Saquemos del abandono a la pesca mexicana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Saquemos del abandono a la pesca mexicana
En México, cuatro de cada diez especies pesqueras como mero, huachinango y langosta se encuentran sobreexplotadas o al borde del colapso. Su abundancia ha decaído seriamente y con ello las capturas, lo que se traduce en pérdidas en el ingreso de miles de pescadores artesanales y sus familias. Al mismo tiempo se generan graves desequilibrios ecológicos en los ecosistemas marinos.
Por Esteban García-Peña Valenzuela
26 de enero, 2022
Comparte

Los mares en México sufren una grave pérdida de salud y no existen las condiciones que permitan atenderlos como se merecen. Al menos el 43% de las especies marinas de importancia comercial están en condición de agotamiento, en riesgo de perderse, sin que la autoridad intervenga para salvarlas.

En México, cuatro de cada diez especies pesqueras como mero, huachinango y langosta se encuentran sobreexplotadas o al borde del colapso. Su abundancia ha decaído seriamente y con ello las capturas, lo que se traduce en pérdidas en el ingreso de miles de pescadores artesanales y sus familias. Al mismo tiempo se generan graves desequilibrios ecológicos en los ecosistemas marinos.

Buena parte de la responsabilidad por esta pérdida está en el abandono de las autoridades federales y los legisladores al sector pesquero, pues no se han generado leyes que garanticen la recuperación de la abundancia del océano. La ley pesquera se centra exclusivamente en el volumen de producción y la rentabilidad de la pesca y dejan de lado la sustentabilidad de los recursos marinos y el bienestar de los pescadores. Además, la ley pesquera mexicana no contempla mecanismos para asegurar que habrá peces en el océano, ni mucho menos mejorar las condiciones de las y los pescadores artesanales.

La autoridad se ha centrado en dar permisos para la pesca, pero no cuenta con los elementos para saber si hay suficientes peces en el agua, si están en buenas condiciones o si es necesario llevar a cabo acciones para su recuperación. Esta situación no es reciente y la disminución de las capturas para la pesca artesanal son alarmantemente menores cada año. A pesar de esto, ni las autoridades ni los legisladores han tomado acciones para revertir esta crisis.

Una buena parte de los pescadores artesanales dependen de especies sobreexplotadas, y cada vez tienen que ir más lejos, utilizar más recursos y arriesgarse más para llevar alimento a sus hogares. Cada vez son más los casos de pesquerías colapsadas: mero en Yucatán, huachinango en Tamaulipas, almeja chocolata en Sinaloa y callo de hacha en Baja California Sur son ejemplos de especies que daban sustento a miles de familias y hoy, su captura, no alcanza para cubrir los gastos.

Las últimas cinco legislaturas no han reconocido que el sector pesquero pasa por una crisis de abandono ni han impulsado reformas que restauren la abundancia pesquera y garanticen el bienestar de las y los pescadores.

En Oceana tenemos la convicción de que recuperar la salud del mar y restaurar su abundancia es la clave para asegurar el equilibrio ecológico del océano y garantizar una fuente de alimentación y bienestar para la humanidad. El sector pesquero es esencial para asegurar el desarrollo social de quienes viven de la pesca y garantizar la seguridad alimentaria del país.

Es urgente darle nueva vida al sector pesquero en México, por lo que hemos demandado al Congreso por la omisión de dotar al país de una ley que garantice la sustentabilidad de los recursos pesqueros, el bienestar de quienes viven de la pesca y la salud de los ecosistemas marinos.

El 2022 fue declarado por la ONU como el “Año Internacional de la Pesca y Acuicultura Artesanales”, reconociendo la variada naturaleza de la pesca y la acuicultura de pequeña escala, a sus actores y su contribución a la seguridad alimentaria mundial y a la nutrición. (FAO, 2017) Por ello, es buen momento para que diputados y senadores volteen a ver a la pesca, como un sector que requiere una atención inmediata.

La actual legislatura del Congreso de la Unión ha heredado años de desatención a la pesca en México. Está en sus manos dejar atrás estos vicios y tomar la gran oportunidad de salvar nuestros mares y su abundancia. En Oceana siempre estaremos aquí para apoyar esta labor indispensable, para que juntas y juntos salvemos la pesca en México.

* Esteban García-Peña Valenzuela (@TheSighthound) es director de Pesquerías en Oceana. Redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.