios energéticos regresivos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arena Ciudadana
Por Arena Ciudadana
Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnolog... Somos una iniciativa que busca impulsar la agenda de la sociedad civil por medio de la tecnología y desde una visión distinta. Queremos traducir información, generar contenidos y fomentar la discusión para alcanzar la acción participativa de la ciudadanía. (Leer más)
No más subsidios energéticos regresivos
Por Arena Ciudadana
15 de marzo, 2012
Comparte

Por: María José Contreras*

En los últimos meses las noticias acerca de las movilizaciones sociales que han tenido lugar en Nigeria como protesta al alza en los precios de los combustibles derivada de la eliminación de los subsidios, han dado la vuelta al mundo. Dado lo anterior, muchos gobiernos se han preguntado si estas políticas deben o pueden ser implementadas. No obstante, debido a sus efectos perniciosos sobre las finanzas públicas, sus consecuencias negativas sobre el medio ambiente y los costos de oportunidad que representan, existe una tendencia mundial para reducir y eliminar los subsidios generalizados a los combustibles fósiles.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) más de 25 países tienen planeado, o han comenzado ya, a aplicar políticas en este sentido. Algunos países como Senegal y Venezuela han enfrentado fuertes movilizaciones sociales en contra de la reducción a los subsidios energéticos. Sin embargo, existen otros países como Indonesia y Ghana, cuyas experiencias tuvieron mejores resultados. Vale la pena entonces revisar tanto los casos de éxito como los de fracaso para identificar algunos aprendizajes y errores comunes que deberían tenerse en cuenta para debatir una modificación al esquema de subsidios que actualmente persiste en México.

Aprendizajes

En general, existen algunas características que pueden reducir la probabilidad de  fracaso de una política de reducción de subsidios. Aquí algunas de las más reconocidas:

    •    Estabilidad: todos los programas de reforma en una democracia estable deben emprender cambios en el sistema sin grandes trastornos en el entorno político (es decir, huelgas, manifestaciones, violencia callejera) y en el sistema económico (quiebra de empresas a gran escala, el colapso del mercado o contracción).

    •    Generar el mayor beneficio posible: la mayoría de la población posible dentro de la economía debería verse beneficiada, o al menos lo ideal sería que ninguno quedara en una posición peor a la que se encontraba. En este sentido las políticas compensatorias juegan un papel importante para evitar resultados regresivos debido a los ajustes de precios.

   •    Incluyente: todos los grupos deben ser considerados de manera que no se generen perdedores evidentes. Además, todos los argumentos deben ser considerados y abordados adecuadamente para no dejar de lado a ningún grupo político que pudiera revertir las reformas.

 •    Transparente: cualquier falta de claridad y rendición de cuentas en las políticas pueden crear confusión y desconfianza, lo cual aumenta la probabilidad de desacuerdos.

 •    Limitada en el tiempo: cualquier reforma prolongada aumenta su probabilidad de fracaso debido a que los costos se incrementan y los recursos para la compensación y la comunicación de los beneficios son limitados.

Errores comunes

Existen también errores muy comunes que se han cometido a nivel internacional a la hora de implementar políticas de reducción o eliminación de los subsidios. Algunos de éstos son la falta de transparencia en la creación y el diseño del nuevo esquema de precios, la difusión de la información en un lenguaje técnico o por medio de mensajes ineficaces y/o imprecisos, no llevar a cabo campañas de socialización de los beneficios de la modificación del esquema, la imposición de los cambios sin tener en cuenta a los grupos de oposición, la falta de una clara comunicación con las partes interesadas y un mapeo estratégico de actores, así como  la prolongación de los ajustes.

De esta manera, los errores cometidos por otros países podrían resumirse en tres rubros que vale la pena resaltar:

1.    La falta de un mapeo adecuado de los actores involucrados y de sus preferencias y posturas.

2.    La ausencia de grupos de apoyo de carácter no político o redes de la ciudadanía que apoyen la modificación del esquema.

3.    El uso de campañas de comunicación no dirigidas a quienes se vean verdaderamente afectados, sino a grupos construidos únicamente de manera analítica.

 
*María José Contreras es investigadora del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC)

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts