close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Huachicoleo de pescado y trazabilidad
La norma oficial mexicana sobre trazabilidad en pescados y mariscos, anunciada por el gobierno federal, ayudaría a atacar el huachicoleo de pescado, además de dar certeza a los consumidores sobre lo que comen.
Por Renata Terrazas
29 de octubre, 2019
Comparte

En marzo pasado, les dijimos que nos están dando #GatoXliebre en la venta de pescados. Les demostramos que casi no hay marlin sino que es puro atún y tiburón, que casi no conseguimos mero, sierra, robalo ni huachinango y que todo esto sucede en las narices de las autoridades.

Un mes después de la presentación de nuestros resultados, el gobierno federal anunció la creación de una norma oficial mexicana sobre trazabilidad en pescados y mariscos. Cosa que nos llenó de emoción, porque significaba la posibilidad de atender un problema muy grave en la pesca y acuacultura de este país.

Desde entonces, seis meses atrás, no hemos tenido noticias sobre ningún avance. Sin embargo, en Oceana nos hemos dado a la tarea de construir una propuesta a la altura de los problemas que enfrentan pescadores, productores y consumidores mexicanos. 

Porque el problema no es sólo que nos engañan dándonos gato por liebre, sino que en el mercado y restaurantes a los que acostumbramos a ir podemos encontrar producto ilegal o pescado importado del cual no sabemos nada.

Y, a todo esto ¿qué es trazabilidad y por qué parece que es tan poderosa como la espada de Darth Vader?

La trazabilidad es la capacidad de rastrear el pescado del barco al plato. Requiere de un sistema electrónico donde se suba información sobre los pescados y mariscos en cada punto de la cadena de suministro (embarcación, plata procesadora, transporte, mercado, etc.). 

Esta información nos debe permitir conocer su procedencia, legalidad, inocuidad, procesamiento y el nombre de la especie; tanto para que las autoridades puedan verificar e inspeccionar el producto, como para que los consumidores puedan tomar mejores decisiones.

Mejores decisiones sobre la especie que queremos comer, porque, por ejemplo, hay los que no desean consumir tiburón porque los consideran adorables y la realidad es que, hoy en día, nadie sabe qué come cuando pide un filete de pescado. 

Mejores decisiones son también cuando queramos consumir producto nacional frente al importado de China o Vietnam, o para saber qué le han hecho al filete congelado que hay en los supermercados.

Pero no sólo necesitamos trazabilidad para que no nos vean la cara, sino también para atacar el huachicoleo de pescado (dícese de aquella actividad ilegal que extrae pescados y mariscos del mar sin permiso, de manera furtiva, a costa de los pescadores con permiso y que representa el 50% de la pesca total en el país).

La necesitamos también para para proteger los intereses de los pescadores mexicanos y cuidar la economía de sus comunidades, para proteger la abundancia de nuestros mares, para hacer más competitiva la pesca mexicana y para ordenar a un sector que batalla día con día por poner proteína animal de calidad en nuestras mesas.

Nuestra propuesta incluye una revisión y adaptación de las mejores prácticas en el mundo, para que de esta forma el gobierno mexicano pueda dejar como legado los cimientos de una nueva pesca en el país. Una pesca que camine hacia la seguridad alimentaria de México y que proteja a los pescadores y sus comunidades.

Reconocemos que la inclusión de la trazabilidad en el Plan Nacional de Normalización es una señal positiva, sin embargo, la falta de actuación posterior o la construcción de una propuesta de espaldas a quienes viven de la pesca es una señal que nos deja preocupados.

Estoy segura de que el comisionado de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Raúl Elenes, cumplirá con su mandato y construirá las bases para el futuro de la pesca en México, la cual requiere de la atención a la actividad tan lacerante de la pesca ilegal, y ésta se logra con una adecuada política de trazabilidad.

Estoy segura también, que el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, no permitirá que la seguridad alimentaria del país se vea comprometida por no atender la urgencia de la pesca y dejar en el desorden esta actividad.

Y más segura estoy de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador hará todo lo posible para garantizar la seguridad de los pescadores y sus comunidades y favorecerá la construcción de instituciones sólidas y políticas públicas a la altura de los problemas que enfrenta México en materia pesquera.

Así que con estas certezas es que espero pronto contarles los avances para la atención de estos problemas y si nuestra política de trazabilidad podrá con los problemas de la pesca en México o es sólo un cascarón vacío.

* Renata Terrazas lleva más de 10 años trabajando en organizaciones de la sociedad civil, se especializa en temas de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana. Actualmente es directora de campañas de transparencia en @OceanaMexico, organización internacional centrada en la conservación de los océanos; la protección y restauración de los mares del mundo, y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

@OceanaMexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.