close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
En Mercado Libre se siguen vendiendo ilegalmente caballitos de mar
A pesar de que los caballitos de mar son una especie protegida, en México son capturados y comercializados, muestra de la poca o nula vigilancia de especies amenazadas en nuestro país.
Por Luis Rodmun
3 de septiembre, 2019
Comparte

¿Quién ha comido caballitos de mar? Además de la promesa de efectos medicinales y viriles, ¿qué se le puede comer a los hipocampos? Absolutamente nada. 

Y peor aún, es una especie sujeta a protección de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 y protegida internacionalmente en el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés) de la que México es parte desde 1991.

Lo anterior significa que no pueden ser capturados, vendidos ni comercializados por ningún medio, y que quien lo hace sin autorización especial de la SEMARNAT es ilegal y penado por la ley. Sin embargo, en Mercado Libre hoy se pueden comprar caballitos de mar.

Va un poco de contexto.

En diciembre del año pasado hicimos público, en este mismo espacio (ver aquí), que en Mercado Libre se vendían caballitos de mar. Días después, la plataforma de comercio electrónico bajó las ofertas de los hipocampos que detectamos.

En una carta de Mercado Libre, que dimos cuenta también es este espacio (ver aquí), nos indicó que sus “Términos y Condiciones en su artículo 4.5 establecen expresamente la prohibición de comercializar flora, fauna y derivados que estén en peligro de extinción o cuya venta esté prohibida por la ley, incluyendo caballos de mar,  hipocampos y corales”.

 Y que, “cuando un anuncio de éstos es detectado, el portal lo retira inmediatamente e inicia un procedimiento de análisis, para aplicar las sanciones que correspondan a los usuarios que hubieren creado dichos anuncios, pudiendo suspender e inhabilitar sus cuentas”, condiciones que hasta ese momento no estaban cumpliendo. (Y tampoco ahora). 

Mercado Libre dijo también que tienen un convenio firmado con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en 2014 (ver aquí) que: “…tiene como objetivo precisamente colaborar en las tareas de vigilancia de la institución y evitar así anuncios dentro del portal, publicados por terceras personas, que vendan o busquen algún espécimen que infrinja o viole las disposiciones de la legislación nacional en materia de vida silvestre”.

La semana pasada hicimos una nueva búsqueda de caballitos de mar y otras especies en Mercado Libre y encontramos que siguen vendiendo (ver aquí), además de una especie llamada pepino de mar que también está bajo protección especial al ser una especie vulnerable.

La oferta del vendedor dice: “Pepino del mar Isostichopus fuscus. Permiso federal Semarnat 059 vigente con inventario de arribo temporada 2018-19. SET DE MUESTRA COMERCIAL. productos del mar pepino. Sea pony. Holoturia kerfenstein. Paraprensis. Hidrodata. Holoturia SP”. El supuesto permiso federal no indica nada que valide la legalidad y procedencia de las especies. 

En el hilo de conversación entre vendedor y clientes se expone que pueden vender 2 toneladas semanales, fresco y seco, se lee entre los interesados cotizar producto para llevar grandes cantidades a Hong Kong, así mismo exportar a China y España; la última conversación registrada fue el 15 de agosto pasado donde el vendedor escribe que tiene inventario seco de pepino de mar. 

Hace unas semanas Mercado Libre lanzó una campaña de publicidad donde se ufana de proteger el medio ambiente. Cito textual: “¡Festejamos ser parte de un planeta extraordinario!”, entre varias frases que invocan a la sustentabilidad y medio ambiente en el marco de una nueva sección que llaman “productos sustentables”.

Marcos Galperin, CEO y presidente de Mercado Libre, dice a propósito de esta campaña: “Sólo puede haber verdadero desarrollo sostenible si las empresas nos involucramos económica y ambiental y socialmente”. Con la venta de especies marinas amenazadas, Mercado Libre está lejos de eso, y ni se diga de lo que ellos mismos se han comprometido con la PROFEPA y con sus propias reglas de vigilancia. 

Sería interesante saber si los compradores de acciones de MELI (así es como se llama Mercado Libre en la Bolsa de Valores de Nasdaq) estarían dispuestos a comprar acciones de una empresa que vende especies marinas amenazadas.

En el mundo se trafican al año más de 25 millones de caballitos de mar y México está en la lista de países que comercializan ilegalmente esta especie amenazada. Hace dos años en Mazatlán, ciudad donde tiene su sede la CONAPESCA (máxima autoridad pesquera del país), decomisaron seis mil 800 caballitos de mar deshidratados y en 2013 fue incautado un cargamento con 78 mil caballitos de mar, entre otras especies, en Ensenada, Baja California. 

Los mercados de China, Japón, Hong Kong y Corea son quienes demanda al hipocampo; se cotiza en 6 mil dólares el kilo. La ambición responde a que es usado por la medicina tradicional asiática por considerar que “cura” el asma, la disfunción sexual, la depresión, entre otras enfermedades.

De acuerdo con un reporte de Caplog Group y EDF, en 2012 México era uno de los diez principales proveedores de caballito de mar de Hong Kong.

En marzo de este año, en la Ciudad de México se aseguraron más de mil 300 piezas de pepino de mar y otras especies marinas, como caballitos de mar.

La captura ilegal y venta de caballitos de mar y pepinos de mar son una muestra de que en México existe poca o nula vigilancia sobre especies amenazadas. Otras muy cotizadas por el mercado ilegal son las aletas de tiburón y buche de totoaba, este último según la Profepa puede llegar a valer hasta 60 mil dólares el kilo.

Esperemos que la austeridad republicana y los recortes de personal en el gobierno federal no se conviertan en la excusa recurrente de la autoridad para justificar la captura y venta ilegal de especies amenazadas.

En Oceana México siempre estaremos abiertos a cooperar con los instrumentos de política pública necesarios, científicos y tecnológicos para contribuir a vigilar y recuperar la abundancia de nuestros mares, adelanto que muy pronto llegará a México Global Fishing Watch (GFW).

GFW es una plataforma creada por Google,​ Skytruth y Oceana, que puede ayudar a combatir la pesca ilegal mediante la vigilancia pública satelital. Es decir, cualquier persona u organización en México con Internet puede acceder de forma gratuita y seguir el movimiento (en línea y casi en tiempo real) de los barcos. De esta manera, puede monitorear el cumplimiento de las normas o promover la mejora de las mismas en base al comportamiento de la flota. Ya les daremos cuenta de ello.

* Luis Rodmun (@luisrmunguia) es director de Comunicación de @OceanaMexico, la organización internacional más influyente centrada en la conservación de los océanos, la protección, restauración de los mares del mundo y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina. A lo largo de su desarrollo como periodista y estratega de comunicación en empresas nacionales e internacionales ha colaborado por el desarrollo sustentable de su entorno.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.