¿Y este año, cuántas veces te engañaron? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
¿Y este año, cuántas veces te engañaron?
Hay indicios para pensar que el trabajo de un año, a través de la colaboración con otros actores y el involucramiento del público consumidor de pescados y mariscos puede representar la diferencia entre continuar teniendo peces en el mar.
Por Renata Terrazas
17 de diciembre, 2019
Comparte

Ya casi termina el año y me parece buen momento para hacer el recuento de una de las campañas que tenemos en Oceana. Tanto de las cosas que hemos descubierto, como de las acciones de las autoridades para atender la problemática que hemos expuesto.

Si recuerdan, en marzo de este año, en el marco de la cuaresma -la época en la que comemos más pescados y mariscos en México- presentamos los resultados de nuestra investigación sobre fraude y engaño en la comida del mar. Con el estudio realizado en Mazatlán, la Ciudad de México y Cancún, revelamos que los chilangos somos presa fácil del engaño, que en Cancún venden pescado barato haciéndolo pasar por delicioso mero y que en Mazatlán no hay marlin.

Muchas y muchos de ustedes en ese momento se sintieron ofendidos al descubrir que es muy fácil ser engañado cuando nos venden pescado. ¡Y tienen razón! En ese momento expusimos que uno de cada tres pescados a los que les hicimos pruebas era un pescado distinto al de la etiqueta o el menú. Descubrimos también que nos suelen engañar con pescado más barato, por lo que nuestro bolsillo es el primer afectado.

La mayoría se sacudió cuando se enteró que sus tacos de marlin que llegan a rondar los $150 pesos, no son de marlin sino de atún y tiburón. Que la mitad de las veces que pedimos huachinango nos vendieron otra cosa y que el delicioso ceviche de sierra nunca fue de sierra.

Después de esta tremenda revelación sobre el engaño y fraude en la comida del mar, vimos que la autoridad pesquera en el país recibió el mensaje y eligió como una de sus batallas la construcción de una norma oficial mexicana de trazabilidad para los productos del mar.

Pero pasó el tiempo y no vimos mucho movimiento. Escuchábamos grillos solamente ante nuestra búsqueda de información sobre la construcción de esta norma.

En el ínterin, decidimos presentar los resultados del engaño y sustitución de especies en Mazatlán. Porque hay que decirles a los amigos chilangos que los mazatlecos se burlaban de los capitalinos que con trabajos distinguimos a un pez de un camarón. Y en parte tienen razón, somos malísimos distinguiendo algo que no sea un taco.

¿Pero qué creen? ¡Vaya sorpresa que se llevaron cuando descubrieron que también ellos sufrieron de engaño en sus lugares de consumo! Lo del marlin no les sorprendió tanto, reconocieron que todos saben que casi nunca es marlin. – Cosa interesante porque quienes vamos a Mazatlán por marlin no lo teníamos tan claro. Pero saberse engañados al comer ceviche de sierra sí les partió el corazón.

Entre todo esto, en Oceana trabajábamos con nuestros aliados para construir una propuesta de trazabilidad (la capacidad de rastrear el pescado del barco al plato) que le sirviera a la autoridad pesquera para avanzar en la norma. Fue un arduo trabajo que presentamos de manera colectiva en octubre de este año. Pero volvimos a escuchar grillos…

Entonces, en noviembre presentamos los resultados de bacalao. Otra vez, mucha gente se enteró que ese bacalao que compran podría bien ser un tiburón en peligro. Que no sólo les ven la cara vendiéndoles producto más barato, sino que pudieran estar consumiendo especies completamente diferentes, muchas de ellas en riesgo.

Y ya en el cierre de año, recibimos una invitación para participar en una sesión de discusión sobre trazabilidad que llevará a cabo la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Esta reunión, que se celebrará al día siguiente de que lean este texto, tiene el potencial de ser un parteaguas en la colaboración entre organizaciones civiles, pescadores y diferentes actores de la pesca con el gobierno federal, para resolver uno de los pendientes más urgentes que tiene la pesca en México.

No hay forma de cantar victoria, sin embargo, hay indicios para pensar que el trabajo de un año, a través de la colaboración con otros actores y el involucramiento del público consumidor de pescados y mariscos puede representar la diferencia entre continuar teniendo peces en el mar.

No es momento de claudicar sino de seguir apretando, proponiendo y defendiendo lo que es nuestro, ¡los mares mexicanos!

* Renata Terrazas (@Renaterra_zas) lleva más de 10 años trabajando en organizaciones de la sociedad civil, se especializa en temas de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana. Actualmente es directora de campañas de transparencia en @OceanaMexico, organización internacional centrada en la conservación de los océanos; la protección y restauración de los mares del mundo, y en cambios de política pública para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.