De elefantes y los plásticos de Aeroméxico - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
De elefantes y los plásticos de Aeroméxico
¿Cuánto plástico de un solo uso desecha Aeroméxico si tiene más de 20 millones de pasajeros al año? Es correcto, toneladas de basura plástica de un solo uso.
Por Oceana México
25 de febrero, 2020
Comparte

A una altura promedio de 35 mil pies (10 mil 668 metros) vuelan plásticos de un solo uso. Todos los días, en cabinas presurizadas, se usan cientos de productos plásticos desechables y aparentemente casi nadie se preocupe por su destino final.

Hace unos días viajé por Aeroméxico y quedé sorprendido de todos los plásticos de un solo uso (innecesarios) que ofrecen a la hora de servir la comida a los pasajeros.

Cheque el dato: vasos de plástico para las bebidas, los alimentos envueltos en plástico transparente, lo bolsita de los cubiertos de plástico, los cubiertos de plástico, para el café un popotito agitador de plástico, el agua en botella de plástico.

La aerolínea también ofrece los audífonos en bolsita de plástico, la cobijita en bolsa de plástico, las servilletas en bolsita de plástico, los cacahuates en su bolsita plastificada, refrescos en botellas de PET, la bolsa de basura que las y los sobrecargos pasan al final de la comida es de plástico -por cierto-, los vasos de plástico transparente donde sirven el refresco están rotulados con el logotipo de Aeroméxico, para que no quede duda de quién es el que contamina.

Haga un acto de proyección (aún y cuando no todas las personas comen y beben arriba del avión): ­­¿cuánto plástico de un solo uso desecha Aeroméxico si tiene más de 20 millones de pasajeros al año? Es correcto, toneladas de basura plástica de un solo uso.

En su sitio web corporativo, tienen una sección que se llama “Acciones verdes” y señalan que “Aeroméxico mantiene su compromiso con el medio ambiente y la responsabilidad social”.

En esa sección tiene un apartadito llamado “Reciclar”, que dice: “Reciclamos más de 80 toneladas de residuos de manejo especial, lo cual es equivalente al peso de 16 elefantes”. Y ni una coma tienen publicada sobre qué hacen con el plástico de un sólo uso que desechan todos los días sus aeronaves.

Los Residuos de Manejo Especial (RME) están definidos en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos (LGPGIR) como aquellos generados en los procesos productivos que no reúnen las características para ser considerados residuos sólidos urbanos o peligrosos, o que son producidos por grandes generadores de residuos sólidos urbanos (DOF, 2003).

En cuatro breves renglones con 19 palabras, y sus 16 elefantes de ejemplo, informan sobre “Reciclar”, así de discreto es quizá el confinamiento de plásticos de un solo uso de Aeroméxico. Pero más allá del reciclaje o confinamiento, la clave para que dejen de contaminar el planeta y sus océanos es dejar de usar plásticos de un solo uso.

Directivos de Aeroméxico, les paso unos datos para que los tengan presentes en el radar de sus aviones.

Tiramos el equivalente de un camión de basura lleno de plástico al mar cada minuto. Más de 8 millones de toneladas de plástico entran al mar cada año. Ustedes son parte de esa estadística.

Entre más se llenan los mares de basura, la lista de especies marinas afectadas por el plástico crece. Decenas de miles de animales han sido observados sufriendo ya sea porque se enredan en el plástico o lo ingieren al confundirlo con comida, desde los más pequeños, como el zooplancton, hasta los más grandes, como la ballena azul.

El plástico nunca desaparece. En cambio, se degrada y divide en porciones cada vez más pequeñas, a las que se adhieren contaminantes muy peligrosos.

Cuando los peces comen estos microplásticos, esos contaminantes pueden entrar a la cadena alimenticia y llegar hasta nosotros.

Señores de Aeroméxico, les comparto que el reciclaje no basta para solucionar la crisis del plástico. Desafortunadamente, el reciclaje, una de las soluciones de moda a la contaminación plástica, se queda muy corta. Sólo 9% de todo el plástico que se ha producido a nivel mundial se ha reciclado.

Para tener un impacto real, tenemos que reducir la cantidad de plásticos de un sólo uso desde sus orígenes, en la producción. Las empresas tienen que encontrar formas de reducir la cantidad de plástico que usan, y los gobiernos deben de crear leyes que restrinjan la cantidad de plástico que se produce.

En Oceana estamos trabajando con el Congreso de la Unión para asegurar que tengamos una legislación sensata, que disminuya la cantidad de plástico que entra a la economía.

¿Y la incineración?

Don Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, si la basura plástica que generamos los pasajeros de sus aviones la incineran, van por el camino equivocado.

A menudo se presenta esto como una solución al problema, pero no es así. La incineración tiene efectos secundarios, como la creación de gases de efecto invernadero y otras emisiones tóxicas, incluyendo algunas cancerígenas. La incineración crea riesgos altos para todos, especialmente para los que viven cerca de las plantas.

Y sobre las prohibiciones sobre bolsas de plástico, y programas de recolección de plástico en el mar, pensamos que son importantes, pero lamentablemente no son suficientes.

Para prevenir que el plástico no entre al mar, hay que hacer menos plástico, empezando por los más absurdos de todos, que son los plásticos de un solo uso, como los que usa Aeroméxico en sus vuelos.

* Luis Rodmun es director de Comunicación de @OceanaMexico, la organización internacional más influyente centrada en la conservación de los océanos, la protección, restauración de los mares del mundo y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina. A lo largo de su desarrollo como periodista y estratega de comunicación en empresas nacionales e internacionales ha colaborado por el desarrollo sustentable de su entorno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.