close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Refundar la pesca en México
México se encuentra entre los 20 países de mayor producción pesquera. Exportamos mucho de nuestra pesca y otro tanto se consume aquí, pero la imposibilidad de saber qué pescado te estás comiendo, nos da cuenta de un hueco legal e institucional que tiene efectos nocivos en pescadores y consumidores.
Por Oceana México
19 de marzo, 2019
Comparte

Por: Renata Terrazas (@Renaterra_zas)

El 12 de marzo presentamos los resultados de nuestra investigación Gato por liebre, donde identificamos que de cada tres pescados que probamos, uno era un pescado diferente. Además de tener implicaciones económicas para los consumidores -ya que el 60% de las sustituciones fueron por producto más barato, este engaño afecta el bienestar de los pescadores y la salud de los mares.

Lo que este estudio reflejó, sobre todo, es la facilidad con la que se puede comercializar pescado sin saber qué especie es, de dónde viene, cómo y cuándo se pescó, y si fue pescado de manera legal o no. Esto dificulta cualquier esfuerzo para proteger la salud de nuestros mares, con lo cual comprometemos nuestra posibilidad de pescar en el futuro.

México se encuentra entre los 20 países de mayor producción pesquera en el mundo. Aquí pescamos a más de 700 especies diferentes entre pescados, crustáceos, almejas y moluscos. Exportamos mucho de nuestra pesca y otro tanto se consume en el país. Pero como están las cosas, las puertas a la pesca ilegal están bien abiertas.

La imposibilidad de saber qué pescado te estás comiendo, (que incluso en ocasiones ni quienes te lo están vendiendo o sirviendo tienen la certeza) nos da cuenta de un hueco legal e institucional que tiene efectos nocivos en el bienestar de los pescadores y sus comunidades, y pone en riesgo la seguridad alimentaria de muchos mexicanos.

Hoy no contamos con un sistema que nos permita rastrear el pescado del barco al plato. La ley obliga a que se genere una bitácora de pesca, un aviso de arribo y una guía de pesca donde se pone información sobre la pesca, procesamiento del pescado y su transporte; sin embargo, no existe una cadena de custodia sobre esta información ni sobre el pescado. En el recorrido del mar a la mesa hay varios vacíos legales y huecos institucionales que permiten le abren las puertas a cualquier producto en cualquier momento.

México no es el único país donde esto sucede, es práctica común entre los países de tradición pesquera. Lo que sí es que varios países han creado las leyes, normas, instituciones y políticas públicas necesarias para atajar el que se ha convertido en el mayor reto para la pesca en el mundo: la pesca ilegal.

En Oceana México hemos identificado las mejores prácticas internacionales para construir lo que debe ser una prioridad para asegurar que podremos seguir pescando en nuestros mares: una política de trazabilidad que nos permita rastrear el pescado del barco al plato, y de paso ofrecerle al consumidor la información que necesita para tomar sus decisiones sobre qué pescado quiere comer.

La trazabilidad es algo que muchos pescadores que exportan a Estados Unidos, la Unión Europea y China, ya realizan desde hace años. Pensar en construir algo similar para México es proteger a pescadores mexicanos de la competencia desleal que general la venta de producto importado barato que se hace pasar por producto mexicano altamente cotizado.

Nuestro estudio demostró lo común que es la sustitución y lo fácil que es engañar al consumidor. Demostró también que esta situación es un problema que pone en riesgo la pesca mexicana al permitir la competencia desleal y abrirle la puerta a la pesca ilegal.

Por años ha sido un fenómeno no mencionado, conocido por todos, pero jamás puesto en papel. Hoy ha quedado en descubierto y está en la cancha de las autoridades generar las condiciones necesarias para enfrentarlo.

Esta nueva administración tiene la oportunidad de avanzar en el combate a la corrupción y la ilegalidad en uno de los sectores económicos más vulnerables del país. En diversos discursos públicos, el titular de la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (CONAPESCA) – Raúl Elenes, y el secretario de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) – Víctor Villalobos, han hecho hincapié en la necesidad de refundar la pesca en el país y de priorizar la seguridad alimentaria; hoy tienen en su cancha la posibilidad de resolver uno de los problemas que más lastiman a la pesca en México.

Porque los mexicanos nos merecemos saber qué pescado comemos, y los pescadores merecen obtener un pago justo por su pesca, esperamos que ésta sea la administración donde los verdaderos cambios en el sector se hagan realidad.

 

* Renata Terrazas lleva más de 10 años trabajando en organizaciones de la sociedad civil, se especializa en temas de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana. Actualmente es directora de campañas de transparencia en @OceanaMexico, organización internacional centrada en la conservación de los océanos; la protección y restauración de los mares del mundo, y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

 

@OceanaMexico

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte