Humedales, una pieza clave contra la crisis climática
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Humedales, una pieza clave contra la crisis climática
Durante el 2020, a nivel nacional se perdieron 9,680 hectáreas de manglar en México, ecosistemas aliados contra la crisis climática, debido a los cambios de uso de suelo con fines inmobiliarios y turísticos, la tala ilegal del mangle y la contaminación.
Por Miguel Rivas Soto
2 de febrero, 2022
Comparte

Manglares, pantanos, marismas, charqueras, estuarios, turberas… los humedales tienen muchos nombres, formas y colores, pero todos cumplen el mismo papel fundamental para los territorios en que se encuentran: ser refugio para la biodiversidad y un ecosistema rico y productivo que captura dióxido de carbono de la atmósfera y lo impregna en el suelo.  Tristemente desde 1700 hemos perdido 87 % de estos ecosistemas.

De acuerdo con los datos de la Convención Ramsar, los bosques de mangle o manglares tienen el potencial de capturar carbono hasta 55% más rápido que los bosques tropicales, al mismo tiempo que sirven de barrera en las costas ante ciclones y huracanes.

Cada 2 de febrero, desde 1997, se conmemora el Día Mundial de los Humedales, pues en 1971 la Convención de Ramsar, Irán, fijó sus ojos en la protección y uso racional de estos ecosistemas. De esta convención resultó un tratado intergubernamental, marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. Desde 1986, México es parte de este tratado.

Nuestro país cuenta con 142 humedales de importancia internacional bajo la convención Ramsar, desde Baja California hasta Yucatán. Además, 71 de ellos además son Áreas Naturales Protegidas (ANP) con más de 8 millones de hectáreas (8,643,581 ha) que cuentan con ambas estrategias de protección.

Algunos de ellos son: Humedales del Delta del Río Colorado, Parque Nacional Cabo Pulmo, Marismas Nacionales, Humedales del Lago de Pátzcuaro, Manglares y Humedales de Tuxpan, Manglares y Humedales de la Laguna de Sontecomapan, Lagunas de Chacahua, Sistema Estuarino Boca del Cielo, Parque Nacional Lagunas de Montebello, Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, Reserva de la Biossfera los Petenes, Parque Nacional Arrecifes de Cozumel y Parque Nacional Arrecifes de Xcalak.

Lamentablemente cada vez estamos perdiendo más estos ecosistemas aliados contra la crisis climática, debido a los cambios de uso de suelo con fines inmobiliarios y turísticos, la tala ilegal del mangle y la contaminación.

Para muestra un botón. Durante el 2020, a nivel nacional se perdieron 9,680 hectáreas de manglar en México. Nayarit y Quintana Roo lideran estas pérdidas. Si cada hectárea de manglar genera recursos por 37,500 dólares en recursos pesqueros, al año equivale a 363 millones de dólares, aproximadamente 7,260,000,000 de pesos  que estamos perdiendo por este valioso recurso.

En cuanto a otros servicios ambientales, los humedales proveen agua y alimento a al menos 4,000 millones de personas a nivel mundial, por lo que son cruciales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Se estima que el valor de estos servicios alcanza 47,400 millones de dólares al año.

En el caso de los manglares, más de la mitad de las ANP que tienen este ecosistema no logra protegerlo adecuadamente, así lo hemos reportado en Oceana. Destinar los recursos suficientes para su protección, garantizar que no haya tala ilegal y poner freno al turístico descontrolado son algunas de las tareas pendientes de la SEMARNAT. Debemos cumplir con los compromisos adquiridos tanto en la convención Ramsar como con los compromisos internacionales del Ocean Panel que lidera Martha Delgado desde la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Recuperar los manglares y preservar los que aún quedan es una tarea pendiente que debe atenderse con urgencia de cara a las estrategias de México contra la crisis climática. Está en nuestras autoridades darle la relevancia que merecen.

* Miguel Rivas Soto es doctor en Ciencias por el Instituto de Ecología de la UNAM y Director de Hábitat en Oceana. Redes sociales de Oceana: FacebookTwitterInstagram.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.