Nuestro futuro está en el genoma de los océanos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Nuestro futuro está en el genoma de los océanos
El genoma de los océanos, que determina la abundancia y resiliencia de los organismos que utilizamos con fines comerciales (como pesca y acuicultura) y con ello la seguridad alimentaria a escala global, está amenazado.
Por Mariana Reyna
28 de abril, 2020
Comparte

El 25 de abril de 1953, hace 67 años, Francis Crick y James Watson publicaron el modelo de la doble hélice que describe la estructura del ADN, descubrimiento considerado como uno de los más importantes del siglo XX.

En el ácido desoxirribonucleico, conocido también por las siglas ADN, se almacena una gran cantidad de información que heredamos de generaciones pasadas y el genoma es todo el conjunto de ADN de una célula de una especie y los genes que éste contiene.

Pero ¿qué relación tiene el ADN con el futuro de los océanos?

El avance científico relacionado al conocimiento del ADN y los genomas ha sido inmenso en un tiempo relativamente corto, este conocimiento no sólo se ha enfocado al humano sino a muchos organismos tanto terrestres como marinos.

Con este ritmo de avance, es inimaginable lo que sabremos de los organismos del mar en veinte años y su potencial uso de diversas especies para nuestra economía, medicamentos, entre otros.

Ante la tasa de extinción tan alta que existe actualmente ¿cómo podremos hacer uso de algunas especies si ya no existen? Podemos pensar que hoy una especie no es importante, pero en su genoma puede guardar información altamente valiosa que descubriremos más adelante y debemos conservarlo para nuestro bien común.

En 2018 se instauró el Panel de Alto Nivel para una Economía Sostenible del Océano; comprende un grupo de líderes mundiales comprometidos a desarrollar, catalizar y apoyar soluciones para la salud y la riqueza de los océanos términos de política, gobernanza, tecnología y finanzas (ver link).

Este panel ha publicado una serie de 16 documentos de temas relevantes del océano -Documentos Azules- que señalan los datos científicos más importantes y sólidos relacionados con energía, impactos del cambio climático, seguridad alimentaria, contaminación, desarrollo costero, entre otros (ver documentos en el link); pero lo más importante es que se utilizarán para un informe final que fomentará la comprensión global de la situación del océano y ofrecerá recomendaciones para su administración sostenible. México es parte de este panel, por lo cual se compromete con el desarrollo sostenible y la protección de los océanos.

Uno de estos Documentos Azules está relacionado al Genoma del Océano (ver documento completo), el cual explica que la que la economía sostenible alrededor de los océanos debe priorizar la conservación y uso sostenible del genoma del océano de manera equitativa.

Pero ¿cómo es que el océano tiene un genoma? El genoma del océano es el material genético presente en toda la biodiversidad marina, incluidos los genes y la información que estos genes codifican; lo importante es que esta información es la que determina la abundancia y resiliencia de los organismos que utilizamos con fines comerciales, incluidas las pesca y acuicultura, que pueden determinar la seguridad alimentaria a escala global. Este genoma del mar está amenazado por diversos motivos -como la sobrexplotación, degradación de ecosistemas, contaminación, efectos de los impactos del cambio del clima.

Una de las maneras más efectivas de conservar este genoma del océano es por medio de herramientas para proteger los ecosistemas como las Áreas Marinas Protegidas.

México cuenta con 182 Áreas Naturales Protegidas, de éstas 37 son áreas marinas y costeras, 22.3% de nuestros mares están protegidos. Sin embargo, estas herramientas deben ser efectivas y no sólo basta designarlas, habrá que preguntarnos si estas áreas en México cumplen con la conservación de sus especies y de su genoma marino, si cuentan con el presupuesto y personal suficiente para asegurar la implementación de sus programas de manejo sostenible para asegurar su conservación.

Proteger y conservar el genoma de nuestros océanos de México cobra una gran relevancia para los mexicanos no sólo en el aspecto biológico sino socioeconómico; también no olvidemos que los descubrimientos de los genomas de los organismos aportan no sólo conocimiento presente sino un gran potencial futuro para usos que hoy día podemos ni siquiera imaginar para nuestras próximas generaciones.

Así que conservemos hoy de manera efectiva nuestras Áreas Marinas porque nuestro futuro está en el genoma los océanos.

* Mariana Reyna es bióloga especialista en la elaboración, implementación y evaluación de proyectos de desarrollo sostenible, conservación y cambio climático en sistemas socio-ecológicos marinos y terrestres. Actualmente es directora de ciencia de Oceana en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.