Un rompecabezas - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arrancones en Neutral
Por Arturo Franco
Arturo es un economista, autor y emprendedor mexicano. Es cofundador de Causas.org, vicepresident... Arturo es un economista, autor y emprendedor mexicano. Es cofundador de Causas.org, vicepresidente del consejo directivo de la Harvard Kennedy School, y profesor de cátedra en el Tecnológico de Monterrey. Ha trabajado para el Banco Mundial, el Foro Económico Mundial y el Centro para el Desarrollo Internacional. (Leer más)
Un rompecabezas
Por Arturo Franco
6 de diciembre, 2011
Comparte

Nací en 1980.

Siendo el más joven de los 68,347,477 habitantes que México registraba en ese momento y por el simple hecho de haber nacido en este hermoso país, podía aspirar a ganar unos 5,300 dólares por año, el ingreso promedio de mis compatriotas en esos tiempos. Claro que faltaban como veinte años para que pudiera conseguir una buena chamba y recibir mi primer quincena. Pero eso no me tenía preocupado.

“Es más…” le decía a mi hermano gemelo Adolfo, el segundo mexicano más nuevo, “si se repite lo que sucedió en México entre 1960 y 1980, cuando la economía del país creció en promedio 6.5% al año, podemos aspirar a ganar mucho más en el futuro.”

Mi buen amigo Jaeyoung, que nació en 1980 también, pero en Seúl, Corea del Sur, no estaba tan contento como yo: su país estaba muy lejos de ser desarrollado, su gente era menos productiva que la nuestra y su papá ganaba menos de 4,000 dólares al año.
Tampoco lo estaba mi buen amiga chilena, Tania, quien había nacido dos años antes y tenía que conformarse con la mitad del ingreso promedio de los mexicanos.

El mundo estaba cambiando.

Michael Jackson se consolidaba como el Rey del Pop, Apple lanzaba su primer Macintosh y en el país los de Magneto comenzaban un ritmo loco que, pues, sonaba tremendo. En medio del ruido y el asombro, Reagan y Tatcher transformaban la lógica dominante de la economía de mercado y el mundo estaba por entrar en una nueva etapa de intensa integración comercial, financiera y tecnológica.

La economía global comenzaba una verdadera carrera de arrancones.

El motor era el crecimiento basado en exportaciones, y sobre todo, en el valor agregado de los productos y servicios que un país podía ofrecer. La gasolina era una mezcla de innovación y productividad. La meta era, llanamente, la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos. (Y de ahí el nombre del blog, pues… )

Lo que pasó en México durante los últimos treinta años, la totalidad de mi infancia, pubertad y adolescencia, no lo termino de entender todavía. Si quieren verlo de manera gráfica, hagan click aquí (cortesía de Hans Rosling y su GapMinder) y píquenle al botón de play. También lo pueden ver de manera estática en la siguiente imagen:

(Nota para leer la gráfica: En el lado izquierdo medimos la productividad de los países (PIB/hora trabajada) y estar más arriba significa producir más “cosas” en menos horas. La línea inferior mide el ingreso por persona de cada país, ajustado de varias formas para hacerlo comparable. Las “trayectorias” de los países van de 1980 al 2006. El país que llegue primero a la esquina superior derecha gana la carrera.)

(haz click para agrandar la imagen)

 

Jaeyoung hoy tiene, junto con los casi 50 millones de surcoreanos, un PIB per capita mayor a los 30,000 dólares por año, más del doble que México. En dos décadas y media, mientras Tania en Chile duplicaba su ingreso medio, el mío creció apenas 20%.

En otras palabras… durante mis primeros 26 años de vida (y algunos más que no cubre la gráfica), México se estancó. Lo peor es que casi 30 años después todavía no hemos alcanzado los niveles de productividad total de los factores (TFP) que el país tenía antes de la crisis 1982.

Y entonces, ¿de que se trata este blog?

Precisamente de esto. Con sus ideas y participación vamos a explorar las posibles respuestas a la pregunta: ¿Que nos pasó? Vamos a revisar algunos mitos y realidades, lugares comunes y datos poco conocidos… ¿Fue la competencia con China, los subsidios de Estados Unidos? ¿Es culpa de los bancos, de los monopolios? ¿Fueron las reformas que se hicieron, las que no se hicieron, las que se hicieron mal? Y es que, por cada investigación que dice tener la respuesta a estas preguntas, hay otra que muestra evidencia en contra.

En conclusión, el propósito de este espacio, amigas y amigos, se resume en la siguiente cita (y un muy interesante reporte de mis colegas Ricardo Hausmann y Bailey Klinger del Centro para el Desarrollo Internacional de Harvard):

“Dado que la inversión mexicana disminuyó en lugar de crecer en un momento en que mejoraba el acceso al crédito internacional, el riesgo país disminuía, y las tasas de interés se reducían, está claro que la mayor restricción al crecimiento en el país se debe a bajos retornos económicos. Por otra parte, la evidencia sugiere que el crecimiento en México no esta restringido por incertidumbre macroeconómica, incertidumbre política, o impuestos altos y variables.
El bajo crecimiento de México es un rompecabezas […]”

– Hausmann; Klinger, 2009

¿Cómo ven, vamos juntando las piezas?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.