Arrecife Alacranes: un paraíso en peligro por la pesca ilegal - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Arrecife Alacranes: un paraíso en peligro por la pesca ilegal
Para que la naturaleza haga su trabajo de recuperar y aumentar la resiliencia de estos arrecifes, debemos disminuir las presiones o estresores a los que están sujetos; una de ellas es que no haya más pesca o turismo de la que sabemos que soporta el sistema biológico. Es decir, no llevarlo más allá de sus límites.  
Por Miguel Rivas
13 de octubre, 2021
Comparte

Durante la expedición de Oceana a Bajos del norte y Alacranes hemos sido testigos de la hermosa biodiversidad que albergan estos arrecifes. Damos por sentada la protección de estos lugares debido a la lejanía que tienen de la costa, pero lamentablemente sufren presiones locales que los dañan. Por ejemplo, la pesca ilegal que ha ocurrido dentro del polígono de zona núcleo del Área Natural Protegida de Arrecife Alacranes; ahí encontramos que, entre 2012 y 2019, hubo más de 800 eventos de presunta pesca ilegal en sitios donde esta actividad está prohibida.

En compañía de importantes científicas y científicos, estamos aún analizando la información que nos dejó una expedición satisfactoria en términos de datos, experiencias, relaciones humanas y nuestra labor para inspirar a la sociedad mexicana a no escatimar en esfuerzos para seguir conservando estos arrecifes de la mejor forma posible de cara al futuro.

No nos cabe duda de que Arrecife Alacranes es un paraíso rico en biodiversidad, y asumimos que se conserva gracias a estar alejado de la costa. Ubicado a 140 kms de la costa de Puerto Progreso en la península de Yucatán, ha estado ajeno a las presiones comunes que tienen otros arrecifes que están más cercanos a la costa, como exceso de pesca y turismo, que por muchos años nos han llevado a pensar que su estado de conservación es óptimo.

En nuestra visita a este sitio vimos muchos corales del tipo cuerno de alce (Acropora palmata) muertos, probablemente debido a la presión que le ponen las tormentas y huracanes cada vez más frecuentes e intensos, productos de la inestabilidad climática que vivimos.

Que los corales se nos mueran es algo que debe preocuparnos, ya que dejamos de percibir los beneficios naturales que los arrecifes nos otorgan, y la gran biodiversidad que albergan. Es esta capacidad del arrecife de construir la estructura tridimensional donde interactúan las especies, lo que hace que con apenas el 1% de la superficie del océano, contengan hasta el 25% de su biodiversidad.

Pero para que la naturaleza haga su trabajo de recuperar y aumentar la resiliencia de estos arrecifes, debemos disminuir las presiones o estresores a los que están sujetos; una de ellas es que no haya más pesca o turismo de la que sabemos que soporta el sistema biológico. Es decir, no llevarlo más allá de sus límites.

Pensando en cómo permitirle al arrecife recuperarse de manera exitosa es que nos dimos a la tarea de conocer y cuantificar posibles actividades de pesca en las zonas núcleo del Arrecife Alacranes. Lugares donde, por indicaciones de su programa de manejo, la pesca está totalmente prohibida. Lamentablemente nos llevamos una desagradable sorpresa.

En solo un año, entre 2017 y 2018, ocurrió la mayoría de estos eventos de pesca y 4 embarcaciones son las que concentran hasta el 42% de la actividad pesquera aparente. Decimos “aparente” porque nos basamos en la información sobre el trayecto y velocidad de las embarcaciones, que apunta hacia pesca ilegal. Para evitar que estos registros sospechosos fueran excusados como eventos de mal tiempo y búsqueda de refugio, se eliminaron todos los datos asociados a eventos climáticos como tormentas, marejadas, huracanes, etc. utilizando la base de datos de la CONAGUA. Así sabemos que sus actividades eran, probablemente, de pesca ilegal.

El escenario de inestabilidad climática que vivimos hace necesario darle la oportunidad al arrecife de ser resiliente, y esto pasa por disminuir las presiones a las que está sujeto por parte de la acción humana. Fiscalizar y erradicar la pesca ilegal en un paraíso biológico como lo es Arrecife Alacranes, es la primera medida que debemos tomar para que estos arrecifes puedan recuperarse y sigan brindando las bondades de recursos naturales y protección frente a eventos climáticos.

Para proteger Alacranes la autoridad pesquera y ambiental deben coordinarse de forma eficiente, para no poner en peligro la sustentabilidad del arrecife. Esta labor comienza con que se comparta y se use la información que ellos mismos generan a partir del monitoreo de embarcaciones en el Parque y que esta información permita la mejor toma de decisiones para fortalecer la labor de conservación.

* Miguel Rivas (@migrivass) es director de la campaña de hábitat para Oceana en México y doctor en ciencias por el Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.