Bajos del norte: un paraíso desprotegido - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Bajos del norte: un paraíso desprotegido
La misión del equipo científico de Oceana es obtener información sobre este sitio que ha sido poco estudiado: queremos conocer la salud de este arrecife y para ello necesitamos saber qué hay, si están presentes todos los eslabones necesarios para que un ecosistema funcione de manera continua y saludable y de no ser así, entonces saber qué se necesita para recuperarlo.
Por Miguel Rivas
25 de agosto, 2021
Comparte

Oceana está en los arrecifes de Bajos del Norte para estudiar y conocer el estado actual de la zona. Tras una semana explorando este sitio hemos quedado maravillados por su riqueza biológica y los paisajes submarinos que son un deleite.

©Oceana / Carlos Aguilera.

La misión del equipo científico es obtener información sobre este sitio que ha sido poco estudiado. En palabras sencillas: queremos conocer la salud de este arrecife y para ello necesitamos saber qué hay, si están presentes todos los eslabones necesarios para que un ecosistema funcione de manera continua y saludable y de no ser así, entonces saber qué se necesita para recuperarlo.

Llegamos hasta Bajos del Norte después de 16 horas de viaje en el que recorrimos poco más de 200 kilómetros desde Puerto Progreso, en Yucatán.  Los mareos típicos de quienes no estamos acostumbrados a navegar se hicieron presentes, pero la emoción de estar en uno de los sitios más alejados de México es mayor.

Somos afortunados de estar aquí para aportar información científica actual sobre la condición de este sistema arrecifal que, pese a su lejanía de la costa que lo hace de difícil acceso, se trata de un ecosistema frágil y vulnerable a los cambios en el ambiente.

©Oceana / Carlos Aguilera.

El grupo está integrado en su mayoría por investigadoras e investigadores mexicanos, así como un par de científicas invitadas del laboratorio de Scripps de la Universidad de San Diego California, de Estados Unidos, que en conjunto realizan 5 investigaciones simultáneas para cumplir con el objetivo de esta expedición, así como el intercambio de conocimiento y capacitación con investigadores locales.

Un equipo se encarga de identificar y cuantificar la presencia de peces; otro hace lo mismo con la fauna asociada al fondo marino, la mayoría invertebrados; otro grupo extrae muestras de agua para obtener secuencias de ADN que nos permitan conocer qué especies hay en la zona, incluso sin verlas; un equipo más evalúa visualmente la condición de salud del arrecife por el estado en que están los corales.

El quinto grupo realiza mapas e imágenes 3D a través de un método conocido como fotogrametría, una técnica inédita en México, que nos permitirá conocer la diversidad de especies y la condición de los arrecifes, entre otras cosas.

Este extraordinario equipo humano trabaja sin descanso lo mismo bajo el calor implacable de la Península de Yucatán, donde tan solo el agua está a 30°C, que a altas horas de la noche para realizar buceos nocturnos que permitan identificar el cambio de especies a lo largo del día, clasificando animales o filtrando el ADN. Todo este esfuerzo vale la pena porque estamos convencidos de que la mejor ciencia es la que debe apoyar la conservación de los océanos.

©Oceana / Carlos Aguilera.

Nuestra visita a Bajos del Norte es un recordatorio de la importancia de cuidar lugares únicos como este, mantener su riqueza biológica para que nuestra y las siguientes generaciones sigamos aprovechando las bondades que la naturaleza nos ofrece. Es aquí donde las políticas públicas juegan un papel fundamental para la protección de los ecosistemas.

Actualmente Bajos del Norte no cuenta con ninguna categoría legal de protección y los resultados de nuestras investigaciones podrían ser la clave para cambiar esto. Han sido días interesantes antes de llegar al arrecife Alacranes, un Área Natural Protegida en la que continuaremos con la investigación científica.

Las imágenes que aquí compartimos son solo una muestra de lo que hemos capturado de Bajos del Norte para que lo conozcas, te enamores de estos arrecifes como lo hemos hecho nosotros y te sumes a su protección.

Sigue la expedición en nuestras redes sociales y el sitio web de Oceana en México.

©Oceana / Carlos Aguilera.

* Miguel Rivas (@migrivass) es director de la campaña de Hábitat en Oceana y doctor en Ciencias por el instituto de Ecología de la UNAM.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.