No todo el camarón va en la misma bolsa - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
No todo el camarón va en la misma bolsa
Existe una alta probabilidad que México pierda la certificación para exportar camarón capturado con red de arrastre a Estados Unidos, ya que en la inspección realizada por este país encontraron embarcaciones que no cumplieron con el requisito de uso de dispositivos excluidores de tortugas.
Por Mariana Aziz
1 de abril, 2021
Comparte

El camarón mexicano es la joya de la corona por ser el principal producto pesquero de exportación. De acuerdo al Panorama Agrícola 2020, publicado por la Secretaría de Desarrollo Rural (SADER), México es el séptimo productor  a nivel mundial y el camarón mexicano aporta 3 de cada 100 toneladas que se consumen en el mundo.

El principal cliente del camarón mexicano es Estados Unidos, quien compra el 80% del producto que exportamos. De acuerdo con la plataforma Data México, este intercambio comercial  en el 2020 representó un ingreso para México de 242 millones de dólares, equivalente  a 5 mil millones de pesos mexicanos, casi cinco veces más  que el presupuesto anual otorgado a la CONAPESCA para el año 2021.

Para que esto suceda, miles personas participan en la cadena de valor del camarón. Desde las y los pescadores que capturan el producto en nuestros mares, quienes transportan el camarón a las plantas procesadoras para ser congelado y empacado, así como quienes transportan el producto ya empacado y lo exportan, todos estos pasos representan empleos e ingresos para muchos hogares. La venta de camarón mexicano en Estados Unidos, así como muchos empleos que dependen de este mercado, están en peligro por una posible suspensión de exportación del producto mexicano.

El gobierno de Estados Unidos establece una serie de medidas que se deben de cumplir para que el producto que llega a su territorio pueda ser comercializado. Uno de estos requisitos consiste en que las embarcaciones que pescan camarón cuenten con dispositivos excluidores de tortugas (DET). Estos dispositivos permiten que las tortugas escapen de las redes de pesca, para  no ser capturadas como pesca incidental, cuando se están pescando otras especies.

El 25 de marzo la CONAPESCA publicó un comunicado en el que anuncia que existe una alta probabilidad que México pierda la certificación para exportar camarón capturado con red de arrastre a Estados Unidos, ya que en la inspección realizada por este país encontraron embarcaciones que no cumplieron con el requisito de uso de DETs. Estos dispositivos son de suma importancia en los mares mexicanos, ya que aquí viven 6 de las 7 especies de tortugas marinas existentes en el mundo y todas se encuentran en peligro de conformidad con la NOM-059-SEMARNAT-2010.

La pérdida de esta certificación puede implicar enormes costos económicos y laborales. Además implica meter a todos los camarones a la misma bolsa, los que se capturaron utilizando correctamente los DETs y los que no. Es decir, todos pagarán los costos de la pérdida de la certificación. De esta forma sacarán del mercado, sí, a quienes no cumplen las regulaciones para la protección de las tortugas, pero también a quienes sí obedecen la regulación y toman todas las medidas ordenadas para conservar a las tortugas marinas.

En el comunicada del 25 de marzo, la CONAPESCA también afirma que está comprometida con la sustentabilidad de las pesquerías, así como con la protección y conservación de las tortugas marinas. Para lograr este compromiso se  requieren de acciones contundentes y  concretas por parte de la autoridad.

Una de las acciones de debe tomar el gobierno mexicano para evitar que este tipo de medidas sigan ocurriendo, es aprobar e implementar una norma de trazabilidad. Esta norma permitirá contar con mayor transparencia en el sector pesquero, desde conocer el arte de pesca utilizado para capturar el producto pesquero, así como la fecha y el lugar donde  fue capturado, hasta el medio de trasporte utilizado para llegar a los puntos de venta. Una norma de trazabilidad contribuirá en identificar qué productos pesqueros respetan las normas pesqueras y medioambientales, para así no meter todo el producto en la misma bolsa. La trazabilidad nos permitirá diferenciar el producto pesquero ambientalmente responsable, para que así  pueda conservar su lugar en el mercado, sin tener que pagar  las consecuencias por el incumplimiento de unos cuantos.

En Oceana nos sentamos hace un año con la CONAPESCA, otras organizaciones de la sociedad civil y miembros el sector pesquero, con la intención de redactar un proyecto de norma de trazabilidad. Un año después este proceso no avanza con la velocidad que  amerita. Un año después seguimos en el primer paso de un largo camino por recorrer, y parece que la austeridad republicana, traducida en los importantes recortes presupuestales, empieza a tener efectos visibles en que tiene la autoridad para poder implementar una norma de trazabilidad. Hoy estamos en riesgo de perder la certificación para la importación de camarón, pero la ausencia de una norma de trazabilidad podría llevarnos a perder otros mercados internacionales, ya que es un requisito que cobra cada vez más importancia para acceder a importantes mercados como la Unión Europea y próximamente Japón, dos importantes socios comerciales para México en materia pesquera.

@OceanaMexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.