Pesca para la seguridad alimentaria - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Pesca para la seguridad alimentaria
El gobierno no sabe a ciencia cierta cuánto hay para pescar, ni mucho menos si hay suficiente para asegurar el abasto de una porción de la canasta básica alimentaria, aún y cuando se considere la adquisición de productos importados.
Por Oceana México
21 de mayo, 2019
Comparte

Por: Esteban García-Peña Valenzuela (@TheSighthound)

Hace unos días me preguntaba si en México se garantiza, o al menos hay, seguridad alimentaria. Vino a mi mente el decreto del presidente López Obrador, donde actualiza y aumenta los productos que forman parte de la Canasta Básica Alimentaria de 23 a 40. En particular llamó mi atención que, adicionalmente a las sardinas y al atún enlatados, como alimentos del mar, se incluyó un nuevo producto llamado “pescado seco”.

Mi imaginación voló. Desde un buen trozo de bacalao noruego en algún estante de La Europea o el Palacio de Hierro, hasta una cajita de boquerones fritos en el Supermercado para la botana, o paquetes de machaca de pescado en algún expendio de Sonora, y hasta charalitos secos que dan buen sabor a los romeritos, cualquier cosa puede ser entendida como pescado seco.

Al final, supongo que cualquier pez podrá secarse, prepararse y comerse según las costumbres y tradiciones de cada región en México. Lo que me lleva nuevamente a la Canasta Básica Alimentaria: ¿qué es y cómo se conforma? ¿Cómo es que el pescado seco y otros productos fueron incorporados?

En el portal del Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la canasta básica alimentaria se define como “el conjunto de alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de un hogar promedio” y los productos que la conforman son determinados según el número de integrantes de un hogar mexicano, el salario promedio, hábitos alimenticios predominantes y requerimientos básicos de las calorías y nutrientes que se deben consumir.

Pero eso no es todo. Recientemente con la fusión de LICONSA y DICONSA, el gobierno federal conformó Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX), organismo público descentralizado de la SADER, orientado a “favorecer la productividad agroalimentaria y su distribución hacia la población mas rezagada del país”.

Para SEGALMEX, el propósito de la Canasta Básica Alimentaria es contribuir a la seguridad alimentaria de la población vulnerada por la pobreza, y abastecer productos que aportan requerimientos nutricionales. ¿Debería celebrar esta finalidad de la canasta básica?

Según el organismo, se garantizará la distribución de estos 40 productos en 27 mil tiendas comunitarias en poblados que van de 200 a 14 mil 999 habitantes, incluyendo otros poblados que serán atendidos por 300 tiendas móviles.

Con este compromiso, supondríamos que el Gobierno Federal cuenta con las fuentes de abasto, o en su caso, con la información suficiente sobre las reservas que garanticen contar con todos los elementos de la canasta básica alimentaria para su distribución general en el país.

Menudo reto, si consideramos que al menos en el Sector Pesquero la raquítica información con que cuenta la SADER (del secretario Víctor Manuel Villalobos) y en particular la CONAPESCA (del comisionado Raúl Elenes), haría imposible saber si se cuenta con la abundancia suficiente para el abasto de productos del mar, o peor aún, si se pondría en riesgo la pesca nacional por sobrepesca.

En otras palabras, el gobierno no sabe a ciencia cierta cuánto hay para pescar, ni mucho menos si hay suficiente para asegurar el abasto de una porción de la canasta básica alimentaria, aún y cuando se considere la adquisición de productos importados.

En repetidas ocasiones en este mismo espacio hemos señalado que aproximadamente el 25 % de las especies pesqueras en México está en riesgo por sobrepesca; 60 % es aprovechado a su límite máximo y sólo un 13 % tiene potencial de desarrollo (Carta Nacional Pesquera, 2018).

Si a eso sumamos la falta de capacidad, pericia e interés en SADER y CONAPESCA para asegurar la restauración de especies sobre explotadas, ni para una gestión sustentable de nuestros recursos pesqueros, no veo la forma en que puedan garantizar el abasto suficiente de estos productos en la canasta básica.

Como botón de prueba, sabemos que mucho del “pescado seco” que se vende, por lo menos en La Viga, es tiburón. ¿Qué impacto podemos esperar en las poblaciones ya diezmadas de tiburón, si además el gobierno garantiza su abasto en miles de tiendas SEGALMEX en todo el país?

Si lo que se busca es asegurar un abasto adecuado y suficiente de productos pesqueros, las autoridades deberán empezar por lo esencial: contar con información actualizada y basada en la mejor evidencia científica, garantizando la restauración y gestión sustentable de las especies acuáticas.

Habremos de estar pendientes sobre los avances de este Gobierno en materia de abasto agroalimentario. Por lo pronto, mi pregunta queda sin respuesta, pues a pesar de que la Seguridad Alimentaria es ya un tema de la Agenda Pública, lo cierto es que no es, por mucho, una garantía.

* Esteban García-Peña Valenzuela es director de campañas en pesquerías en @OceanaMexico, la organización internacional más influyente centrada en la conservación de los océanos, la protección, restauración de los mares del mundo y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.