In-Sourcing: el Neo-Proteccionismo Americano - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arrancones en Neutral
Por Arturo Franco
Arturo es un economista, autor y emprendedor mexicano. Es cofundador de Causas.org, vicepresident... Arturo es un economista, autor y emprendedor mexicano. Es cofundador de Causas.org, vicepresidente del consejo directivo de la Harvard Kennedy School, y profesor de cátedra en el Tecnológico de Monterrey. Ha trabajado para el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial y el Centro para el Desarrollo Internacional. (Leer más)
In-Sourcing: el Neo-Proteccionismo Americano
Por Arturo Franco
27 de enero, 2012
Comparte

Mientras los ojos del mundo siguen puestos en Davos, donde muchos se preguntan que pasará con la tragedia griega que se ha convertido en una verdadera tragedia Europea, no podemos dejar de ver lo que está pasando con nuestro vecino al Norte en una semana llena de sorpresas.

A inicios de semana, la carrera interna por la candidatura presidencial en el Partido Republicano tuvo un giro interesante con la victoria en Carolina del Sur de Newt Gingrich y una serie de eventos que llevaron al puntero Mitt Romney a declarar sus impuestos, aceptando que paga 20% menos de sus ingresos que el norteamericano promedio.

Esta mañana se anunció que el PIB de Estados Unidos creció a una tasa anualizada del 2.8 por ciento, según el Departamento de Comercio en su primera estimación sobre el desempeño de la economía en el cuarto trimestre de 2011. Aunque existen dudas sobre la solidez de este importante repunte económico, esto representa sin duda una excelente noticia para México y sobre todo para nuestro sector exportador.

Por último, hubo otro evento importante esta semana, el miércoles 25 de enero el presidente Barack Obama dío su último discurso del Estado de la Unión, cuando menos en el periodo presidencial 2008-2012.

Animal Político publicó una transcripción del discurso (traducido al español) resaltando la ausencia de menciones sobre el tema migratorio, y muy específicamente, sobre México. Sin embargo, poco se ha comentado sobre el contenido del discurso en materia económica y los efectos que las propuestas y políticas publicas que promueve el presidente Obama tendrían para nuestro país.

Lo que dijo…

Con el slogan “una economía construida para perdurar” (que suena más como el título de una película de Bruce Willis) el carismático líder del “mundo libre” planteó los pilares de su política económica. Recordemos que siendo el 2012 un año electoral en Estados Unidos, Obama estaba utilizando esta plataforma para plantear lo que muy posiblemente será la agenda de su campaña para la reelección.

Empezó mostrando los datos de recuperación del empleo, con más de 3 millones de puestos creados después de la crisis financiera que comenzó en 2008, al inicio de su administración. Se enfocó en una de las industrias que el gobierno tuvo que intervenir, la automotriz, consiguiendo fuertes aplausos cuando anunció que había sido rescatada. “Nosotros apostamos por los trabajadores estadounidenses. Apostamos por la ingeniosidad estadounidense. Y esta noche, la industria automovilística americana ha renacido,” dijo.

Hasta ahí ibámos bien. Sin embargo, su discurso comenzó a tomar un curso interesante. Reciclando una conocida y patriótica frase de John F. Kennedy, el presidente Obama dijo: “Esta noche, mi mensaje a los líderes de negocios es sencillo: pregúntense lo que ustedes pueden hacer para traer empleos de vuelta a su país, y su país hará todo lo posible para ayudarlos a que tengan éxito.”  Una frase que hasta hace pocos años sería inpensable, incluso para un Demócrata, en el país que ha sido el principal promotor del libre comercio durante varias décadas.

Más adelante, aludiendo a los acuerdos comerciales que han sido recientemente ratificados por el Congreso, particularmente con Panamá, Colombia y Corea del Sur, Obama planteó nuevamente una serie de propuestas con un marcado acento proteccionista: “estamos facilitándoles a las empresas de los EU la venta de sus productos en todas partes del mundo. Hace dos años, fijé una meta de duplicar las exportaciones de EU durante un periodo de cinco años.”

Para rematar, hablando sobre la competencia con países que no se “rigen por las reglas” del comercio internacional, el presidente concluyó esta parte de su discurso diciendo: “hemos iniciado casi el doble de los casos comerciales contra China que los iniciados por la administración anterior, y ha tenido efecto. Más de mil estadounidenses tienen trabajo hoy porque detuvimos un gran aumento en el consumo de llantas chinas.

Lo que implica…

El presidente Obama esta impulsando un nuevo plan para la recuperación de la economía de Estados Unidos con una combinación de políticas fiscales, comerciales y de inversión pública enfocadas en impulsar la economía doméstica. Esta visión “hacia adentro” se logra ofreciendo incentivos fiscales a empresas que generen empleos en los Estados Unidos y “castigando” a las empresas que sigan exportando empleos… una práctica también conocida como outsourcing. Definitivamente, el impulso de políticas de in-sourcing es una mala noticia para México.

¿Qué podemos esperar de los Republicanos? Aunque comunmente han sido promotores de la apertura comercial, tanto Romney como Gingrich también han criticado a países como China, han prometido más empleos y  podrían tomar posiciones similares a la de Obama, si resultan electoralmente populares. En pocas palabras, nuestro vecino y principal socio comercial nos podría estar dando la espalda, en el sentido económico, y esto representa un enorme peligro para el futuro de nuestro país.

 

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.