En el mar la vida es más sabrosa… - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
En el mar la vida es más sabrosa…
De acuerdo con CONAPESCA, México pesca alrededor de 1.7 millones de toneladas de pescados y mariscos cada año. La pregunta obligada es cómo tratamos al mar para sostener dicha producción pesquera en equilibrio.
Por Luis Rodmun
19 de mayo, 2020
Comparte

Los océanos de México casi siempre han estado ahí. Los observamos desde la playa, en una postal, una lancha o panga, incluso desde el universo se ven las manchas azuladas del Atlántico y Pacífico.

Nadamos, buceamos, pescamos en ellos, admiramos sus profundidades, arrecifes y atardeceres.

Del mar comemos decenas de especies, también ofrece prosperidad y desarrollo, pero mar adentro, a unos cuantos kilómetros de la playa, hay un mundo submarino que lucha 24 horas por no extinguirse.

No se compara lo que nos da el mar con la procuración que le damos, es casi diametralmente opuesto. Se le explota por todos lados y recibe muy poco a cambio, o casi nada.

México tiene vecindad con dos majestuosos océanos, del total del territorio, el 65% es superficie oceánica, el resto es terrestre, es decir, tenemos más mar que tierra.

Estos maravillosos litorales nos ponen en el lugar 12 entre los países con mayor superficie marina del mundo, y somos los primeros en América Latina.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) México pesca alrededor de 1.7 millones de toneladas de pescados y mariscos cada año. La pregunta obligada es cómo tratamos al mar para sostener dicha producción pesquera en equilibrio.

El año pasado, Oceana publicó un análisis sobre el estado de las pesquerías de México con base a la Carta Nacional Pesquera, el máximo instrumento de información y estadística de la autoridad federal sobre el manejo y estado de las pesquerías.

Los resultados de la investigación de Oceana fueron poco alentadores. El estudio llamado “Auditoría Pesquera, pescando a ciegas”, encontró que de 2000 a 2018, entre el 17 y el 24% de las especies pesqueras se encuentran sobreexplotadas o en proceso de colapso.

Esta sobre explotación altera el ciclo de vida y abundancia de los peces, y si le sumamos la contaminación y destrucción de hábitat, parece que hacemos nada por ese mar que nos da tanto.

No hay que olvidar la pesca ilegal: por cada 10 kilogramos de pesca legal existen otros 6 obtenidos de manera ilegal, de acuerdo con un estudio de Environmental Defense Fund (EDF) de México, el IMCO y otros organismos de la sociedad civil. Y hay que sumar la que no se reporta a la autoridad, se estima que se pesca en doble de lo que se reporta.

Regresemos a los primeros párrafos donde describo esos momentos que nos regala el mar. Pensemos también en esas fotos maravillosas del mundo submarino que nos gusta ver en la pantalla de nuestros monitores o celulares, son paisajes de fantasía comparado con la devastación silenciosa que existe debajo del mar.

Y sí, de los mares comemos, pescamos, vacacionamos, generamos riqueza y bienestar, de ellos dependen cientos de miles de familias, nadamos, navegamos, buceamos, los admiramos, también los contaminamos y los estamos ahogando.

La buena noticia es que aún hay tiempo (poco) para salvar nuestros mares y su abundancia. Oceana busca procurar a los océanos mexicanos con la misión de generar comida y bienestar para los que más necesitan.

Para ello urge sumar la voluntad de todos: Autoridades, legisladores, pescadores, científicos, comercializadores, restauranteros, consumidores, transportistas, sociedad civil, etc., y todos aquellos que directa o indirectamente se benefician de la bondad y sabrosura del mar.

Como dice la popular canción de la cubana Sonora Matancera: “En el mar la vida es más sabrosa / En el mar te quiero mucho más / Con el sol la luna y las estrellas / En el mar todo es felicidad”.

¿Quién se suma?

* Luis Rodmun es director de Comunicación de @OceanaMexico, la organización internacional más influyente centrada en la conservación de los océanos, la protección, restauración de los mares del mundo y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina. A lo largo de su desarrollo como periodista y estratega de comunicación en empresas nacionales e internacionales ha colaborado por el desarrollo sustentable de su entorno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.