¿Y tú qué hacías cuando devastaban el océano? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Atarraya
Por Oceana México
ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mare... ATARRAYA publica temas sobre océanos, diversidad marina, protección y restauración de los mares de México, así como temas de la agenda pública del sector pesquero nacional. Twitter: @OceanaMexico (Leer más)
¿Y tú qué hacías cuando devastaban el océano?
Necesitamos de más personas que exijan una cadena de valor en la comida del mar que respete la transparencia, los derechos de quienes se dedican a la pesca y que sea sustentable. Jamás lo lograremos si decides mirar hacia otro lado.
Por Renata Terrazas
4 de noviembre, 2020
Comparte

Esta pregunta la deberemos contestar en un futuro no muy lejano. Las siguientes generaciones, nuestros hijos e hijas, o quizá sobrinos, nos harán esa pregunta y tendremos que dar alguna respuesta.

Contamos con varias opciones. La primera y muy lamentable sería contestar que hicimos nada, que continuamos dándole la espalda al mar porque pensábamos que era tan grande y poderoso que nada lo afectaría. Quizá hayamos sabido que algo andaba mal, pero confiamos en que alguien más actuaría y lo salvaría.

Podremos contestar también que condenamos enérgicamente a quienes lo contaminaron, pero que la verdad, de un par de tuits no pasamos porque ¡qué flojera hacer algo más!

Seguro también diremos que nunca nos importó. Vimos los documentales de Cousteau y Attenborough y hasta chillamos, pero no pasamos de lamentarnos un rato y después continuamos con una vida negligente donde supusimos que todo se iba a resolver por sí solo… ¡fosfo, fosfo!

Foto: Carlos Aguilera / Oceana

Pocos serán los que respondan que actuaron y lucharon por defender a nuestra fuente principal de oxígeno en la primera línea de batalla contra el cambio climático.

Un menor número de personas podrán decir que exigieron que la contaminación plástica debía parar y que trabajaron para que sus legisladores crearan leyes que prohibieran la producción de plásticos innecesarios.

Los menos dirán que lucharon por cambios de política pública para evitar la sobreexplotación pesquera y los efectos negativos del turismo, que pelearon por áreas de conservación y que defendieron a las especies que se encontraban en riesgo por la actividad humana.

Vendrán nuevos gobernantes, diferentes partidos políticos, quizá hasta distintas fronteras; otras formas de organizarnos, de dirigir la economía y hasta de pensar la vida, pero el océano seguirá ahí y la necesidad de cuidarlo perdurará por generaciones.

Y entonces la pregunta fundamental es esta, ¿y tú qué hiciste para evitar la destrucción del mar?

Foto: Carlos Aguilera / Oceana

En Oceana trabajamos para responder esa pregunta, juntos. El trabajo que hacemos va acompañado de un esfuerzo por llegar a más personas y trabajar de la mano para que entre todas y todos logremos los cambios de política pública que necesitamos para proteger a los océanos.

Las amenazas que enfrentan los mares mexicanos son inmensas y en Oceana lo venimos señalando. Pero no para ser ave de mal agüero, sino porque queremos generar consciencia y conocer bien el problema para generar soluciones viables.

Estas amenazas vienen de todos lados y hoy ofrecemos algunas soluciones viables para detener el deterioro del océano y comenzar a restablecer su abundancia.

Sí, no pedir popote ayuda, pero es insuficiente. Nos urge reducir la producción de plásticos de un solo uso que se utilizan por segundos y duran años en el mar. Y no, reciclar es absurdo cuando en principio ese plástico no se debió producir.

Sí, aunque no lo creas, comer pescados y mariscos ayuda a proteger el ambiente, sobre todo si lo haces de manera informada. Necesitamos de más personas que exijan una cadena de valor en la comida del mar que respete la transparencia, los derechos de quienes se dedican a la pesca y que sea sustentable. Jamás lo lograremos si decides mirar hacia otro lado.

Y claro, México tiene un alto porcentaje de áreas marinas protegidas, pero la pregunta que debemos hacernos es si en verdad están protegidas o sólo lo dice un papel oficial.

Para todo esto te necesitamos. A ti, a toda tu fuerza y tus ganas de cambiar el futuro de nuestro planeta, para que cuando nos hagan esa pregunta, con orgullo respondamos que fuimos los que cambiamos la forma de hacer política y logramos revertir el deterioro ambiental.

* Renata Terrazas (@Renaterra_zas) lleva más de 10 años trabajando en organizaciones de la sociedad civil, se especializa en temas de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana. Actualmente es Vicepresidenta en @OceanaMexico, organización internacional centrada en la conservación de los océanos; la protección y restauración de los mares del mundo, y en cambios políticos en los países responsables de la mayor parte de los océanos para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.