Y en la pesca… ¿dónde quedó la bolita? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
Y en la pesca… ¿dónde quedó la bolita?
4 de cada 10 especies de pescados y mariscos en México se encuentran sobrexplotadas, deterioradas o colapsadas a causa de la pesca ilegal, la destrucción de los hábitat marino-costeros y desde luego, por la contaminación del océano.
Por Esteban García-Peña
4 de agosto, 2020
Comparte

¿Cuántas veces creyó saber bajo qué vaso había quedado la bolita en la feria? Peor aún ¿cuántas veces perdió apostando en ese juego? A estas alturas, tal vez ya sepa que al final la bolita no estaba bajo ningún vaso, ni siquiera en la mesa del juego, sino en las manos del prestidigitador. Habría perdido de cualquier manera.

La pesca en México pasa por una suerte similar: Nadie sabe con precisión cómo se encuentran los recursos pesqueros, se asume que allí deben estar, pero al final buena parte de las especies se encuentran en serias condiciones de deterioro.

Bajo la idea de que México ocupa el lugar 17 en la producción pesquera mundial, estadística inflada por tan sólo 3 especies (sardina, atún y camarón), se ha dejado de lado que un buen número de poblaciones pesqueras, un lamentable 40%, se encuentran deterioradas. Y no es poco, si consideramos que en el país se capturan alrededor de 730 especies en su Zona Económica Exclusiva (ZEE).

Dicho de otra manera, 4 de cada 10 especies de pescados y mariscos se encuentran sobrexplotadas, deterioradas o colapsadas, a causa de la pesca ilegal, la destrucción de los hábitat marino-costeros y desde luego, por la contaminación del océano.

En realidad, como reveló la Auditoría Pesquera que en Oceana dimos a conocer en Junio de 2019, en México se pesca a ciegas, pues la información con que cuentan las autoridades pesqueras es opaca, inconsistente, desactualizada y dudosa, lo que aunado a las malas prácticas del gobierno, tiene al 80% de las pesquerías, sumido en la incertidumbre.

Esta situación es grave, pues no sólo está en riesgo la pesca nacional, sino los ingresos y el bienestar de más de 250 mil pescadores y pescadoras artesanales y de sus familias, quienes dependen de la abundancia y disponibilidad de estos recursos para vivir.

Jugando de nuevo a la bolita bajo el vaso, podría usted asumir que alguien o alguna dependencia gubernamental estará haciéndose cargo de resolver el problema. La realidad es que las pocas acciones que lleva a cabo el gobierno federal son aisladas, desarticuladas y sin estrategias integrales que garanticen la recuperación o restauración de las pesquerías deterioradas, es decir ¿dónde quedó la bolita de este sector?

La Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentable (LGPAS) otorga a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), hoy con Víctor Villalobos a la cabeza, y a la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (CONAPESCA, dirigida por Raúl Elenes, la atribución de administrar los recursos pesqueros y de asegurar la gestión sustentable de la pesca en México.

La misma LGPAS define y contempla la protección, conservación, restauración del equilibrio ecológico, repoblamiento, recuperación y reintroducción de especies pesqueras, como acciones a ser implementadas por la autoridad federal, para revertir procesos de deterioro. ¿Por qué, entonces, no las lleva a cabo?

Hace unos meses, a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, solicité información a dichas dependencias federales sobre las acciones que se llevan a cabo, para restaurar las pesquerías y revertir el estado de deterioro de las especies pesqueras en nuestro país.

Pasando unos días, como al unísono, las tres dependencias respondían lo mismo: “no es atribución de esta unidad de enlace”. Algo así como “no es mi asunto” o de plano se echaban la bolita unos a otros. Bueno, la SADER, ignorando la obligación que tiene por ley, al menos tuvo la decencia de recomendarme consultar fuentes de información en otras secretarías u órganos desconcentrados del gobierno.

Ante esta incertidumbre y el deterioro de las especies pesqueras, es apremiante que la recuperación o restauración pesquera no dependa más del azar, de la ignorancia o de la flagrante omisión de las autoridades pesqueras del país.

La buena salud del océano es crucial para garantizar el derecho de todas y todos a un medio ambiente sano para nuestro desarrollo y bienestar, incluida la abundancia de los recursos pesqueros. Asegurar este precepto constitucional, recuperar la pesca deteriorada y garantizar su disponibilidad, sólo será posible si el Congreso de la Unión elabora una reforma a la LGPAS que obligue la intervención del gobierno y establezca los mecanismos para restaurar las pesquerías deterioradas.

El próximo 1 de septiembre dará inicio el próximo período ordinario de sesiones del Congreso. Queda sólo un año para que la actual legislatura culmine su labor, y es buen momento para que, tanto diputados de la Comisión de Pesca, como Senadores de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, trabajen finalmente por una Reforma que garantice la abundancia y disponibilidad pesquera y sepamos con certeza en qué vaso quedó la bolita de la pesca.

* Esteban García-Peña Valenzuela (@TheSighthound) es director de campañas en pesquerías en Oceana México, la organización internacional más influyente centrada en la conservación de los océanos, la protección, restauración de los mares del mundo y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.